eldiario.es

Menú

Cospedal señala ya dos problemas para pactar con Ciudadanos

Asegura que la formación naranja "no quiere que el AVE llegue a Talavera" y "defiende volver a poner el impuesto de sucesiones", algo que ella no va a admitir "de ninguna manera".

Vuelve a arremeter contra "figuras mesiánicas" de la política, los "salvadores o salvadoras" que parecen tener la "solución perfecta para todo".

- PUBLICIDAD -
Cospedal: el objetivo fundamental es la bajada del paro a un ritmo del 6,5%

Foto: EFE

Ya hay dos problemas que la presidenta regional, María Dolores de Cospedal, ha señalado como inconvenientes para un hipotético pacto con Ciudadanos en Castilla-La Mancha. Preguntada al respecto, en el caso de que el PP no obtuviera mayorías suficientes para gobernar en esta comunidad, Cospedal se ha referido al hecho de que la formación que lidera Albert Rivera no quiera que el AVE llegue a Talavera de la Reina y que tenga intención, según dice, de reponer el impuesto de sucesiones y donaciones, algo que ha dicho que no admitirá.

En una entrevista con EFE, la también secretaria general del PP, sobre posibles pactos post-electorales ha advertido de que en el caso de Castilla-La Mancha ya habría "un primer problema". Y es que Ciudadanos, dice, "no quiere que el AVE llegue a Talavera de la Reina" o defiende "volver a poner el impuesto de sucesiones y donaciones" y eso ella no lo va a admitir "de ninguna manera".

Pese a todo, se ha mostrado reacia a hablar de pactos postelectorales, un asunto que "desde el punto de vista filosófico o de disquisición política puede quedar muy bien" pero que ella ve muy "complicado" en esta época previa a las votaciones. Los partidos con vocación de gobernar, reitera, deben aspirar a hacerlo con mayoría suficiente. Si eso no ocurre "ya veremos", añade, pero defiende que debe ser el partido más votado el que marque "la línea argumental" para gobernar.

Sobre las nuevas fuerzas políticas emergentes, Cospedal no se refiere explícitamente a Albert Rivera o a Pablo Iglesias, pero ha vuelto a censurar las nuevas "figuras mesiánicas" de la política, los "salvadores o salvadoras" que parecen tener la "solución perfecta para todo". "Gobernar es muy difícil y gobernar un país que estuvo en su crisis más profunda es todavía mucho más difícil", dice Cospedal, quien asegura desconfiar mucho de "éstos que vienen ahora y dicen que tienen la varita mágica" para resolverlo todo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha