eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Las diputaciones de Badajoz, Sevilla, Huelva y Jaén se unen en defensa del mundo rural ante el nuevo marco del Feder

Deja fuera a los municipios menores de 20.000 habitantes, que son la razón de ser de esas instituciones

- PUBLICIDAD -
Las diputaciones de Sevilla, Huelva, Jaén y Badajoz se unen en defensa del mundo rural ante el nuevo marco del Feder

El vicepresidente de la Diputación de Badajoz, Ramón Ropero, primero por la derecha.

Las Diputaciones de Sevilla, Huelva, Jaén y Badajoz se han unido en un "frente común" para afrontar desde una estrategia conjunta en defensa del mundo rural el enfoque de distribución del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) en el nuevo marco comunitario 2014-2020, ya que, según la nueva convocatoria, el dinero será canalizado especialmente desde núcleos urbanos mayores de 20.000 habitantes, bloqueando el acceso a esas inversiones a los municipios con menor población.

Los presidentes en funciones de las tres instituciones provinciales andaluzas --Fernando Rodríguez Villalobos, de Sevilla; Ignacio Caraballo, de Huelva, y Francisco Reyes, de Jaén--, y el vicepresidente en funciones de la Diputación de Badajoz, Ramón Ropero, han plasmado este jueves en Sevilla su unión en el marco de un encuentro que han mantenido en la capital hispalense.

Al término de la misma, y en declaraciones a los periodistas, el presidente de la Diputación de Jaén ha explicado que en el anterior marco comunitario se le daba "prioridad" al mundo rural en el reparto de una "parte importante" del Feder, lo que sirvió para "mejorar las infraestructuras y servicios" de pequeños y medianos municipios, así como "poner en marcha instrumentos turísticos y sociales" gracias a esos fondos, "mantener la población" y "generar empleo" en dichas localidades.

Sin embargo, "con la nueva propuesta se excluyen de este reparto" los municipios de menos de 20.000 habitantes, según ha añadido Reyes, que ha cifrado "en torno a 300 millones de euros" el dinero que podría dejar de llegar a esas localidades, que "tan importantes" son para Andalucía y Extremadura.

Se trata, en opinión del presidente de la Diputación de Jaén, de "una barbaridad y un atraco a mano armada al mundo rural" que ha llevado a estas administraciones a llevar este asunto a los órganos de gobierno de la Fundación Democracia y Gobierno Local para reivindicar el papel "primordial" de las diputaciones "en el equilibrio y cohesión territorial", instando a las instituciones del Estado, la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y las federaciones de municipios regionales, "el reconocimiento de las zonas rurales en el contexto del Desarrollo Urbano Sostenible cofinanciado por los fondos Feder para el periodo 2014-2020".

Según ha indicado Reyes, la FEMP ya "en su día" realizó una propuesta al Gobierno para que "tanto las diputaciones como la agrupación de municipios de menos de 20.000 habitantes puedan acceder a estos fondos fundamentales para el mundo rural", una idea a la que se le ha hecho "caso omiso", según ha lamentado.

El máximo representante de la institución provincial jiennense ha avanzado además la intención de estas diputaciones de "plantear una reunión en Bruselas con los responsables comunitarios" para tratar este asunto, al tiempo que ha incidido en que esta cuestión afecta al marco 2014-2020, que "tiene que ser el marco de la recuperación económica y la salida definitiva de la crisis".

Inversiones del Feder

Por su parte, el presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, quien hace dos semanas introdujo este tema de debate tras varios encuentros de los técnicos de la Diputación que gestionan fondos europeos con responsables del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, ha destacado que en los últimos años se han invertido en la provincia sevillana "75 millones de euros" a través del Feder, lo que ha permitido "corregir el desequilibrio territorial entre las zonas rurales y las zonas metropolitanas".

De esta manera, y a su juicio, "la exclusión de las zonas rurales de la nueva convocatoria, además del consiguiente riesgo de brecha entre medio urbano y otro más agrario, supone asestar un golpe mortal a los municipios menores de 20.000 habitantes, ante la imposibilidad de que las diputaciones concurran a los Feder a favor de ellos".

Por su parte, el presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, ha señalado que a Huelva le viene "fatal" este nuevo marco porque se han invertido en la provincia onubense "más de 20 millones de euros" del Feder, un dinero que si ahora le "roban" a dicho territorio, éste lo va a pasar "mal".

Ha señalado que en el caso de dejar a estos municipios y a las Diputaciones fuera de los fondos, "echaríamos por tierra todo el trabajo realizado hasta ahora para fijar el territorio gracias a la creación de infraestructuras y estaríamos actuando en contra de la cohesión y la vertebración del mundo rural".

Caraballo ha destacado que de los de 79 municipios la provincia de Huelva, sólo cuatro son mayores de 20.000 habitantes, "con lo que prácticamente estaríamos dejando fuera a todos los municipios de la provincia". "Lo que estamos reivindicando no es más que la igualdad de oportunidades y que permitan que las diputaciones sigan cumpliendo su función de vertebrar el territorio", ha enfatizado el presidente de la Diputación de Huelva, que cree que esta cuestión "no es un problema de partido" político, sino que puede aunar "a todas las diputaciones de España".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha