eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El juez pide 16 millones de fianza civil para Blesa y otros tres para Rato por las tarjetas 'black'

Andreu pide fianzas proporcionales a lo que se gastaron los consejeros en visas 'black' bajo su presidencia en la caja y para hacer frente a posibles multas

Los tres interrogados, Blesa, Rato y Barcoj, ya han abandonado las dependencias judiciales

VÍDEO: Un fuerte dispositivo policial trata de impedir que decenas de manifestantes se acerquen a los imputados

48 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Rodrigo Rato, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por las tarjetas 'black' / GDG \ G3ONLINE

Rodrigo Rato, a su llegada a la Audiencia Nacional para declarar como imputado por las tarjetas 'black'. / GDG \ G3ONLINE

El juez Fernando Andreu ha solicitado fianza civil para Miguel Blesa y Rodrigo Rato por su responsabilidad civil en la emisión de las tarjetas 'black' de Caja Madrid  (Rato presidió la entidad casi un año), con el fin de asegurar responsabilidades pecuniarias y multas que pudieran imponerse. Los expresidentes de la entidad tienen tres días hábiles para depositar la fianza. Si no lo hacen, se les embargarán los bienes equivalentes a ese valor. Para calcular las fianzas se ha tenido en cuenta el dinero que durante su mandato, como presidentes, se gastó de forma presuntamente ilícita, más el 25% mínimo de recargo que recoge la ley que se puede añadir a la imposición de la fianza.

Las fianzas son por los presuntos delitos de administración desleal, una conducta que sanciona a los administradores de una sociedad que realicen conductas causantes de perjuicios, con abuso de las funciones propias de su cargo.

La fianza civil no es una medida cautelar. Los jueces imponen esta medida para asegurar el pago ante una posible condena cuando la instrucción está avanzada y está claro que se va a celebrar juicio oral.  De ahí, lo inusual de la medida solicitada por Anticorrupción.

El último en declarar ante el juez Fernando Andreu ha sido Rodrigo Rato, que ha finalizado a las 18.40 de la tarde el interrogatorio y ha abandonado la sala. Blesa también se ha ido minutos antes, ya que ha tenido que retrasar su salida por orden del juez.

Los interrogatorios han arrancado a las 15.15, con un cuarto de hora de retraso, ha comenzado la declaración ante el titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la Audiencia del ex director financiero de la entidad, Sánchez Barcoj. Le asiste el abogado Jesús Castrillo. Barcoj, que ha llegado en taxi poco antes de las 14.40 horas, es señalado por la investigación interna de Bankia y por el resto de consejeros como el que repartía las tarjetas.

Sin embargo, en un receso, el abogado de Sánchez Barcoj, Jesús Castrillo, afirmó que su defendido había contestado únicamente a las preguntas del juez y el fiscal. En línea  con el escrito que presentó ayer al consignar 484.200 euros en el juzgado, Sánchez Barcoj se habría hoy desvinculado de la mecánica de las tarjetas, que se pusieron en marcha, según Castrillo, cuando su defendido ni siquiera vivía en Madrid.

Respecto a los viajes facturados con la tarjeta 'black', Sánchez Barcoj alegó que eran de trabajo y puso el ejemplo de algunos de ellos, coincidentes con el cierre de los mercados extranjeros. De acuerdo con Castrillo, su cliente defendió que él no tenía nada que declarar porque eso correspondía a la entidad.

El primero en llegar a la sede de la Audiencia ha sido, sin embargo, el expresidente de Caja Madrid, Miguel Blesa, en compañía de su abogado, Carlos Aguilar. Blesa vestía traje azulado y corbata en un tono más claro. Ha llegado con una hora de antelación sobre la hora prevista. Aun así, ya le esperaban medio centenar de afectados por las preferentes, que han sido situados por la Policía a 200 metros y que no han podido percatarse de la llegada del expresidente de Caja Madrid. Como en otras ocasiones, Blesa ha optado por un utilitario medio, hoy un Nissan Juke, del que ha descendido a las puertas de la Audiencia en compañía de su abogado.

El último en llegar ha sido el expresidente de Bankia y exvicepresidente del Gobierno de Aznar, Rodrigo Rato. Rato, que está convocado a declarar a las 17 horas, ha llegado a las 16.30 en un Renault Mégane conducido por un chofer. Minutos antes dejaba la Audiencia Nacional Barcoj, en un taxi que ha acudido a recogerle.

Se espera que los imputados se excusen aduciendo que las tarjetas eran pluses salariales o asegurando que gozaban de la aquiescencia de la Agencia Tributaria. Como imputados, los tres pueden acogerse este jueves a su derecho a no declarar y, si lo hacen, decidir si contestan al juez, a qué partes o sólo a su abogado. Al término de la declaración, tanto la Fiscalía como las acusaciones popular y particular pueden solicitar al juez que decrete medidas cautelares, desde la prohibición de salir de España a la comparecencia periódica en el juzgado o, incluso, la prisión provisional, ya sea por riesgo de fuga o de destrucción de pruebas.

Así, la última pieza separada abierta por Andreu, la de las tarjetas ‘black’, convierte en sospechosos habituales a muchos miembros del Consejo de Administración de las dos entidades, que también están imputados en el tronco central del 'caso Bankia'. Ahí están, entre otros, José Manuel Fernández Norniella, José Antonio Moral Santín o Arturo Fernández, usuarios de estas tarjetas.

El ex director financiero de Caja Madrid y después de Bankia, Ildefonso Sánchez Barcoj, es el presunto responsable de la maquinaria de las tarjetas ‘black’; batió el récord de gasto con una de ellas –484.200 euros en nueve años– y está imputado en tres piezas distintas. Su presencia en la cúpula de Bankia desde los tiempos de Blesa le hizo ser investigado también en la pieza separada que abrió Andreu por la creación de las preferentes. Este complejo producto financiero fue puesto a la venta por el equipo de Blesa para, presuntamente, tapar el agujero de la entidad que trataban de ocultar, y obtener financiación.

Hasta ahora, la mayoría de las declaraciones de imputados o querellados en los casos Bankia y preferentes se convertían en un ejercicio de exculpación y de redirección de responsabilidades hacia otros miembros de la cúpula o a los organismos supervisores. En el caso de las tarjetas 'black' no podrá ser del todo así: la relación de gastos realizados con el plástico es una prueba documental incontestable.

Un fuerte dispositivo policial rodea este jueves la Audiencia Nacional. Responsables de esta medida explicaron a eldiario.es que se trata de impedir los hechos ocurridos en marzo pasado, cuando un grupo de preferentistas logró saltarse el cordón policial,  abalanzarse sobre el coche de Blesa y aporrearlo, al término de su declaración por las preferentes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha