eldiario.es

El final alternativo de 'El Resplandor' que Kubrick destruyó

Una entrevista al productor y una de las guionistas arroja luz sobre las múltiples opciones que manejó Kubrick para terminar la película

Una de las escenas finales eliminadas para siempre se produce en el hospital, con Wendy, Danny y un tercer protagonista que no es lo que parece

- PUBLICIDAD -
Jack Nicolson en la escena en la que aparece congelado en el laberinto del hotel

Jack Nicholson en la escena en la que aparece congelado en el laberinto del hotel

El Resplandor, una de las películas más icónicas de Stanley Kubrick y obra maestra del cine de terror, no terminaba exactamente como termina. Los críticos que tuvieron oportunidad de verla en el preestreno en Nueva York en 1980 asistieron a la proyección de una corta y enigmática escena que luego no se incluyó en la versión final y que nadie volvería a ver jamás.

Kubrick era inflexible en cuanto al material no utilizado y cualquier escena que no se incluyera en la versión definitiva tenía que ser destruida. Así que de este final alternativo solo queda el guion y unas fotografías polaroid que tomó Vivian, hija de Stanley Kubrick, que se encuentran en el archivo de la Universidad de las Artes en Londres.

En la escena que describe el guion, y tal como se puede apreciar en las fotografías, Ullman, el gerente del Hotel Overlook, va a visitar a Wendy y Danny que se encuentran hospitalizados después de la pesadilla que vivieron en hotel, donde Jack Torrance, el padre de familia interpretado por Jack Nicholson, pierde la cabeza e intenta asesinarlos antes de morir congelado en el jardín-laberinto.

Ullman explica a Wendy que las investigaciones sobre lo ocurrido en el hotel maldito han concluido y que no se ha encontrado nada que explique las vivencias sobrenaturales que narran. Tampoco hay rastro del cuerpo congelado de Jack, que se mostraba en la película en un plano previo. 

Ullman invita amablemente a Wendy a que vaya con Danny a pasar unos días a su casa en Los Ángeles. Y justo cuando el espectador podría pensar que todo lo que había ocurrido en el Overlook en realidad no ocurrió, Ullman vuelve a la habitación de Danny y le lanza la pelota de tenis. La misma pelota amarilla que fue tirada al pasillo donde estaba el pequeño por una fuerza sobrenatural desde la habitación 237. "Oh, Danny, se me olvidaba darte esto"- dice Ullman lanzándole la bola-. "Te veo mañana". Ullman se va y el plano se mantiene sobre Danny.

A continuación viene el plano de cierre, que sí se conserva en la versión final de la película, con ese enigmático zoom sobre una fotografía imposible en blanco y negro en la que se ve a Jack Torrance en un baile celebrado en el hotel... en 1921. 

Estas páginas del guion vieron la luz hace varios años y  se pueden consultar en la web The Overlook Hotel junto a las fotos polaroid, pero ahora vuelven a ser redescubiertas gracias a una entrevista al productor de la película  Jan Harlan y a la guionista Diane Jackon en Entertaiment Weekly, donde explican los cambios en el final.

Según relata Harlan, Kubrick tenía claro desde el principio que haría cambios respecto a la historia original en la que se basaba, la novela de Stephen King. No le gustaba que terminara con un fallo en la caldera que hacía que todo el hotel saltara por los aires con Jack dentro y madre e hijo a salvo en el exterior. No fue el único cambio, de hecho El resplandor más que una adaptación es una reimaginación de la novela de Stephen King.

Kubrick era partidario de que alguien tenía que morir. Así que otro de los múltiples finales que se contemplaron para la película fue que muriera Danny. También que Halloran, el bueno de la historia, se volviera malo de la película al ser poseído por el espíritu del hotel.

La escena del hospital fue eliminada, junto a otras partes de la película que daban pistas sobre la posesión de Jack, porque según Harlan, la Warner pidió que se recortaran algunos minutos ya que era muy larga. 

El productor explica que la escena borrada abre la reflexión en torno a las presencias fantasmagóricas de la película. ¿Era Ullman una presencia fantasmal desde el principio? Es otra de las preguntas que Kubrick no respondió y que convierten a El resplandor en un laberinto que encierra enigmas apasionantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha