eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El almacén de residuos radiactivos de Almaraz supera la primera prueba para su instalación

El pleno del Consejo de Seguridad Nuclear ha informado favorablemente a la solicitud de montar el ATI, aunque siguen pendientes los informes de Medio Ambiente e Industria

La Junta de Extremadura mantiene su posición de considerar innecesaria la construcción del almacén, tras emitir un informe desfavorable meses atrás

Ecologistas afirman que el cementerio nuclear temporal será el paso previo para prolongar la vida útil de las instalaciones cacereñas más allá de los 40 años

- PUBLICIDAD -
La Unidad I de la Nuclear de Almaraz para seis días para cambiar una válvula

EFE

Necesitaba el visto bueno del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y ya lo tiene. El pleno del Consejo ha informado favorablemente a la solicitud de hacer un Almacén Temporal Individualizado (ATI) en la central de Almaraz.

Es un trámite previo a su autorización, al que deben seguir el informe de impacto ambiental del Ministerio de Medio Ambiente y el visto bueno de Industria. Según la legislación nuclear  previamente se requería informe preceptivo y vinculante del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN).

Fuentes de la Junta de Extremadura han transmitido a este diario que mantiene su posición de considerar innecesaria la construcción del ATI, motivo que le llevó a emitir un informe desfavorable en el período de exposición pública abierto meses atrás para el proyecto.

Se trata de un argumento que comparten los grupos conservacionistas y ecologistas, que emitieron documentos desfavorables en el mismo sentido. Entiende el Foro Extremeño Antinuclear que las piscinas de la central tienen capacidad para albergar el combustible gastado hasta las puertas de 2020, la fecha en la que finaliza el periodo de vida útil de unas instalaciones que para entonces cumplirán 40 años.

Al igual que pasó con el gobierno socialista de García Page en Castilla-La Mancha, contrario al Almacén Temporal Centralizado (ATC) en Villar de Cañas, se plantea un conflicto de intereses entre el gobierno en funciones de Rajoy y la Junta de Extremadura.

"Seguimos sin tener respuesta a nuestras alegaciones"

La autorización emitida por el Consejo de Seguridad Nuclear tiene consigo asociada seis condiciones según ha transmitido el Consejo, en cuanto a los términos y límites específicos de las fuentes radiológicas y medidas de seguridad contra incendios. También otras medidas de seguridad existentes en Estados Unidos.

El ATI constará, "básicamente, de una losa sísmica de hormigón armado, sobre la que podrán descansar verticalmente, sin anclajes, hasta 20 contenedores cargados con el combustible gastado y dispuestos en dos filas", según el informe, que reproduce la Agencia Efe.

Francisco Castejón,  físico nuclear, doctor en Físicas y miembro de la Comisión de Energía de Ecologistas en Acción, denuncia que no han recibido respuesta a las alegaciones realizadas en contra del proyecto, “e hicimos bastantes”. “Supone un gesto muy poco democrático tirar adelante con un proyecto sin escuchar a la ciudadanía”.

Se refiere Ecologistas en Acción al incumplimiento de acuerdos como el Convenio de Aarhus sobre acceso a la información, participación pública en la toma de decisiones y acceso a la justicia en materia de medio ambiente. Apuntan al caso de Francia, un país eminentemente nuclear, donde ante un proyecto así se abre un debate público en el que todos los agentes pueden opinar en igualdad de condiciones, y donde incluso se hace una encuesta pública, según explican.

"Quieren alargar la vida de Almaraz"

La noticia del ATI llega después de que varias fuentes ecologistas transmitieran a este diario que camiones con el material para su construcción ya estaban entrando dentro de instalaciones cacereñas, desde hace más de un mes. Una información que la central desmintió, indicando que “nada tienen que ver con la realidad".

“Nos pusieron por embusteros cuando denunciamos sus intenciones de instalar el ATI en Almaraz, nos pusieron de embusteros cuando denunciamos hace semanas que ya está entrando material para construir el ATI, y ahora resulta que lo embusteros son ellos”, denuncia Paca Blanco, del Foro Extremeño Antinuclear.

Los ecologistas no tienen la menor duda de que abrir un almacén temporal cuando la central sigue a pleno funcionamiento, y sin un calendario de cierre, es una señal ‘sine die’ de que se está planificando la ampliación de su vida útil.

Recuerda el foro antinuclear que Almaraz fue construida en la década de 1970 y en 2010 el Ministerio de Industria y Comercio le otorgó la autorización para que siguiera funcionando otros diez años, 2020 es el momento de su cierre definitivo. Si la capacidad de almacenaje en las piscinas llega hasta poco antes del final de la vida útil de las instalaciones, a los ecologistas no les cuadra que se desee instalar un ATI ahora en contra de los argumentos emitidos por el Consejo de Seguridad Nuclear para su autorización.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha