eldiario.es

Menú

La investigación del accidente de Los Llanos divide a autoridades civiles y militares

El caso debería ser llevado por la autoridad militar de Valencia; sin embargo la instrucción la ha comenzado el juzgado de Albacete.

La juez militar supervisó los primeros días vía telefónica, pero el Ministerio de Defensa le exige ahora que asuma el caso.

- PUBLICIDAD -
Rajoy expresa su pesar por las víctimas del accidente de avión de Albacete

Foto: EFE

La investigación por el accidente aéreo que ha dejado esta semana 11 muertos y cerca de dos decenas de heridos en la base aérea de Los Llanos en Albacete está actualmente enfrentando a las autoridades militares y civiles por quién debe hacerse cargo de la instrucción del mismo. Al ser una base militar todo indica que quien debe llevar el caso es la autoridad de este rango, que está en Valencia ya que Albacete pertenece a su área militar; sin embargo en la práctica todo el proceso lo está llevando a cabo la jueza del juzgado de instrucción número 2 de Albacete, un juzgado civil.

No obstante este juzgado ha actuado siempre con la supervisión y diligencias encargadas por la juez encargada del Juzgado Togado Militar número 13 de Valencia, que para no desplazarse a la zona habría controlado vía telefónica el asunto dejando el trabajo de campo a sus "colegas" albaceteños.

Ahora la situación es que ambos juzgados quieren hacerse cargo del caso: por un lado el juzgado de Albacete considera que son los que están llevando el caso desde el minuto 1 y que deben seguir con él. Pero la orden del Ministerio de Defensa a la jueza militar de Valencia ha sido clara: debe asumir el caso inmediatamente y en persona, es decir, que se acabó el trabajar vía telefónica a distancia. Como accidente militar, el juzgado militar es el que debe hacerse cargo de él, lo que no quita que las autoridades judiciales locales de Albacete puedan colaborar en el caso si es necesario, pero siempre a expensas de Valencia.

Además el asumir ese caso, que se encuentra bajo secreto de sumario, debe ser de manera inmediata y en persona. Algo que ha sentado muy mal en el juzgado de Albacete que considera que ha hecho el "trabajo sucio" para que ahora las autoridades militares encuentren una causa ya comenzada, con informes realizados y primeros documentos técnicos disponibles. El caso actualmente está pendiente de la recepción de los resultados de las autopsias de los once militares muertos así como del informe técnico de los trabajadores de campo que han analizado el estado de la aeronave estrellada así como su historial de mantenimiento y fallos.

El juzgado de Albacete se ha encargado de las primeras investigaciones en la pista donde sucedió el accidente, de las autopsias, inhumación y traslado de los cuerpos a sus respectivos países y manteniéndose en contacto con los cargos judiciales internacionales, especialmente de Francia, para proceder a sus peticiones (así se ha hecho con el traslado de los fallecidos de este país, que celebrará una misa en su homenaje esta semana con la presencia de François Hollande, presidente de la república francesa). También trabajan en saber qué desencadenó el accidente.

La teoría que se maneja actualmente es que fue un error técnico/mecánico del caza F-16 griego que intentaba despegar el causante del accidente. Esa avería hizo al avión perder potencia en pleno despegue, entrar en pérdida y perder el control. Los pilotos del mismo intentaron eyectarse casi inmediatamente al detectar la inminente caída, como se ha demostrado ya que la cúpula de protección de la cabina estaba desprendida y lanzada lejos de los restos, demostrando que intentaron escapar sin éxito. Ya sin control, el caza rotó unos 45 grados hacia uno de sus lados estrellándose.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha