eldiario.es

Menú

ConsumoClaro ConsumoClaro

Seis ideas para regalar vinos por Navidad y quedar como un sumiller

Para muchas personas un buen vino tinto puede suponer un regalo que colme sus expectativas.

- PUBLICIDAD -
Foto: Ima.ca

Foto: Ima.ca

Este contenido es posible gracias a  Decántalo Lee nuestra política de patrocinios

Foto: Decántalo

Afortunadamente los vinos son cada vez más apreciados en nuestro país, no solo como producto de consumo sino también como objeto de gran estima. Los buenos aficionados aprecian el regalo de un buen vino con significado y excepcional tanto o más que cualquier otro detalle. Sin necesidad de ir al extremo de gastarse un dineral en un caldo único, podemos acertar también si sabemos regalar el vino indicado a los gustos de cada persona. Todavía quedaremos mejor si se lo ofrecemos en un formato que dé el carácter extraordinario que merece el regalo.

A continuación se exponen seis ideas para regalar un buen vino tinto de modo que el destinatario quede plenamente satisfecho y a la vez nosotros realcemos nuestra reputación como sumiller, es decir expertos en vinos.

1. Regala un buen Rioja

La denominación de origen Rioja es un valor seguro si nos vamos a los vinos criados y de prestigio. En esta gama están muchos de los mejores vinos de España, y también del mundo, procedentes de las bodegas más prestigiosas e internacionalmente reconocidas. Además, no es necesario gastarse un dinero para regalar un Rioja de primera; si se busca bien se pueden encontrar vinos con una relación de calidad precio excepcional.

Por ejemplo, podemos optar por La Montesa, un Rioja diferente, con elementos propios de otras tierras más mediterráneas gracias a la experiencia de su creador, Álvaro Palacios, que pasó muchos años en Tarragona levantando la denominación de origen Priorato hasta hacerla internacionalmente reconocida. Otro Rioja con carácter propio y único es el Dalmau Reserva, de las bodegas Marqués de Murrieta. Se trata de un tinto de rango alto que no dejará indiferente a quien lo pruebe. Otros ejemplos que seguro nos dejarán en buen lugar son el Rioja Alta 904 Gran Reserva y el Marques de Riscal 150 Aniversario.

Foto: Wikimedia Commons

Foto: Wikimedia Commons

2. El Ribera del Duero es una apuesta segura

Ribera del Duero es la otra gran denominación de origen que destaca en España, también con vinos de gran personalidad gracias al carácter del tempranillo, la uva que los caracteriza. Bajo esta denominación se elaboran los Vega Sicilia. Sin querer ser tan espléndido, tenemos opciones a coste asequible como Pruno 2013, un vino con una calidad espectacular para un precio de chollo. Robert Parker le otorga 93 puntos. Otro chollo es el Pago de Carraovejas Crianza 2013. Y si queremos apuntar más alto podemos optar por el Hacienda Monasterio Reserva Especial

3. Los tintos de reserva son valor seguro

Un vino tinto reserva garantiza una serie de características dadas por la crianza en barrica de roble y el asentamiento en botella durante al menos 18 meses. No siempre este proceso de elaboración asegura un buen resultado, salvo si se habla de los Rioja y los Ribera del Duero, los grandes vinos de España con los que siempre acertaremos. Cune Reserva 2011 puede ser una solución para quedar bien por poco dinero. Si queremos subir un poco más la apuesta podemos regalar un Viña Ardanza 2007, y con Alión 2012, al que Robert Parker le da 95 puntos, quedaremos como unos campeones.

Foto: Dpotera

Foto: Dpotera

4. Con un gran reserva nos luciremos

El vino gran reserva es un vino que ha pasado un proceso de cinco años de crianza, uno y medio de ellos en la barrica de roble, cogiendo glicéridos y el gusto a tostado que caracterizan su sabor redondo, suave y a la vez profundo, como de tabaco o cuero. Al haber pasado tanto tiempo en botella, tendrá posos que habrá que decantar, por lo que no está de más regalar un buen decantador.

Tres buenos ejemplos de gran reserva son Hacienda Lopez de Haro Gran Reserva, Muga Prado Enea Gran Reserva 2006 y Valbuena 5º Año. Los dos últimos son excepcionales porque son auténticos chollos, ya que por en el primer caso por menos de 50 euros podemos regalar vinos a los que Robert Parker otorga 96 puntos. En el segundo, estamos hablando de un Vega Sicilia al que la Guía Peñín otorga 98 puntos, una de sus máximas calificaciones, por menos de 100 euros. 

Foto: Decántalo

Foto: Decántalo

5. No descartemos la caja regalo

El vino en formato regalo tiene la ventaja de que nos permite lucirnos dos veces; una por la calidad del vino y otra por el empaque y la apostura que suele tener el continente, siempre elaborado con lujosos materiales. Así, regalaremos algo bueno y bonito y causaremos impresión. Tres propuestas en este sentido pueden ser una caja de Marqués de Riscal Reserva Estuchado, la Palacios Remondo La Montesa que incluye un Decantador, o Colección Matsu estuchada.

Foto: Marqués de Murrieta

Foto: Marqués de Murrieta

6. El formato magnum es ideal para estas fiestas

Puede que te parezca una exageración comprar vino en botella magnum, es decir de litro y medio, el doble de una botella normal. Pero el día en que tengas una cena con familiares o amigos y te pases la velada descorchando, lamentarás no haber apostado por este tamaño. Es perfecto para eventos y comidas familiares como la Nochebuena o la Navidad, donde el vino vuela de un lado al otro de la mesa y siempre parece que hay poco. Regalando en este tamaño te aseguras de que si la botella se abre durante la comida, habrá para todos. Tres recomendaciones son Sierra Cantabria Crianza Magnum, Marqués de Riscal Reserva Magnum y Aalto Magnum

- PUBLICIDAD -