eldiario.es

Menú

DESALAMBRE

Internos del CIE de Barcelona denuncian agresiones y "vejaciones racistas" policiales

Tanquem els CIE e Iridia han presentado este miércoles una denuncia por las supuestas agresiones y "vejaciones racistas" policiales recibidas por un grupo de internos el pasado jueves en el CIE de Zona Franca

"Nos hicieron desnudarnos completamente y una vez desnudos nos obligaron a hacer una sentadilla para humillarnos y nos golpearon con nuestras propias zapatillas", dice uno de los internos en el escrito

- PUBLICIDAD -
CIE de Zona Franca, Centre d'Internament d'Extrangers

CIE de Zona Franca, Centre d'Internament d'Extrangers SANDRA LÁZARO

Las organizaciones Tanquem els CIE y el Centro para la Defensa de los Derechos Humanos ( Iridia) han presentado este miércoles una denuncia ante el Juzgado de Guardia por las supuestas agresiones policiales recibidas por un grupo de internos en el CIE de Zona Franca el pasado jueves.

Durante la tarde de aquel día, según explican las ONG, se sucedieron "reiteradas agresiones" por parte de "hasta 10 miembros" de la policía nacional contra una veintena de internos de origen argelino.

Los hechos relatados comenzaron en torno a las seis de la tarde. "Estábamos esperando que los agentes nos abrieran la puerta desde el patio [...] de repente, abrieron la puerta muy agresivamente y nerviosos, y comenzaron a agredirnos fuertemente", asegura uno de los tres migrantes que firman el escrito remitido al juzgado, adelantado por  La Directa.

A continuación, según el relato, los agentes habrían dividido al grupo en dos para conducirlos a diferentes espacios. Uno de los internos denunciantes cuenta cómo lo llevaron a la sala donde suelen esperar la medicación, que cuenta con cámaras de videovigilancia. Entonces, relata cómo los policías apagaron la luz, les "agredieron" y les "dejaron encerrados durante unas tres horas", recuerda en el documento. Otro de los denunciantes, dice, fue encerrado el mismo tiempo en la celda de aislamiento.

Asimismo, comentan los internos en el escrito, les "agredieron fuertemente en el pasillo que va entre la sala de espera de medicación donde nos cerraron posteriormente, y la sala de la Cruz Roja y enfermería, de tal manera que aún se pueden ver restos de sangre en el suelo y en las paredes del pasillo". En esta sala, apuntan, también hay cámaras que pudieron grabar los hechos.

"Nos obligaron a desnudarnos y nos pegaron"

Posteriormente, los jóvenes aseguran que fueron conducidos de forma individual al baño donde, explican, les esperaban "cinco agentes con porras". Fue en este punto donde no hay cámaras donde las vejaciones se recrudecieron, según exponen en la denuncia por delitos de lesiones y contra la integridad moral con el agravante de abuso de superioridad y motivaciones racistas.

"Nos obligaron a desnudarnos y con guantes de plástico nos pegaron, dándonos puñetazos y porrazos mientras nos gritaban y nos proferían insultos como ‘hijo de puta’, ‘putos moros’, aunque no entendíamos lo que decían porque no hablamos castellano", relatan. Según recoge el medio catalán, los insultos racistas continuaron cuando los llevaron a cenar, a la una de la madrugada y hasta el día siguiente no fueron trasladados al servicio sanitario del centro, donde les fueron "negadas" las pruebas médicas y no se les entregó el informe médico.

Además, los internos del otro grupo, en el que se encontraba uno de los denunciantes, cuentan que fueron custodiados hasta las celdas de dos en dos y también recibieron golpes y vejaciones. "Nos hicieron desnudarnos completamente y una vez desnudos nos obligaron a hacer una sentadilla para humillarnos y nos golpearon con nuestras propias zapatillas", explica.

Los denunciantes aseguran a los activistas que tras lo sucedido, sufren "graves daños físicos y psíquicos. "No podemos dormir durante estos días, ya que estamos aterrorizados por miedo a sufrir represalias", dicen en un testimonio que figura en la denuncia completa a la que ha tenido acceso La Directa.

Tanquem els CIE y el Centro para la defensa de los derechos humanos Iridia califican los hechos de "muy graves" y consideran que estos nuevos sucesos "demuestran que las condiciones de vida de los internos están empeorando día a día, denotando la extrema violencia que conllevan los mecanismos de una política migratoria y de una ley de extranjería profundamente racistas". 

El CIE de Zona Franca acumula el 92% de las agresiones a internos registradas en todo el Estado entre 2010 y 2016:  267 de las 290 agresiones sufridas por los internos en los Centros de Internamiento de Extranjeros tuvieron lugar en el de Barcelona, según datos del Gobierno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha