eldiario.es

Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Compartido, eléctrico, autónomo... quién es quién en la carrera del coche del futuro

La compraventa de vehículos sin pasar por un concesionario, la proliferación de servicios de 'ridesharing' o 'carpooling' y el aterrizaje de la internet de las cosas en nuestros vehículos son algunas de las transformaciones que pisarán el acelerador en el sector de la automoción. José Pacheco, cofundador de B4Motion, una firma de capital riesgo especializada en movilidad, nos da las claves sobre ese futuro.

- PUBLICIDAD -

Un solitario vehículo aparca en tu puerta justo a tiempo para llevarte al aeropuerto. Hoy tienes un viaje de negocios, así que has optado por alquilar un coche autónomo para que te lleve a la terminal. Ni siquiera has tenido que pedirlo: la ‘app’ de ‘carsharing’ está sincronizada con la plataforma en la que reservaste el vuelo y el automóvil se ha comportado como un chófer puntual. Aunque no sabemos cuándo esta escena formará parte de nuestra rutina diaria, lo cierto es que todos podríamos vivirla en los próximos años. Hay quien ya se está encargando de garantizar que suceda.

El español José Pacheco está analizando con detenimiento cuál será el futuro de la movilidad, qué alternativas para desplazarnos se acabarán imponiendo en los próximos años y qué empresas pueden tener un nuevo papel en ese nuevo escenario.

No en vano, es uno de los fundadores de  B4Motion, una firma de capital riesgo que se dedica a invertir en las diversas compañías que van a hacer posible ese futuro. Una de sus últimas apuestas ha sido Lollo, una ‘app’ para solicitar que un aparcacoches estacione el vehículo por nosotros. En lugar de limitarse a impulsar empresas ya creadas, B4Motion también ayuda a otras a nacer, por lo que se autodefine como un ‘venture lab’: trabajan con desarrolladores, investigadores y diseñadores para que sus socios tengan acceso a una “red global de innovación”.

Tan profunda va a ser la transformación en el área de la movilidad que este emprendedor, inversor y analista ha procurado detallar para Nexo quiénes van a ser los protagonistas de las cuatro revoluciones que a su juicio experimentará este sector, de la más cercana a la más futurista.

1) La transformación en el mundo de la automoción

En los últimos tiempos, la cadena de valor en el sector de la automoción está viviendo una “ amazonización”. Este es el término que utiliza Pacheco para referirse a la proliferación de plataformas web que permiten gestionar de principio a fin la compraventa de vehículos, sin necesidad de pasar por un concesionario o una tienda de segunda mano. “De un mercado que era muy cerrado que era el del vendedor de vehículos [...] pasamos a nuevas compañías que lo hacen posible, y lo hacen de manera mucho más óptima”, señala el cofundador de B4Motion.

Beepi y Shift,  dos jóvenes empresas de Silicon Valley que permiten vender y comprar coches de segunda mano a través de su plataforma; o Clicar, una compañía española que posibilita también la venta de vehículos usados, son algunos ejemplos de esta tendencia. Hasta eBay se dedica a la compraventa de vehículos a través de eBay Motors, y anunció este verano un programa piloto para que los vendedores que no encontraran comprador tuvieran una segunda oportunidad en Vroom, otra de estas plataformas. Esta ‘startup’ ya permite incluso analizar cada detalle del coche que nos planteamos comprar a través de unas gafas de realidad virtual.

Muchas otras marcas están apostando por transformar la venta de vehículos nuevos. Tesla es una de las impulsoras de ese cambio: el año pasado se dedicó a esparcir  concesionarios temporales por todo Estados Unidos y en España, donde todavía no han llegado estos establecimientos podemos adquirir sus automóviles a través de su página web.

Por otro lado, hay plataformas que permiten agilizar las reparaciones, como es el caso de la estadounidense Your Mechanic, un servicio para contratar a través de una 'app' los servicios de un mecánico que acudirá al propio domicilio. “Creemos que hay mucho futuro y muchas oportunidades reales de mejorar la experiencia del usuario”, apunta Pacheco.

En 2020, B4Motion augura que cuatro millones de vehículos serán vendidos a través de operadores digitales o canales ‘online’. “Un 4 % del mercado va a ser el primer arañazo a la cadena de valor tradicional”, prevé su responsable.  

Beepi, una 'app' para comprar y vender coches de segunda mano

Beepi, una 'app' para comprar y vender coches de segunda mano

2) El negocio de la movilidad

Con una valoración de 51.000 millones de dólares, Uber ocupa el primer puesto en la lista de unicornios (el club de las ‘startups’ valoradas en más de 1.000 millones de dólares). Pese a las protestas de los taxistas y los impedimentos legales en varios países, la Unión Europea dio este mismo verano un espaldarazo a esta compañía con un informe en el que recomendaba a los estados miembros no poner trabas a la economía colaborativa.

Los grandes fabricantes de automóviles, en vez de luchar contra el ' ridesharing' como un competidor, han decidido impulsarlo, sabedores de que el futuro se encuentra en estas nuevas tendencias.  “Han sido visionarios y han dicho 'la movilidad en las ciudades se juega así'”, señala José Pacheco. “La mayoría de estas compañías dicen ya que son proveedores de servicios de movilidad”.

Hace unos meses, la compañía japonesa Toyota se convertía en inversora y socia de Uber, la misma ficha que había movido General Motors al apostar por Lyft o Volkswagen al hacerlo con Gett. BMW, por su parte, decidió desarrollar su propio sistema de ‘carsharing’, ReachNow.

Más lejos aún ha ido Daimler. Propietaria de la plataforma de coches compartidos Car2Go, que estrenó su flota de automóviles eléctricos en Madrid el año pasado con la autorización del Ayuntamiento, la compañía ha fusionado recientemente My Taxi y Hailo, dos ‘apps’ para solicitar taxis con las que pretende hacer frente a Uber.

Otros fabricantes están llevando el concepto ‘on demand’, uno de los pilares del negocio de la movilidad, a otros ámbitos. Es el caso de Ford Pass, una ‘app’ de la compañía estadounidense que facilita encontrar aparcamiento en las ciudades donde está presente. “Lo que nosotros estamos visionando es que hay una creación de negocio basada en la anticipación. Yo quiero aparcar y ya no tengo que buscar dónde aparcar o hay alguien que aparca por mí o hay alguien que con un clic me deja automáticamente aparcar en su ‘parking’”, explica Pacheco.

Los coches eléctricos de la plataforma Car2Go, propiedad de Daimler

Los coches eléctricos de la plataforma Car2Go, propiedad de Daimler

3) La conectividad: cuando nuestro coche se comunica

La internet de las cosas es otra de las grandes revoluciones tecnológicas que está llegando ya al mundo de la automoción. Según las previsiones de la firma Gartner, 61 millones de coches estarán conectados a la Red en 2020 y responderán mejor a nuestras peticiones.

En este ámbito, ya están comenzando a surgir diferentes plataformas para que nuestro coche se comunique con nosotros de manera más eficiente. Una de las primeras fue Automatic, creadora de un dispositivo que se conecta al puerto ODB del coche y envía información por Bluetooth a nuestro móvil sobre el estado del vehículo.

Recientemente, esta compañía ha lanzado un nuevo conector que, además de avisarnos cuando al coche le queda poca gasolina y localizar gasolineras por el camino, también permite utilizar ‘apps’ de terceros que ofrecen otra información de interés sobre el vehículo. En la misma línea, Mojioes un sistema que permite al conductor enviar datos de su coche a la nube para que los desarrolladores puedan crear ‘apps’ específicas a partir de esa información.

También los gigantes de la tecnología han mostrado su interés por convertir nuestro vehículo en el mayordomo perfecto.  Apple apuesta por  CarPlay, que lleva las funciones de nuestro ‘smartphone’ a la pantalla del coche, al que podremos dar órdenes a través de Siri. Google ha hecho lo propio con CarAuto, presente en cada vez más vehículos en España.

Apple lanzó CarPlay para llevar las funciones de nuestro 'smartphone' al coche

Apple lanzó CarPlay para llevar las funciones de nuestro 'smartphone' al coche

Ahora bien, ¿llegaremos a tener una sola plataforma que sepa cuándo queremos escuchar Spotify, que esté conectada a una ‘app’ para que encontremos aparcamiento con un clic y que además conozca a nuestro mecánico virtual? “Todavía creemos que va a tardar un poquito para que haya una armonización de tecnologías, para que haya un panorama global que diga ‘yo soy una app que lo hace todo’”, opina Pacheco.

Eso sí, este inversor cree que esas ideales plataformas ‘over the top’, que nos permitirán organizar todos los detalles de nuestro viaje sin tener que recurrir a varias ‘apps’ (por ejemplo, que el coche sepa que vamos a hacer la compra y reserve una plaza de ‘parking’ en el centro comercial), será una realidad en un futuro. “Creemos que va a haber plataformas que estén pensadas para crear un ecosistema inteligente entre el vehículo y todo lo de alrededor. Habrá ‘smart vehicles’”, asegura.

4) Sí, los coches serán robots (en un futuro)

Hace poco, Tesla anunció cuál es la próxima meta flotante en su carrera hacia el coche del futuro: tras mejorar el sistema de conducción AutoPilot, todos sus coches tendrán todo lo necesario para ser 100 % autónomos en 2018, lo que podría suponer una auténtica revolución. Según Business Insider, tan solo dos años más tarde, en 2020, circularán por las carreteras 10 millones de coches autónomos de diferentes compañías.

Muchas empresas quieren tomar parte en la competición y están dispuestas a invertir cuantiosas sumas para conseguirlo. Es el caso de la veterana General Motors, que hace unos meses compró Cruise Automation  —una ‘startup’ especializada en tecnología para coches autónomos— por la friolera de 1.000 millones de dólares (910 millones de euros); o del unicornio Uber, que se ha gastado 680 millones de dólares (650 millones de euros) en Otto, una compañía de camiones que se conducen solos.

“Creo que hay mucho ‘hype’ porque es muy notorio hablar de conducción autónoma”, opina Pacheco. “Va a ser muy importante, porque es verdad que va a ayudar mucho a la movilidad, sobre todo a los fabricantes a vender algo nuevo, pero creemos que hay mucho más ruido de lo que todavía es”.

Aunque Elon Musk pretenda llenar el mundo de vehículos eléctricos sin un humano al volante, lo cierto es que el trágico accidente mortal de un Tesla S con piloto automático este verano vendría a demostrar que hay que tomarse las cosas con calma. Tal vez no dejemos de ocupar el asiento del piloto tan pronto como pensamos. 

Tesla ha anunciado que sus coches serán autónomos en 2018

Tesla ha anunciado que sus coches serán autónomos en 2018

Por otro lado, el futuro del reparto es una de las incógnitas que permanecen sin respuesta clara. Amazon lleva tiempo inmersa en su cruzada para que los drones entreguen los paquetes, y de hecho ya está realizando las primeras pruebas en Reino Unido. Ahora bien, ¿sustituirán los drones a los camiones, convivirán con ellos o acabarán siendo difíciles de rentabilizar por la escasa duración de sus baterías?

Lo más probable es que todas estas innovaciones vayan llegando poco a poco. En la próxima década, Pacheco cree que “va a convivir lo más nuevo con lo más antiguo”, los vehículos que se conducen solos con los que no. “Lo interesante es que dentro de diez años tengamos la oportunidad de vivir las dos experiencias”. No habrá por tanto una victoria clara ni de los antiguos fabricantes ni de las ‘startups’ que apuestan por la automoción. A su juicio, todos trabajarán (y a menudo juntos) para transformar el sector de la movilidad. La clave está en  quién lo consigue primero y si hay alternativas que aún no hayamos contemplado.

-----------

Las imágenes de este artículo son propiedad de  Beepi, Atomic Taco, smoothgrover22 y Tesla

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha