eldiario.es

Menú

Un juez de Talavera condenado por prevaricación al favorecer a un amigo en un juicio

El magistrado Fernando Presencia, conocido por denunciar una supuesta trama corrupta en los juzgados talaveranos y una supuesta extorsión de Manos Limpias, ha sido condenado a pagar 3.600 euros e inhabilitado para ejercer durante diez años

Entre sus polémicos 'antecedentes' hay una multa por una "falta muy grave" al cobrar por un máster sin pedir la compatibilidad o suspender varios juicios para acudir a otro en el que se dirimía su divorcio.

- PUBLICIDAD -
Fernando Presencia, foto por Confilegal.com

Fernando Presencia, foto por Confilegal.com

La Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha condenado al magistrado Fernando Presencia Crespo como autor de un delito de prevaricación del artículo 446.3º del Código Penal, "por haber dictado una resolución injusta y a sabiendas" en el ejercicio de sus funciones jurisdiccionales al frente del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción nº 2 de Talavera de la Reina (Toledo).

Dicha resolución, según la sentencia que hoy ha hecho pública el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, fue dictada por el magistrado para favorecer al imputado en una causa de su juzgado con el que mantenía una relación de amistad. La Sala de lo Civil y Penal condena a Fernando Presencia a una multa de 12 meses con una cuota de 10 euros diarios (3.600 euros) y a la inhabilitación durante 10 años para el cargo de juez o magistrado, con pérdida definitiva del cargo que ostenta, así como con la incapacidad para obtener durante el tiempo de la condena cualquier empleo o cargo con funciones jurisdiccionales o de gobierno dentro del Poder Judicial, o fuera del mismo.

Los hechos probados de la sentencia recogen que el magistrado, durante la tramitación de unas diligencias previas abiertas en su juzgado por delitos de lesiones imprudentes y omisión del deber de socorro, en un supuesto atropello de un peatón y posterior fuga ocurrida en Talavera de la Reina, acordó (oralmente y a posteriori a través de Auto) el sobreseimiento provisional del delito de omisión del deber de socorro, y el sobreseimiento libre y transformación a falta por las lesiones imprudentes. Y lo hizo, según recoge la sentencia, sin haber practicado las diligencias de prueba solicitadas, hasta en tres ocasiones, por la parte denunciante. En concreto la declaración de un testigo presencial del supuesto atropello y el conocimiento del atestado de la Policía Local.

La Sala señala en su sentencia, que el magistrado Fernando Presencia actuó de este modo, no porque creyera que era lo que procedía conforme a derecho, sino "para favorecer al imputado en el procedimiento", con el que, dice la Sala, se ha acreditado una estrecha amistad a la vista de las declaraciones practicadas en el juicio celebrado por la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha. Contra esta sentencia cabe recurso de casación ante el Tribunal Supremo.

Un polémico juez

El magistrado que ahora ha sido condenado era titular del  Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción número 2 de Talavera de la Reina y es conocido porque fue quien denunció un presunto "pelotazo urbanístico" en la localidad toledana de Pepino y también quien se querelló contra el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, Vicente Rouco.

Además, Presencia había narrado ante la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, en Madrid, un intento de extorsión por parte de Manos Limpias que le habría exigido dinero para continuar la causa en los tribunales contra la supuesta trama de corrupción en los juzgados talaveranos.

El polémico juez,que fuera magistrado de lo Mercantil en Valencia fue "desterrado" por el Tribunal Supremo al juzgado de Talavera, según el periódico levante-emv.com, y había sido condenado a pagar 3.000 euros como autor de una falta muy grave por su intervención en la organización de un máster que él mismo diseñó y cobró derechos correspondientes sin que hubiera solicitado la necesaria compatibilidad de funciones para hacerlo.  También llegó a ser multado con  2.000 euros por suspender hasta cinco juicios para desplazarse hasta Valencia, sin permiso, y asistir a la vista de su divorcio. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha