eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Esto es lo que tienes que saber para preparar las oposiciones de 2017 y 2018

A las 67.000 plazas de la Administración General del Estado, las comunidades autónomas y los entes locales hay que sumar otras 250.000 para pasar puestos interinos a fijos

La oferta para entrar en la Administración General del Estado ya está concretada y habilita puestos para todos los niveles de formación, desde ESO a Bachillerato

El tiempo medio para aprobar depende de la dificultad de la plaza: desde los 9 meses a los cuatro años

- PUBLICIDAD -
Hacienda aclara que la Agencia Tributaria creará 487 nuevos empleos en 2017

Oficina de la Agencia Tributaria. EFE

Miles de plazas entre este y los próximos años: las ofertas de empleo público aprobadas por el Gobierno son una oportunidad para conseguir un puesto de trabajo en un mercado laboral marcado por la incertidumbre y la precariedad. Pero, ¿de cuántas plazas estamos hablando?, ¿para qué puestos?, ¿qué titulación hace falta para aspirar a ellas?

Entre unas convocatorias y otras saldrán cerca de 67.000 plazas entre 2017 y 2018, aunque una parte serán de promoción interna: unas 19.000 en la Administración General del Estado, unas 28.000 en las comunidades autónomas, y otras 20.000 en entes locales. A estas 67.000 plazas hay que sumar aproximadamente otras 250.000 para los próximos tres años. En este caso son plazas que ya existen pero que están ocupadas por trabajadores interinos. La oferta sacará a oposición esas plazas para hacerlas indefinidas: los interinos que las han ocupado podrán optar a ellas pero también podrá hacerlo cualquier persona que así lo quiera.

Las 250.000 plazas serán convocadas, sobre todo, por comunidades autónomas y por ayuntamientos. Ni esas ni las otras casi 50.000 que corresponden a la administración autonómica y local están concretadas (será cada comunidad y ayuntamiento quien lo haga), pero se espera que el grueso estén en sectores como la educación y la sanidad, y también en servicios sociales, dicen desde la Federación de Servicios Públicos de UGT.

La oferta para entrar en la Administración General del Estado sí que está ya concretada y habilita puestos para todos los niveles de formación. "Lo primero es decidirse por una oposición u otra en función de los estudios que se tienen y del perfil de cada uno", dice la directora de área de empleo público de la academia Adams, Gloria Oliveros. Puede haber plazas que compartan temarios parecidos y que eso permita a una misma persona presentarse a más de un puesto. En esos casos, las convocatorias, señala Oliveros, deberán contemplar un calendario de exámenes para que el opositor sepa si van a coincidir y pueda decidir en consecuencia. 

Qué titulación hace falta

Con el título de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) hay varios puestos con un significativo número de plazas. Es el caso de auxiliar administrativo de la administración o de auxiliar administrativo en las oficinas del DNI (unas 400 plazas entra las dos convocatorias), dos puestos para los que es previsible que el temario sea parecido, apunta Oliveros. Otra de los cuerpos a los que se puede acceder es el de auxilio judicial: un personal que trabaja en los juzgados haciendo tareas administrativas especializadas, como diligencias o citaciones, y del que se convocarán unas 1.400 plazas.

Con bachiller, las opciones se amplían. De hecho, dicen desde la academia Adams, muchas personas con titulación superior optan por una de estas oposiciones, que suelen suponer menos tiempo de preparación. "Siempre pueden empezar así y luego ascender por promoción interna", señala Gloria Oliveros. Puede optarse por un puesto de administrativo, del que se convocarán hasta 800 plazas, o por entrar en el cuerpo de tramitación procesal, con casi 2.000 plazas entre 2017 y 2018, cuyas tareas se desempeñan en un juzgado.

Hay otros dos cuerpos a los que es posible aspirar con el título de bachiller o grado medio: agentes de la Hacienda Pública (800 plazas), y ayudantes de Instituciones Penitenciarias (701). También habrá 350 plazas para técnicos en informática, un puesto para el que no se requiere un título específico en la materia, aunque tenerlo eleva las posibilidades del perfil. Para Tráfico se requerirán personas con nivel de administrativo. "Se crea esta especialidad: los que hasta ahora son examinadores de tráfico podrán promocionar a ella y se abrirán 70 plazas nuevas", explica el secretario de Empleo de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO, Juan del Campo.

Los puestos solo al alcance de personas con titulación universitaria son varios: plazas para gestión general de la administración (250), gestión de la Seguridad Social (unas 300 plazas), gestión del Servicio Público de Empleo y del Fogasa (360), y gestión procesal (unas 1.100). Esta es la titulación necesaria si se quiere acceder también a los puestos en la inspección laboral y tributaria, de los que se convocarán varios cientos de plazas entre este año y el próximo.

Tiempo de preparación

Los tiempos de preparación dependen de la dificultad de la plaza a la que se aspire. Los puestos que exigen titulación en ESO o Bachillerato pueden llevar entre nueve meses y año medio. Las plazas para graduados o licenciados rozan los dos años, aunque en el caso de los cuerpos superiores, como inspectores y subinspectores, el tiempo hasta obtener el aprobado puede irse a los cuatro años o más. 

Las convocatorias de muchas de estas plazas saldrán en las próximas semanas. "Esperamos muchas para septiembre y octubre", dicen desde la academia Adams. A partir de ahí, el primer examen debería ser a los cuatro meses, salvo casos extraordinarios. Las bases de la convocatoria darán todos los detalles: número de exámenes, temario, presentación de la solicitud, tipo de corrección...

El tipo de examen también varía en función del nivel. En el caso de los que requieren ESO o Bachillerato las pruebas constan de, al menos, dos ejercicios. El primero suele ser un examen tipo test y el segundo, un caso práctico (especializado, en el caso de los puestos judiciales o informáticos) o prueba ofimática. Para los niveles superiores puede haber hasta tres exámenes, test, caso prático o segundo test, y la mayoría de ellos pasa por una prueba oral que supone la más difícil para algunos candidatos. Hay preparadores solo para este tipo de ejercicios orales, que enseñan a 'cantar' los temas.

La oferta de empleo pública para la Administración General del Estado incluye un matiz importante para las personas con discapacidad: si ya se presentaron a una convocatoria anterior y sacaron al menos el 60% de la calificación máxima pero no aprobaron el siguiente examen o no obtuvieron plaza, esa nota.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha