eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El Arzobispado pidió una licencia de obra menor, pese a que el presupuesto se acerca a los 100.000 euros

El grupo municipal de IU Badajoz reclama al Ayuntamiento que investigue la legalidad de los trabajos

La residencia para el nuevo arzobispo tiene 300 metros cuadrados

El Arzobispado no accede a que periodistas de eldiarioex vean las obras

- PUBLICIDAD -
Contenedor de obras junto a la sede del Arzobispado de Mérida-Badajoz

Contenedor de obras junto a la sede del Arzobispado de Mérida-Badajoz

El Arzobispado de Mérida-Badajoz pidió al ayuntamiento de esta última ciudad una licencia de sólo obra menor para el edificio episcopal, lo que se contradice con el hecho de que hubiera un proyecto firmado por arquitecto, y además el presupuesto ascendiera a 95.000 euros. Es lo que ha sacado en claro este martes el concejal de Izquierda Unida Manuel Sosa, tras preguntar por las obras en la comisión municipal de urbanismo.

Un grupo de sacerdotes de la diócesis ha enviado una queja al nuncio del Papa en España, denunciando estas obras como innecesarias y vestidas de un tinte de lujo impropio de una Iglesia que trabaja en un territorio Extremadura, con tasas de pobreza y paro de las más altas de España.

El Arzobispado, cuyo titular desde hace una década es Santiago García Aracil, está realizando dos tipos de trabajo, una reforma en el Seminario, y en la segunda planta del edificio central episcopal está creando una vivienda para el nuevo arzobispo coadjutor (con derecho a sucesión) Celso Morga, que tomará posesión el próximo día 15.

Se trata de una residencia de 300 metros cuadrados en total, con un salón de 60 y una capilla de 25 metros.

Para esas obras de la vivienda, según explicaron ayer los técnicos municipales en la comisión de urbanismo, el Obispado solicitó una licencia de obra menor. “Una obra menor”, subraya el concejal de IU Manuel Sosa, “descarta la realización de grandes trabajos como sería la redistribución de espacios o el levantamiento de tabiques de ladrillo, pero las declaraciones del arquitecto hablan de un coste de 95.000 euros, lo que indica claramente que no es un trabajo menor”.

Por otro lado este tipo de trabajos secundarios no exige la redacción de un proyecto por técnico responsable, y sin embargo en este caso sí existe según el propio arquitecto.

IU sospecha

El concejal izquierdista sospecha por tanto que hay una irregularidad al considerar obra menor una cosa que exigiría otro tipo de licencia, y además la presentación en el Ayuntamiento de un proyecto independiente que sin embargo no ha tenido entrada.

Mientras el concejal de Urbanismo, Celestino Rodolfo, confirmaba este martes que el permiso solicitado es menor, por cambio de tabiques, fuentes del Arzobispado explicaron por contra a eldiarioex que sí, que en principio la solicitud era de ese tipo pero que luego dada la envergadura de los trabajos la ampliaron a obra mayor.

Esto último además tiene una segunda implicación, y es que al ser una obra de importancia en un edificio protegido como es el inmueble de servicios episcopales, antes de conceder licencia el Ayuntamiento tendría que haber mandado según Sosa el expediente a la comisión regional de patrimonio para que dictaminara; el edificio en cuestión goza de protección por su fachada, estructura y portada interior.

Es por ello que el concejal Manuel Sosa ha pedido la actuación del concejal delegado de Urbanismo para que se investiguen las características y legalidad de los trabajos, por medio del servicio de control de disciplina urbanística, y si hay alguna irregularidad, “aunque la Iglesia está exenta de pagar la licencia de obra, no lo está de ser sancionada”.

Debido al escándalo que se ha montado, los primeros técnicos municipales empezaron este martes a examinar estos trabajos que se están llevando a cabo en la calle Obispo San Juan de Ribera.

No a la visita

Eldiarioex ha pedido permiso al Arzobispado para poder visitar las obras que se están realizando, pero desde aquél se ha contestado que el contenido de los trabajos ya ha sido suficientemente aclarado.

En cuanto al aspecto inicialmente denunciado, la suntuosidad excesiva del proyecto y los materiales empleados, el Arzobispado, cuyo titular ha hecho pública una carta aclaratoria dirigida a los sacerdotes, sigue negándolo, y lamenta la información dada en ese sentido por un “grupo reducidísimo de sacerdotes”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha