eldiario.es

Menú

GALICIA

Diez mil euros de fianza para los dos candidatos del PP en Carnota que serán juzgados por prevaricación

El ex alcalde José Oreiro, que vuelve a encabezar la lista popular, prestará declaración el próximo 19 de mayo

- PUBLICIDAD -
Concello de Carnota

Concello de Carnota

El proceso judicial que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) instruye contra el ex alcalde de la localidad coruñesa de Carnota José Oreiro y la diputada en el Parlamento gallego Marisol Piñeiro por presuntos delitos de prevaricación acaba de asestar un nuevo revés al Partido Popular al imponer la Fiscalía sendas fianzas de 10.000 euros a los dos imputados, en nuevo candidatos populares en las elecciones municipales: Oreiro como número 1 y Piñeiro como número 3. Así mismo, al secretario interventor municipal, Carlos Bousoño, también se le ha impuesto fianza, en este caso de 6.000 euros.

La Fiscalía, en un durísimo escrito, entiende que existen delitos suficientes para procesar a José Oreiro, Marisol Piñeiro y Carlos Bousoño. En el caso de los miembros de la candidatura del PP de Carnota entiende que incurrieron en una contratación "sin ningún tipo de formalidad ni ajuste a la legalidad" en la que ambos participaron tanto en la decisión inicial como en las sucesivas prórrogas y modificaciones de contrato, lo que constituye un delito de prevaricación tipificado en el artículo 404 del Código Penal. En el caso del secretario, la Fiscalía lo considera "cooperador necesario" por ser quien supuestamente asesoró a los otros dos en la comisión del delito.

El TSXG ha ordenado que José Oreiro declare ante el tribunal el próximo martes 19 de mayo a las 10 horas. En el mismo escrito el juzgado admite que el Bloque Nacionalista Galego ejerza la acusación popular, después de que el pasado 10 de abril PP y PSOE sumasen sus votos en el pleno para impedir que el Ayuntamiento de Carnota, gobernado en minoría por los nacionalistas, pudiera hacer lo mismo.

El BNG de Carnota destaca que "ante la gravedad de la situación" José Oreiro y Marisol Piñeiro "ya no están legitimados para ocupar ningún cargo público, por lo que el PP debe aclarar si va a exigir la dimisión de sus cargos", en el Ayuntamiento (ambos son concejales del PP en Carnota) y en el Parlamento (Marisol Piñeiro es actualmente diputada). El Bloque también pide que los populares "confirmen si van a continuar o no siendo candidatos del PP en Carnota por estar encausados judicialmente con acusaciones en firme y fianza". "En caso contrario, todo cuando llevan predicando sobre el supuesto compromiso del PP contra la corrupción se demostrará un engaño masivo a la ciudadanía", añade la formación nacionalista.

El Caso

El procedimiento penal comenzó gracias a una denuncia formulada en enero de 2013 por el actual alcalde de la localidad, Ramón Noceda (BNG). En 2007 el Ayuntamiento de Carnota había contratado a una mujer como administrativa de apoyo a la alcaldía. Fue una de las varias contrataciones que ya en su momento denunciaron los nacionalistas por su elevado coste para las arcas municipales, pues en sus primeros meses de gestión, Oreiro despidió a 9 trabajadores que suponían un gasto de sólo 10 mil euros anuales al ayuntamiento (al beneficiarse este de distintas ayudas), para luego contratar para las mismas funciones a 8 trabajadores por un coste de 150 mil euros. Pero, además, la contratación de esta asesora se hizo, según el fiscal, saltando "los preceptos legales de publicidad, libre competencia y objetividad".

A lo largo de la instrucción, el fiscal señaló que José Oreiro y Marisol Piñeiro mintieron ante el juez, al asegurarle que manejaron el curriculum de varios aspirantes al puesto y que la persona contratada era la de mejores aptitudes. Según el BNG, esto fue desmentido por el Secretario municipal, que negó que hubiese llegado ningún curriculum al Ayuntamiento. En la instrucción se comprobó, además, que quien firmó efectivamente el contrato de esta persona fue Marisol Piñeiro, pues José Oreiro estaba de baja médica. Posteriormente la alcaldía aprobó "arbitrariamente prórrogas, cambios de puesto y categoría, subidas de sueldo, la transformaron en indefinida y y le aumentaron el sueldo a unos 3.000 euros brutos al mes, todo eso sin mediar más procedimiento que sucesivos decretos de alcaldía firmados indistintamente por José Oreiro o Marisol Piñeiro", según los nacionalistas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha