eldiario.es

Menú

García-Page pide multar a administraciones que paralicen o “boicoteen” desaladoras

En el acto institucional con motivo del Día Mundial del Agua, el presidente de Castilla-La Mancha ha anunciado también la construcción de 556 depuradoras en 10 años

Este Programa Integral supondrá una inversión de 600 millones de euros y hasta 10.000 puestos de trabajo directos o indirectos

También ha propuesto incluir por consenso en el Estatuto de Autonomía una garantía mínima de agua para la comunidad autónoma

- PUBLICIDAD -
Una vista de la planta desaladora de Torrevieja

Batería de anuncios y propuestas en la intervención del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en el acto institucional celebrado en Albacete con motivo del Día Mundial del Agua. Uno de los más importantes ha sido la petición del jefe del Ejecutivo regional de multar o sancionar a todas aquellas administraciones que hayan paralizado o “boicoteado” el rendimiento al cien por cien de las desaladoras construidas en Levante. También ha adelantado la aprobación en próximas fechas de un Plan Integral de Depuradoras que incluye 556 intervenciones en los próximos diez años, hasta 2027, así como un impacto de unos 10.000 puestos de trabajo.

Al inicio de su discurso, García-Page ha dejado clara su intención de hacer un “planteamiento regional” del agua. Apelando al lema del acto ha recordado que “todos somos agua” y que se trata de una jornada que hay que celebrar particularmente en Castilla-La Mancha, donde este recurso es escaso y necesario.

“Para nosotros es un problema que debe centrar el debate más allá de los partidos políticos. Hemos metido muchos la pata en este tema en los últimos 40 años, por haberle dado color a un líquido que tiene que ser incoloro. No es presentable que nos estemos pegando todas las partes del país que no tenemos agua”, ha resaltado, en referencia a Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Murcia.

Page anuncia un Plan de Depuración de C-LM con 600 millones de inversión y 10.000 empleos

Dicho esto, ha resaltado que el acceso al agua potable está reconocido como un derecho con carácter universal, una premisa que ha hilado con las negociaciones actuales para la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. Concretamente, ha pedido que en los próximos meses los partidos políticos de la región -“sin meternos el dedo en el ojo”-, retomen el camino del consenso para incluir en este texto un mínimo de agua garantizada, como tienen otros textos autonómicos. Según ha afirmado, en esta ocasión no se incluirá una fecha de caducidad en el trasvase Tajo-Segura, que fue lo que provocó que la anterior reforma estatutaria no saliera adelante, sino el “máximo rango posible” de recursos hidrológicos para la comunidad autónoma.

También ha apostado por implantar en el sistema educativo esta defensa del agua, mediante la inclusión en los libros de texto y otros documentos una pedagogía sobre su escasez y necesidad de conservación. “Somos la región que más obligada está a hacerlo”, ha remarcado, incidiendo igualmente en la exigencia de educar en “devolverla limpia”.

Depuradoras y desaladoras

En este punto ha incluido su anuncio sobre el futuro Programa Integral de Depuradoras, uno de los “más ambiciosos”. Ha cifrado la inversión pública en 600 millones de euros, subrayando que con ello Castilla-La Mancha se gastará más que el Estado en toda España en el mismo periodo. “Estamos dispuestos a dar ejemplo sobre la gestión responsable del agua. Limpiar la que usamos no es un problema de la generación de hoy, es un problema moral, de la solidaridad que hay que tener con los que vienen después”.

Además, Emiliano García-Page ha reiterado su deseo de llevar a cabo antes del verano un conjunto de reuniones con los dirigentes de Murcia y Comunidad Valenciana para conseguir un acuerdo “que si no se consigue entre nosotros, no lo van a hacer en Madrid, que solo están pensando en votos, unos y otros”. Ha dicho buscar un consenso “desde la dificultad, pero nunca desde la humillación”, ya que “nos pondremos de acuerdo si estamos al mismo nivel”.

Y en último término, tras señalar que no quiere que en ningún momento se acuse a Castilla-La mancha de “maltrato ecológico”, ha dicho, sin mencionar a nadie explícitamente, que “algunos sí que van a tener apuros para justificar sus desarrollos urbanísticos”. “Rechazo por completo, y exigiremos responsabilidades por el hecho de que en España se hayan gastado 550 millones de euros en desaladoras para que no haya problemas de agua en levante, y estas no estén en marcha”.

“El agua lejana que no podemos usar tiene que ponerse en marcha y si hay administraciones que se niegan, que las bloquean y boicotean su uso, tendrían que pagar para compensar al conjunto de los españoles que las han sufragado”, ha apostillado. Finalmente, ha querido parafrasear al expresidente José Bono al afirmar: “estamos obligados a cuidar de nuestros recursos naturales, no como una herencia de nuestros padres, sino como un préstamo a nuestros hijos, y que al menos se los dejemos como lo hemos encontrado”.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha