eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

Un joven Hércules compite con el remake de Oldboy y la ninfómana de Lars

Llega a la cartelera, con mucha menos expectación, la segunda entrega de Nymphomaniac que se bate en duelo con un Hércules vigoréxico, la entrega yankee de Old Boy y la deliciosa ¿Qué hacemos con Maisie?

- PUBLICIDAD -
Old Boy de Spike Lee

Old Boy de Spike Lee

Old Boy

Director: Spike Lee

Intérpretes: Josh Brolin, Samuel L. Jackson, Elizabeth Olsen y Sharlto Copley

País: EE.UU

En V.O:   Old Boy

Hollywood pensó que había descubierto el nuevo mundo cuando empezó a hacer adaptaciones de adaptaciones. Una metonimia cinematográfica que parte con la ventaja de que puede adivinar su éxito en base al que haya tenido su predecesora. Esto es lo que ha ocurrido con la nueva cinta del director de Plan Oculto, que recupera un producto más que solvente. El gigante del séptimo arte redirige sus focos hacia el cine asiático, concretamente al taquillazo de Park Chan-Wook. Si además el material base es un cómic multipremiado, han comprado un boleto seguro.

Josh Brolin toma el relevo a  Choi Min-Sik en la interpretación de la venganza personificada. Aparte de sus perturbaciones internas, pocas similitudes más podemos establecer entre nuestros homólogos protagonistas. A pesar de las diferencias entre el chiflado coreano y el sosegado estadounidense, ninguno encuentra dificultad en ir repartiendo justicia a golpe de martillazo.


Hércules: El origen de la leyenda

Director: Renny Harlin

Intérpretes: Kellan Lutz, Liam McIntyre, Scott Adkins, Roxanne McKee y Liam Garrigan

País: EE.UU

En V.O:  The Legend of Hercules

Los orígenes son la asignatura pendiente del director de El Exorcista: el comienzo. Ni en esta ni en la que nos ocupa defiende en condiciones las excusas para lucrarse con una forzada precuela. Pretendiendo acercarse al género peplum de Gladiator, esta cinta se encuentra a caballo entre un Furia de titanes sin sangre y un Crepúsculo de forzudos. Una tierra de nadie que ha costado millones de dólares para que la crítica internacional la haya tildado de "film de serie B". Eso tiene que escocer. 

En cuanto a nuestro mitológico y vigoréxico protagonista, podríamos hacer un artículo parecido al de Ryan Gosling exponiendo cómo Kellan Lutz hace de Kellan Lutz. Pero sería especialmente difícil, ya que carece del carisma del actor canadiense y de expresión facial. Aunque quien piense que esto no puede ir a peor, que espere a julio y al casposo Hércules encarnado por 'The Rock'.


Nymphomaniac. Parte 2

Director: Lars von Trier

Intérpretes: Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgård, Stacy Martin y Shia LaBeouf

País: Dinamarca

En V.O:  Nymphomaniac. Volume II

Las provocaciones del excéntrico Lars culminan con el no tan esperado broche de oro a su alarde más mayúsculo. Ya se ha escrito y dicho todo lo que se podía decir y escribir de las cinco horas de sexo ofrecidas por el artífice de  Melancolía y  Anticristo. Carteles, trailers,  declaraciones de los actores porno y no porno, misterio y cortafuegos para la crítica y prensa especializada. Así se ha asegurado la expectación  el retratista de los demonios internos e inteligente camorrista de las alfombras rojas.

Y como en esta ocasión un fotograma vale más que mil palabras, queda ir a rematarla a la sala de cine, conformarse con las explícitas imágenes que von Trier ha ofrecido con cuentagotas o leer las múltiples entrevistas de aquí y de allá. En esta ocasión se parte con la desventaja de no contar con ese halo de misticismo que rodeaba la primera entrega. Aunque a su favor diremos que la crítica ha agachado las orejas y ha admitido que es mucho más que "porno blando".


¿Qué hacemos con Maisie?

Directores: Scott McGehee Y David Siegel

Intérpretes: Julianne Moore, Steve Coogan, Onata Aprile, y Alexander Skarsgård

País: EE.UU

En V.O:  What Maisie Knew

Aunque las marquesinas de los autobuses y las salas más grandes acojan de forma prioritaria a los tres estrenos anteriores, nosotros dejamos lo mejor para el final. Esta es una joya escondida tras un cartel  indie y un título poco sugestivo. Pero la pareja de directores ya cuenta con el aval del público del festival de Toronto de 2012. De esta forma se alzan como expertos en reflejar las crudas realidades de la clase media con ese punto de surrealismo alejado del género documental. 

Este carácter surrealista se reconoce en la presencia de actores atractivos, Julianne Moore y la excéntrica historia de la madre cantante de punk. La cinta sigue la línea de la española Ismael, pero sin esa sobrecarga melodramática. Una metáfora de los sedimentos que dejan las irresponsabilidades de los adultos en la vida de la gente menuda. Toca la fibra sensible sin llegar a provocar la quiebra en el mercado de pañuelos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha