eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

Regantes del Tajo muestran su "rotunda oposición" a los trasvases a otras cuencas ante la sequía

UPA-UCE de Extremadura a la confederación del Tajo un desembalse adicional para los cultivos de pimiento y tabaco ante la sequía

- PUBLICIDAD -
La sequía tendrá efectos dramáticos si no se toman medidas, según Greenpeace

EFE

La Federación de Comunidades de Regantes del Tajo (FERTAJO) ha mostrado su rotunda oposición a cualquier trasvase si no se satisfacen previamente las demandas a los usos preexistentes de la propia cuenca del Tajo y se respeten los mínimos en los embalses de cabecera. 

Esta federación, que representa a más de 25.000 familias y unas 80.000 hectáreas, ha criticado el trasvase de aguas del Tajo al Segura que se produjo el pasado 29 de septiembre. A su juicio, actualmente "es notorio" que en la propia cuenca del Tajo hay zonas en sequía, alerta y prealerta, "por lo que no puede trasvasarse ni una gota de agua".

Critican que "en todo o en gran medida, las necesidades de agua en la cuenca del Segura se producen al estar incumpliendo sistemática y permanentemente la Ley, toda vez que se han venido ampliando y creando nuevos regadíos cuando hay una manifiesta falta de agua".

FERTAJO ha defendido que han de tenerse en cuenta los volúmenes concesionales de la cuenca cedente pendientes de utilizar o detraer en el cómputo total del agua almacenada en Entrepeñas y Buendía previamente a autorizar los trasvases cuando su volumen es inferior a 368 hm3 en el año 2017.

Pone de manifiesto que las comunidades de regantes cedentes de sus derechos de uso de aguas "no tienen responsabilidad" alguna en el trasvase de caudales del Tajo al Segura. Por último, ha anunciado que solicitará toda la información respecto a este asunto al Ministerio, al organismo de cuenca o a la Comisión Técnico Mixta del Acueducto Tajo-Segura "para proceder en consecuencia si hubiere incumplimiento de la legislación".

Desembalse adicional

La organización profesional agraria UPA-UCE de Extremadura ha solicitado a la Confederación Hidrográfica del Tajo que autorice un desembalse adicional en la cuenca para que los agricultores puedan terminar con normalidad los riegos de los cultivos de tabaco y de pimiento.

La situación de sequía en el norte de Cáceres "cada día es más grave" y complica la situación incluso en el regadío, un sector en el que parecía que no se iban a dar estos problemas.

Alargar las campañas de riegos

El secretario general de la entidad, Ignacio Huertas, y el secretario de Organización y Administración de UPA-UCE, Maximiano Alcón, explican que la sequía y las altas temperaturas han provocado que se tengan que alargar las campañas de riegos en algunas zonas, como la de los pueblos de la margen izquierda del río Alagón, concretamente Holguera y Riolobos.

En esta zona, los agricultores corren el riesgo de perder la producción de pimiento y tabaco si no se consigue alargar la campaña de riego, ha asegurado Huertas. Ha explicado que se trata de explotaciones pequeñas y medianas, que generan mucha mano de obra en las localidades de la zona y que se enfrentan a pérdidas de más de 2,2 millones de euros.

Ante esta situación, UPA-UCE ha enviado un escrito al presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo, Juan Carlos de Cea, para solicitar la autorización de un desembalse adicional con el que los agricultores puedan finalizar el riego de sus cultivos. Huertas ha explicado que "el gran desembalse de agua para regar esos cultivos ya se ha hecho" y que esta petición supone "una pequeña cantidad" en relación a lo que se ha gastado durante la campaña.

Durante esta campaña ya se han producido desembalses adicionales en otras cuencas como la del Guadiana. La cantidad estimada que sería necesaria para abastecer esta demanda es de cinco hectómetros cúbicos, mientras que el pantano Gabriel y Galán, del que procede el agua con la que se riegan estas explotaciones alberga actualmente 197 hectómetros cúbicos.

Es "muy poca cantidad" en relación a la que tiene el pantano y que en muchos casos, se perdería por evaporación, ha dicho. Asimismo, ha pedido el apoyo de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio para que medie en la situación y se de una solución "cuanto antes" y no descarta "ningún tipo de movilizaciones" si no llega una solución de urgencia.

Por su parte, Alcón ha informado de que estos cultivos se empezaron a cosechar a principios de septiembre y que se seguirán cosechando hasta principios de noviembre, por lo que se encuentran en la mitad de la campaña.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha