eldiario.es

Menú

Patronales, CCOO y UGT proponen pactar las protestas del "paro de país" del 3-O sin llamar a la huelga general

Todos consideran que la respuesta a la agresión sufrida por la ciudadanía no ha de recaer exclusivamente sobre los trabajadores sino que corresponde al conjunto de la sociedad

- PUBLICIDAD -
Camil Ros, Javier Pacheco, Antoni Cañete y David Garrofé, en el acto en Plaça de Sant Jaume

Camil Ros, Javier Pacheco, Antoni Cañete y David Garrofé, en el acto en Plaça de Sant Jaume

Protestar sin llamar a la huelga general. Los líderes sindicales y las patronales de la pequeña y mediana empresa catalana han llamado este lunes a que trabajadores y direcciones secunden el "paro de país" convocado para este martes pactando las protestas en cada uno de los centros de trabajo. Sin embargo, todos ellos han remarcado que no se hace un llamamiento a la huelga general, como sí hacen los sindicatos minoritarios y partidos de izquierda como la CUP.

Así lo han explicado en la plaza Sant Jaume de Barcelona los secretarios generales de CCOO y UGT, Javier Pacheco y Camil Ros, y los responsables de la patronal de la pequeña y mediana empresa catalana (Pimec) y la confederación empresarial de Terrassa (CECOT), Antoni Cañete y David Garrofé, que han llamado a la protesta contra las acciones policiales de este domingo en Catalunya.

Sindicatos mayoritarios y patronales, así como el líder de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sànchez, han remarcado que las protestas deben tener un cariz ciudadano y no de enfrentamiento entre capital y trabajadores. Foment del Treball, la patronal de la gran empresa catalana, no se ha pronunciado sobre el paro.

"Nosotros no planteamos la acción del 3 de octubre como el clásico enfrentamiento entre capital y trabajo", ha explicado Pacheco justo después de participar en la concentración de repulsa a la violencia policial de la plaça de Sant Jaume de Barcelona. En ese lugar se han podido ver juntos a líderes políticos, como el president Puigdemont y la alcaldesa Ada Colau, y a representantes de patronales y sindicatos.

Pacheco ha dicho que la propuesta de realizar un "paro de país" se planta "como una respuesta proporcional a la agresión que se produjo el domingo en la votación". La respuesta a las "agresiones policiales", ha explicado Pacheco, la tiene que asumir la sociedad "en su conjunto", es decir, empresarios y trabajadores. "No todo debe recaer exclusivamente sobre los hombros de los trabajadores", ha recalcado.

Por lo tanto, los agentes sociales optan porque el 3 de octubre sea una jornada de actuaciones transversales. La recomendación es que en cada empresa dirección y trabajadores pacten las acciones a realizar. "Se trata de dar una respuesta ciudadana a la brutalidad policial del domingo, que ha afectado a ciudadanos que querían ejercer sus derechos cívicos. Esto no va de huelga general, sino que va de democracia y de denunciar las agresiones policiales", ha aseverado Camil Ros, de UGT.

No es una huelga general

Tanto Pacheo como Ros han diferenciado muy claramente el 3-O de lo que es una huelga general: un instrumento legítimo de la clase obrera para intentar cambiar aspectos en la relaciones laborales. Por contra, los agentes definen el 3-O como una acción colectiva contra la represión y en defensa de los derechos cívicos de la población catalana.

Esta consideración del 3-O por parte de CCOO y UGT difiere de la que plantean los sindicatos minoritarios, que sí creen en la jornada de este martes como una huelga general. La CGT, IAC, COS y la Intersindical–CSC, junto a otras asociaciones y partidos como la CUP, han convocado huelga general en Catalunya.

Las patronales también quieren pactar acciones

Por su parte, Antoni Cañete, cuya organización patronal, (Pimec) tiene clara su apuesta por el derecho a decidir, ha sido explícito y ha considerado que "las acciones a realizar se deben acordar conjuntamente" con los sindicatos. En este sentido, ha apuntado que una posibilidad bien vista por Pimec seria realizar paros de 1 hora en los centros de trabajo, aunque cada actuación concreta se debería acordar empresa por empresa”.

A su vez, Garrofé, de CECOT, ha afirmado: "Creemos que hay un gran malestar en una parte importante de la sociedad que se ha de canalizar". CECOT coincide que no es correcto hacer una huelga general, porque no se trata de un conflicto laboral, “pero entendemos que puede haber paros y comunicaremos a nuestros asociados que si los quieren hacer, que los consensúen”. CECOT asegura que acompañará a los empresarios "especialmente con información, porqué la situación varia muy rápidamente".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha