eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Repsol confía en que Brasil estructure sus reglas para la explotación de gas

- PUBLICIDAD -
Repsol confía en que Brasil estructure sus reglas para la explotación de gas

Repsol confía en que Brasil estructure sus reglas para la explotación de gas

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, expresó hoy su confianza en que Brasil estructure sus reglas para permitir una mayor explotación de gas natural por parte de compañías extranjeras, y exaltó el alto grado de satisfacción de las empresas españolas que actúan en el país suramericano.

"Brasil todavía tiene muchos retos para un crecimiento continuo y hay reformas en la legislación que son muy importantes", señaló Brufau durante el I Fórum España-Brasil, que se celebra hoy en Sao Paulo con representantes de la clase empresarial y de los Gobiernos de ambos países.

En ese sentido, sobre las reformas en la legislación que urgen al país suramericano, el ejecutivo señaló que "el desarrollo del gas natural en Brasil está en una fase muy incipiente y eso se está cambiando para que las reglas de mercado sirvan para todos explotar sus reservas".

"Las actuales reglas del juego no permiten que se inviertan entre 12.000 millones y 15.000 millones de dólares necesarios para aprovechar todo ese potencial", agregó Brufau, para quien esa modificación en el marco legal del sector del gas facilitarán a empresas de todo el mundo "trabajar para el futuro de Brasil".

El evento será clausurado por el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien esta mañana fue recibido en Brasilia por su homólogo brasileño, Michel Temer, en el marco de una visita oficial de dos días con un marcado acento económico.

Brufau y los presidentes de las grandes empresas españolas con negocios en Brasil se reunieron en la mañana de este lunes con Rajoy y Temer para "intercambiar puntos de vista", y según el ejecutivo "el nivel de satisfacción es alto".

"He visto y estoy convencido de que el nivel de las empresas españolas, trabajando en un hábitat como el de Brasil, es altamente satisfactorio, porque las reglas son las mismas y existe un diálogo muy franco entre el Gobierno y las empresas, incluso más que en mi propio país", resaltó.

Sin embargo, reiteró Brufau, las reformas se hacen necesarias en "cosas previsibles para invertir con seguridad jurídica y económica", y recordó que Repsol actúa en Brasil "por más de 20 años" y fue "la primera compañía extranjera que comenzó a investigar el tema del petróleo brasileño".

"Siempre hemos tenido el acompañamiento de las autoridades para ayudarnos a interpretar ese escenario de los hidrocarburos y por eso hemos llegado a una producción de 90.000 barriles día de productos de alta calidad", puntualizó.

En la misma mesa de debates, el senador oficialista y exgobernador del suroriental e industrial estado de Minas Gerais, Antonio Anastasía, declaró que para desarrollar los programas de infraestructura que el país requiere los "recursos públicos son insuficientes".

Frente a ese escenario, opinó el senador, "es imprescindible capitales privados, nacionales y extranjeros" y, en ese contexto, "España juega un papel fundamental".

No obstante, Anastasía abogó por implementar un "mejor marco reglamentario para dar seguridad jurídica a las inversiones", porque "las lagunas de infraestructura que tenemos son inmensas".

Para el exministro de Industria y Comercio Exterior en el Gobierno del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010) y presidente del grupo empresarial Lide, Luiz Fernando Furlán, "las empresas brasileñas tenían que seguir el ejemplo de las españolas, como la propia Telefónica que viene del sector público".

Sobre esas relaciones bilaterales desde la óptica empresarial, Armando Martínez, presidente de Elektro Redes y del Núcleo de Redes de la española Iberdrola, resaltó que "los trabajadores y las empresas brasileñas nos están enriqueciendo a todos los que estamos en el sector eléctrico en concreto".

De acuerdo con datos oficiales, España es el segundo mayor inversor en Brasil, con capitales acumulados que alcanzaron 64.000 millones de dólares en 2016, y además Brasil es el tercer mayor destino de las inversiones directas españolas en el mundo.

Por otro lado, la balanza comercial entre los dos países llegó el año pasado a 5.200 millones de dólares.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha