eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

GIGANTES DE INTERNET EN ESPAÑA

El español que viajó a Canadá para montar FilmAffinity, el IMDB patrio

En 2002, tras pasar un año en Norteamérica aprendiendo a diseñar páginas web, el burgalés Pablo Kurt fundó esta base de datos cinematográfica junto al programador Daniel Nicolás. Casi quince años después, su objetivo es mucho más ambicioso: ser la referencia mundial en recomendaciones de películas y series.

- PUBLICIDAD -
Pablo Kurt, fundador de FilmAffinity (Imagen: Thomas Canet)

Pablo Kurt, fundador de FilmAffinity

'El verdugo' es probablemente la mejor comedia española de todos los tiempos. 'Torrente, el brazo tonto de la ley'  es un éxito desmedido y digno de estudio, imperfecta pero eficaz, muy bien dirigida. 'Amores perros', del ahora oscarizado Alejandro González Iñárritu, es una ópera prima compleja, formidable, magistral.

Las opiniones no son nuestras, sino de Pablo Kurt. Y Pablo sabe de lo que habla: a partir de una base de datos 'amateur', fundó la web de referencia en español para los amantes del cine. Con un catálogo de 125.000 películas y series de televisión, que cuentan con más de 556.000 críticas, FilmAffinity es la referencia para muchos internautas que buscan formarse una opinión acerca de las obras o aportar la suya propia. También, para consultar la cartelera o los próximos estrenos.

"Soy muy aficionado al cine desde jovencito", explica Pablo a HojaDeRouter.com. "Escribía críticas en medios locales, en el periódico que teníamos en Miranda [de Ebro, en la provincia de Burgos]". Cuando descubrió las posibilidades de internet, a mediados de los 90, enseguida se llenó de ideas. "Ya había tenido una base de datos de películas muy amplia. Ya calculaba mi propia afinidad con los críticos de cine, que daban puntuaciones o estrellas. Se me ocurre algo que en teoría es sencillo, como es poder comparar no solo con críticos de cine sino con todo tipo de usuarios qué afinidad tienes, mucha o poca, en función de tus opiniones sobre las películas. Veo que no hay ninguna web que haga eso, así que decido hacerlo yo”.

Este era el aspecto de FilmAffinity en noviembre de 2002. Se estrenaba 'Minority Report' y 'Hable con ella' salía en DVD (Imagen: Internet Archive)

FilmAffinity en noviembre de 2002: se estrenaba 'Minority Report' y 'Hable con ella' salía en DVD

Para ello, en el año 2000, Kurt dejó su trabajo en España en la sección de ‘marketing’ de una empresa de periódicos gratuitos. En aquella empresa, y por amor al arte, también se ocupaba de las críticas de cine o de los nuevos DVD cuando sus compañeros redactores se lo pedían. "Era un sueño poder trabajar de crítico de cine", asegura. "Nunca he sido crítico de cine pagado".

Tras ello se marchó a Canadá, donde estuvo un año aprendiendo a crear páginas web ("porque no tenía ni idea") y 'marketing'. En el verano de 2001 Kurt volvió a casa, dos meses antes de que cayeran las Torres Gemelas y con la firme idea de montar una web. Entonces, asegura, había varias incubadoras de negocio interesadas en financiar FilmAffinity, pero la situación mundial hizo que los planes se torcieran, así que decidió montarlo por su cuenta, buscando un socio.

El elegido fue  Daniel Nicolás, un programador que casi 15 años después sigue en el negocio. "Sin él hubiera sido completamente imposible", admite Pablo. De hecho, Nicolás se encarga de todos los aspectos técnicos de la web, con la ayuda de otros programadores, mientras Kurt gestiona los contenidos. Ahora mismo son seis trabajadores en una oficina de Madrid.

FilmAffinnity se lanza en mayo de 2002, cuando IMDB ya había despegado (nació en 1990 y fue comprada por Amazon en 1998) y Yahoo tenía una base de datos de películas bastante grande. "En principio era una cosa muy sencilla", recuerda Kurt. “Una página web en la que tú votabas películas. Simplemente calculaba lo que ya llamábamos almas gemelas, que eran las personas más afines en función de las puntuaciones que habías dado a tus películas, para poder darte recomendaciones”.

Según datos del burgalés, en la actualidad hay más de 562.000 personas registradas, aunque no todas escriben críticas. Según Comscore, el pasado julio tuvieron 2,8 millones de usuarios únicos, aunque muchos meses alcanzan los 3. De acuerdo con Alexa, la web  está entre las 70 más visitadas de España, por encima de InfoJobs.

El éxito de las críticas

Al poco de lanzar la web, el equipo se puso a trabajar a fondo con las críticas, que se estrenaron en 2005. Un año antes, en 2004, la revista estadounidense 'PC Magazine' habló de FilmAffinity como una de las 100 mejores web del año aún por descubrir.

"Pensábamos que había un hueco enorme en español. Me interesaba sobre todo que fuera un foro", explica Pablo. Aquel formato ha ido perdiendo adeptos con el auge de las redes sociales, pero en aquel momento "muchísimas, cientos de miles de personas ya opinaban". No quería que hubiera insultos. Lo veía como "un foro amable" de críticas en el que se hablara principalmente sobre cine.

Tampoco habría 'spoilers' en su página, aunque lograrlo no iba a ser sencillo. "No quedó más remedio, ya desde el primer día, que pasar un filtro. Que las críticas fueran validadas por gente de FilmAffinity, o bien nosotros o bien simpatizantes de la página". Estos moderadores externos son voluntarios: aportan el tiempo que quieren o pueden para comprobar aspectos como la ortografía o si se destripan detalles de las obras. Como parte del equipo de la web, hay dos gestores de contenido que controlan todo ese flujo.

Aspecto de FilmAffinity en 2007, cuando ya funcionaba el sistema de críticas (Imagen: Internet Archive)

FilmAffinity en 2007, cuando ya funcionaba el sistema de críticas

Con los años, FilmAffinity se iría convirtiendo en esa especie de red social que es ahora, donde los usuarios interactúan a través de las listas que crean y suben sus propias críticas, que se han convertido en uno de los elementos más valorados (y por qué no decirlo, en ocasiones divertidos) de la web. Kurt también cuelga sus valoraciones, muchas todavía de la época en que trabajaba como crítico 'amateur'.

FilmAffinity se expandió y ya cuenta con versiones para  México, Argentina, Chile y Estados Unidos. Las hispanas se han lanzado recientemente y se diferencian de la española en que los títulos de las películas son los del estreno nacional, pero también en que cuentan con propia cartelera y críticos.

FilmAffinity recibió más de una oferta de compra, sobre todo antes de la crisis. "Siempre ha habido muchos contactos de grandes grupos, sobre todo españoles y alguno europeo", cuenta Kurt. "Miran los 'rankings' de Comscore o de Alexa y ven qué webs no están gestionadas por grandes grupos, sino por personas particulares".

Entonces intentan adquirirlas, pero con la web de cine no han tenido suerte. Sus fundadores preferían  la independencia: "IMDB es una web fantástica, pero es de Amazon. Aunque es una web buena, el máximo interés es probablemente que tenga utilidad para Amazon, que se dedica a vender DVD y otras cosas", sugiere Pablo.

Ahora le encantaría que FilmAffinity se convirtiera en una referencia mundial, "en todos los idiomas", como red social de cine y lugar para buscar recomendaciones. Las versiones hispanas y la adaptación a los dispositivos móviles son pasos en esa dirección. Si sigue habiendo críticas de todo tipo, razones no les faltarán para seguir creciendo. 

---------------------------

Las imágenes pertenecen, por orden de aparición, a Thomas Canet e Internet Archive ( 1, 2)

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha