eldiario.es

Menú

GALICIA

Elecciones generales

El promedio de las encuestas otorga una hipotética mayoría del PP con Ciudadanos

Los de Rajoy caen unos 20 puntos con relación a las generales de 2011 pero podrían gobernar si logran el apoyo de los 55 escaños que, según el promedio de encuestas, puede obtener el partido de Albert Rivera

Los estudios demoscópicos publicados detectan una gran movilización entre el electorado de centro-derecha mientras aumenta la abstención en el centro-izquierda

62 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Gráfico con el promedio de encuestas electorales realizadas hasta el momento. DATOS: O MORANTE - CARLOS NEIRA

Gráfico con el promedio de encuestas electorales realizadas hasta el momento. DATOS: O MORANTE - CARLOS NEIRA

El PP podría seguir controlando el Gobierno de España a pesar de perder casi 20 puntos y 60 escaños con respecto a su holgado triunfo del año 2011. Este es el escenario que dibuja el promedio de los sondeos electorales publicados durante el último mes, que muestran una nueva caída de los populares pero una subida de Ciudadanos que, a pesar de ser inferior a la pronosticada por algunos medios de comunicación, sería suficiente para alcanzar una mayoría absoluta en el caso de apoyar a los de Mariano Rajoy.

Según  O Mirante, el promedio de sondeos que elabora el analista Carlos Neira para la Asociación de Medios en Galego desde noviembre de 2014, basado en el método house effects -hallar un promedio de la 'cocina' de todos los sondeos publicados-, a poco más de un mes de la cita con las urnas el PP está en cabeza con el 26,5% de los votos, casi dos puntos menos que en octubre y muy lejos del 44,6% que logró en 2011. La intención de voto de los populares desciende y también lo hace la del PSOE, que tras varios meses de subidas pierde ahora casi 3 puntos, quedándose en un 21,8% que dejaría a Pedro Sánchez siete puntos por debajo del resultado de Alfredo Pérez Rubalcaba.

Evolución de las estimaciones de voto a PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos

Evolución de las estimaciones de voto a PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos Calidonia

En este contexto de erosión de los grandes partidos emerge la formación de Albert Rivera en tercera posición, con un crecimiento de 6 puntos desde las elecciones catalanas de septiembre. Ciudadanos se sitúa en el entorno del 19% de los votos, a unos 3 puntos del PSOE, y está más cerca de los socialistas que de la que, según el promedio de sondeos, sería la cuarta fuerza, Podemos, partido que en esta ocasión pierde 3 puntos más hasta situarse en el 13,8%.

Estos porcentajes de voto dibujado por las encuestas en el convulso mes de octubre configurarían un Congreso de los Diputados en el que el PP podría sumar el apoyo de unos 55 diputados de Ciudadanos a los 122 o 124 populares. En total, unos 177 o 179 escaños, entre uno y tres por encima de la mayoría absoluta en la Cámara Baja. Notablemente más difícil estaría la búsqueda de una mayoría por la izquierda liderada por el PSOE, que tendría entre 89 y 94 escaños -obtuvo 110 en 2011-, y apoyada por Podemos, que llegaría al Congreso con entre 40 y 47 escaños.

Entre el resto de fuerzas, los partidos que en Catalunya forman Junts piel Sí rondarían los 15 escaños, uno menos de los que logró CiU en 2011. Entre 7 y 8 serían para Convergència Democrática y unos 7, para Esquerra Republicana. Las fuerzas soberanistas vascas, por su parte, tendrían hasta 12 escaños, 6 del PNV -uno más que hace cuatro años- y entre 3 y 6 para EH Bildu (que se presentó con la marca Amaiur hace cuatro años). Toda vez que ninguna de los sondeos ha preguntado, por el momento, por las candidaturas que van a participar en las generales, como En Marea o Nós-Candidatura Galega, y desde la cautela que exige el escaso muestreo de los sondeos para hacer pronósticos territoriales, la distribución de escaños todavía se realiza para cada fuerza individualmente: en este contexto, el BNG tendría entre 1 y 2 escaños y Compromís, otros 2, así como 1 para el cántabro PRC.

Estimación de voto y reparto de escaños

Estimación de voto y reparto de escaños

Así está, por lo tanto, un panorama en el que el equilibrio que históricamente han venido manteniendo izquierda y derecha en las elecciones generales españolas se rompería a favor de la banda conservadora. A pesar de dividirse, la suma de votos entre PP y Ciudadanos conseguiría un porcentaje superior a la que logró el PP en 2011, reflejando así la fuerte movilización entre el electorado de centro-derecha que pronostican las encuestas. Mientras, crecen las posibilidades de abstención en un centro-izquierda en el que, además, estos estudios detectan el retorno de votantes progresistas a las opciones electorales por las que votaban antes de la aparición de Podemos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha