eldiario.es

Menú

La "desesperación" de 400 familias tras paralizarse la acogida de niños saharauis

Afirman que la Delegación del Gobierno exige certificado de delitos sexuales y ha cambiado todos los modelos de documentación sin apenas antelación

Cientos de niños están esperando en el aeropuerto de Tinduf a que se resuelvan sus visados

Se trata de un conflicto que se ha dado en todo el país, pero que ya se ha solucionado en regiones como la Comunidad de Madrid

- PUBLICIDAD -
Niños saharauis. Foto: Ayuntamiento de Sonseca

Niños saharauis / Foto: Ayuntamiento de Sonseca (Toledo)

La polémica en todo el país por la paralización de la puesta en marcha del programa ‘Vacaciones en paz’ para acogida de niños procedentes de los campos de refugiados saharauis, ha estallado también en Castilla-La Mancha. Alrededor de 400 familias castellano-manchegas están a la espera de que la Delegación del Gobierno y las subdelegaciones resuelvan los informes favorables para permitir el visado de los niños, tras cambiarse los requisitos y los modelos de documentación que deben rellenar. El problema: las nuevas indicaciones se publicaron el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado día 18 de junio y los primeros vuelos previstos desde el aeropuerto de Tinduf (Argelia) estaban previstos para el pasado lunes, día 20.

La situación, por tanto, se ha vuelto “desesperada” para estas familias castellano-manchegas. Según ha detallado a eldiarioclm.es una de las familias fue a mediados de junio cuando el Consejo de Ministros aprobó los trámites para realizar los visados del programa ‘Vacaciones en paz’, pero hasta su publicación en el BOE no se hizo oficial el cambio de requisitos. Entre estos últimos, nuevos modelos de documentación y la obligación de que las familias de acogida presenten certificado de delitos sexuales propios y de todos los mayores de edad que vayan a convivir con los niños acogidos.

“Imposible con tan poca antelación”, apuntan desde las familias. Primero hay que presentar toda esa nueva documentación ante la Delegación del Gobierno, que debe tramitar después el informe favorable para cada una de las familias y posteriormente el global para todo el programa. Hasta que ese trámite no se produzca, el Consulado español en Argel no puede dar el visto a los visados. Teniendo en cuenta que los primeros vuelos estaban previstos para el día 20, la consecuencia ha sido su paralización y “cientos de niños esperando en Tinduf”.

Estos vuelos fueron organizados por la Delegación Saharaui en Castilla-La Mancha contando con que los trámites serían los mismos que en años anteriores. “No se puede consentir. Ahora, es imposible movilizar a 400 familias en tan poco tiempo y el caos es absoluto. No sabemos plazos, no sabemos cuánto se va a tardar, nos piden documentos de un día para otro y la situación es terrible”, detallan.

El problema está afectando a las familias madrileñas de acogida

El cambio de requisitos ha afectado a todo el país, y por el momento ya se ha solucionado en la Comunidad de Madrid donde la movilización de las familias ha hecho que finalmente la Delegación del Gobierno dé el visto bueno al programa. A la capital ha llegado un primer vuelo, pero sucede que otro posterior era compartido por niños que acudían a Madrid y otros que acudían a Castilla-La Mancha, y que ha sido retrasado. “Esto está afectando por tanto a familias madrileñas de acogida, cuando allí ya se ha resuelto el problema. Es inhumano e inmoral”.

Por el momento, desde la delegación saharui y desde las asociaciones se está pidiendo calma a las familias, pero estas han decidido convocar una manifestación urgente este viernes ante la Delegación del Gobierno en la Plaza de Zocodover de Toledo. Quieren protestar por este “maltrato” por parte de la Administración contra las personas que llevan años trabajando en el proyecto y que está afectando, sobre todo, a los niños saharauis que acuden a España para disfrutar de vacaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha