eldiario.es

Menú

Cultura & tecnología

El director de los Teatros del Canal de Madrid dimite por "la brutal violencia" el 1-O

Àlex Rigola ha publicado una carta abierta donde reconoce no ser "ni independentista" ni estar "a favor de este referéndum"

El director de los Teatros del Canal explica que "necesito hacer todo lo que pueda para mostrar mi total repulsa a los actos violentos que llegan del Gobierno del Estado"

"He llorado y me queda todavía mucho por llorar"

- PUBLICIDAD -
Àlex Rigola deja los Teatros del Canal de Madrid por la actuación policial el 1-O

Àlex Rigola EFE

El director de escena Àlex Rigola ha presentado su dimisión como director de los Teatros del Canal de la Comunidad de Madrid por la "brutal violencia" en el referéndum de este domingo, ha anunciado en una carta abierta publicada en su Facebook.

"No soy ni independentista ni estaba a favor de ese referéndum", explica en el texto el que cuenta que, igual que las detenciones del 20 de septiembre le llevaron a votar, la violencia del domingo le ha llevado a pedir la dimisión.

Rigola (1969) ha sido director del Teatre Lliure de Barcelona desde marzo de 2003 hasta 2011. Ha dirigido obras en Alemania, Austria, Colombia, Bosnia o Chile, entre otros y, desde 2010, se encuentra al frente de la sección de teatro de la Bienal de Venecia. También ha llevado a escena algunos clásicos como   La gata sobre el tejado de Zinc de Tenesse Williams o  Las  Troyanas, del dramaturgo griego Eurípides.

La violencia, los motivos

Rigola explica, entre los motivos, "la brutal violencia ejercida el pasado domingo 1 de octubre a los ciudadanos catalanes, ordenada por el mismo partido que gobierna la Comunidad de Madrid y la defensa de estos hechos, hacen que haya presentado mi dimisión como director artístico de los Teatros del Canal".

El director de escena agradece a la Comunidad "la posibilidad que me ha dado y al Consejero de Cultura su mano tendida y su comprensión". Se deshace en elogios hacia Jaime de los Santos, responsable de Cultura elegido por Cristina Cifuentes en julio del 2015 y "Laura, María, Rubén, Daniela, Ruperto, Pedro y tantas personas que trabajan para la Comunidad".

Rigola habla de su amor por Madrid -"me gustan sus calles y su gente"-, una ciudad donde se ha sentido "siempre bien tratado y dos de mis mejores amigos viven en ella". Sin embargo, se muestra contrariado ante la situación catalana, y decepcionado: "es solo que, con tristeza, necesito hacer todo lo que pueda para mostrar mi total repulsa a los actos violentos que llegan del Gobierno del Estado".

"Un artista (siempre tengo dudas de si lo soy) creo que tiene que ser consecuente tanto en la vida como en los escenarios. No vale mantener un discurso en la escena y después no aplicarlo en la calle. Uno puede equivocarse, pero lo que no puede hacer, como decía Bolaño, es apartar la mirada conscientemente", continúa Rigola, que se despide diciendo que ha "llorado" y que todavía "me queda mucho por llorar".

"Respeto" desde la Consejería

Jaime de los Santos, recién nombrado consejero de Culura y Turismo de la Comunidad de Madrid, asegura a eldiario.es es que "respeta absolutamente su decisión" aunque "no la comparta". 

De los Santos ha lamentado que "una persona de su valía" abandone los Teatros del Canal y ha asegurado que Rigola le transmitió su intención de "poner a mi disposición su tiempo para que la transición fuera lo más fácil posible". 

El consejero no ha querido entrar a valorar las palabras del hasta ahora director artístico de los Teatros del Canal y sobre el futuro del centro ha señalado que la comisaria de artes escénicas Natalia Álvarez Simó "se verá acompañada en un tiempo prudencial por un nuevo director o directora", aunque ha negado que de momento tengan ningún nombre en mente.

Santos ha querido hacer "un llamamiento a la calma para recuperar la convivencia" y ha señalado que "la cultura debe ser un lugar para el entendimiento".

La carta de dimisión de Àlex Rigola

Yo pasaba por aquí. 

Soy un artista que ha trabajado como director y programador en equipamientos públicos con una gran variedad de colores políticos. Nunca he pensado que aceptar un cargo en un teatro o un festival implique la pertenencia política al partido que gobierna y, aunque parezca increíble, así me lo han demostrado todas las personas con las que he tenido que tratar en estos últimos veinte años.

Al grano: No soy ni independentista ni estaba a favor de ese referéndum. Pero igual que las detenciones del 20 de septiembre me hicieron ir a votar, la brutal violencia ejercida el pasado domingo 1 de octubre a los ciudadanos catalanes, ordenada por el mismo partido que gobierna la Comunidad de Madrid y la defensa de estos hechos, hacen que haya presentado mi dimisión como director artístico de los TEATROS DEL CANAL al Consejero de Cultura. Hemos pactado conjuntamente que, para no interferir en el buen funcionamiento del teatro, la dimisión se hará efectiva antes de que termine la temporada, dejando programada la próxima.

Agradecer a la Comunidad la posibilidad que me ha dado y al consejero de Cultura su mano tendida y su comprensión. Te quiero Jaime de los Santos. Pocas veces uno se encuentra a un político tan interesado, con esa capacidad de trabajo y con tanta sensibilidad por la cultura como tú. Hago extensivo este agradecimiento a Laura, María, Rubén, Daniela, Ruperto, Pedro y tantas y tantas personas que trabajan para la Comunidad. Natalia, no te dejo sola, este viaje está encaminado y estoy seguro que encontraréis nuevos marineros para continuarlo. Un abrazo de corazón para el personal de los Teatros del Canal.

Me gusta esta ciudad. Madrid. Me gustan sus calles y su gente. Me he sentido siempre bien tratado y dos de mis mejores amigos viven en ella. Es solo que, con tristeza, necesito hacer todo lo que pueda para mostrar mi total repulsa a los actos violentos que llegan del Gobierno del Estado. Un artista (siempre tengo dudas de si lo soy) creo que tiene que ser consecuente tanto en la vida como en los escenarios. No vale mantener un discurso en la escena y después no aplicarlo en la calle. Uno puede equivocarse, pero lo que no puede hacer, como decía Bolaño, es apartar la mirada conscientemente. Así que este es mi pequeño acto a lo bonzo. He llorado y me queda todavía mucho por llorar. Si a alguno le interesa mínimamente esta performance solo le pido una cosa de lo que está sucediendo: DUDA, la información llega muy contaminada.

Con permiso de todos, después de esta actuación no saldré a saludar. Estoy demasiado triste. No habrá declaraciones ni cóctel a la salida.

Àlex Rigola.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha