eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis The Walking Dead: Season Two, una digna continuación que pierde algo de fuerza

Hacemos un repaso de The Walking Dead: Season Two, analizando los fallos y aciertos de esta nueva entrega de Telltale. ¿Conserva la calidad de la primera temporada, o se pierde en el intento?

- PUBLICIDAD -
The Walking Dead Season 2

Las aventuras gráficas, ese género casi olvidado, ha vuelto pisando fuerte. Y Telltale Games se ha convertido en una de las compañías que mejor ha sabido aprovechar este resurgimiento. Después de varios intentos con sagas de renombre como Jurassic Park o Monkey Island, la compañía consiguió su gran éxito en 2012 con The Walking Dead, basado en la famosa saga de cómics, que se hizo con varios premios al "Juego del Año".

Poco después, en octubre de 2013, salió el primer episodio de su nueva apuesta, The Wolf Among Us, una aventura basada en el universo de Fables y una reinterpretación de los cuentos de hadas de toda la vida. La opinión estaba dividida entre los que esperaban el éxito de su predecesor y los más incrédulos, pero finalmente no decepcionó. Si la primera temporada de The Walking Dead ya destacó, The Wolf Among Us no hizo más que repetir el éxito conseguido.

Con el lanzamiento de los cinco episodios de la segunda temporada de The Walking Dead, esas dudas ya no existían. Los fans conocían el tipo de juego que hace Telltale, sus puntos fuertes y sus puntos débiles, y esperaban que la segunda temporada conservara (si no superara) el éxito de la primera. ¿Pero ha sido así? Hacemos un repaso de The Walking Dead: Season Two, para analizar los fallos y aciertos de esta nueva entrega de zombies.

  ¿Dónde lo habíamos dejado?

La segunda temporada arranca un tiempo después de donde lo dejó la primera. Si no la has jugado, no continúes leyendo, porque a partir de aquí habrá spoilers.

Al final de la anterior tanda de episodios nos dábamos cuenta de que poco importaban nuestras elecciones, ya que todas desembocaban al mismo punto: Lee, el protagonista al que habíamos controlado desde el primer episodio, era mordido por los zombies mientras intentaba encontrar a la pequeña Clementine, la niña que lo acompañaba y a la que intentaba proteger. Lee le suplicaba a la pequeña que le disparara para poner fin a su sufrimiento, y ella lo hacía.

El inicio de esta segunda temporada nos sitúa un tiempo después. Clementine ha seguido viajando con Omid y Christa, dos de los supervivientes con los que nos encontramos en los anteriores episodios. La pareja está esperando un niño, un pequeño rayo de esperanza en medio del caos y la violencia del apocalipsis zombie, pero una situación inesperada hace que toda esa esperanza desaparezca.

El juego da entonces un salto temporal de 14 meses en lo que casi todo ha cambiado. Clementine es más mayor, y ha sufrido intentando sobrevivir. Sigue acompañada, pero tras un incidente acaba perdida en medio de una comunidad de supervivientes algo hostil. A partir de ese momento, la niña tendrá que ingeniárselas para sobrevivir por su cuenta y enfrentarse a los problemas que se le irán presentando.

Telltale parece haber encontrado un filón en esta clase de juegos por entregas, en los que el peso recae en un guión ingenioso y atrapante que nos deja mordiéndonos las uñas mientras esperamos el siguiente capítulo. Pero la historia no es lo único de The Walking Dead. El juego nos presenta a unos personajes profundos, llenos de defectos y cegados por sus propios intereses, a los que no tenemos más remedio que odiar o amar. Además, su universo sórdido y en ocasiones cruel nos sorprenderá con cada paso que demos y nos dejará deseando saber más y más.

Como en la anterior temporada, el apocalipsis zombie da lugar a varias escenas de acción cargadas de adrenalina. Hay gore, sangre y momentos en los que los más sensibles tendrán que apartar la mirada. Sin embargo, la trama de The Walking Dead sigue centrándose en las relaciones entre supervivientes, la forma en que muchos han dejado los valores a un lado con tal de sobrevivir y los conflictos que ello genera. Como también ocurre en la serie de televisión, la evolución de los personajes tiene un gran peso en la historia, pareciendo en ocasiones ser lo único que realmente importa.

The Walking Dead Season 2

El punto flaco de esta nueva entrega es su protagonista. En la anterior temporada controlábamos a Lee, un adulto, que si bien podía caernos mejor o peor, tenía un peso más palpable en la historia. Podía tomar decisiones que realmente afectaran a otros personajes, o seleccionar opciones de diálogo que realmente influyeran en los demás. Sin embargo, ahora que la protagonista es Clementine, esto parece un poco pillado por los pelos. El peso de la historia es llevado por los demás personajes, y lo que digamos o bien no influye o no resulta creíble. Al fin y al cabo, ¿quién iba a hacer caso a una niña pequeña en medio de un apocalipsis zombie?

 

El Point and Click, and Click, and Click

El sistema de juego es similar al de la primera temporada y al de otros juegos de Telltale, como The Wolf Among Us. Se trata de una aventura Point&Click, en la que deberemos interactuar con el entorno para encontrar pistas y resolver puzles para avanzar en la historia. Tendremos que hacer de todo, desde pinchar en puntos estratégicos de una lata para abrirla a hacer click en la cabeza de un caminante (zombie) para golpearle durante una escena de acción.

Los controles son bastante sencillos, permitiéndonos sólo movernos por el escenario. Muchas veces eso ni siquiera es necesario, ya que las zonas donde debemos hacer click aparecen resaltadas y a simple vista. Los encuentros con los caminantes son vertiginosos, pensados para los amantes de la acción, pero por su sencillez pueden llegar a cansar a medida que avancen los capítulos. Y en cuanto a los puzles... brillan por su ausencia. Son tan pocos que podemos contarlos con los dedos de las manos. Esto es algo negativo, ya que quita gran parte de la dificultad con la que contaba la primera tanda.

The Walking Dead Season 2

El juego da casi toda la importancia a la selección de diálogos y la toma de crudas decisiones que tendrán consecuencias, influirán en el desarrollo de la historia y nos dejarán preguntándonos si hemos hecho lo correcto. Sin embargo no es un sistema perfecto. Todo parece indicar que da igual la decisión que tomemos, ya que siempre acaba conduciéndonos al mismo sitio, sólo que con un par de detalles alterados (como ya ocurriera en la primera temporada). Esta sensación se mantiene hasta el desenlace, en el que sorprendentemente nuestras decisiones sí que empiezan a tener efecto, conduciéndonos a distintos finales bastante variados. En eso, The Walking Dead ha mejorado respecto a su primera tanda.

 

Qué bonito se ve el apocalipsis zombie

The Walking Dead sigue utilizando el motor gráfico que se ha vuelto distintivo de los juegos de Telltale. Han pulido con brillantez los errores de su predecesor, sin embargo los bugs visuales siguen estando presentes. No son muy comunes, pero tampoco es extraño que estemos jugando y un objeto que hemos utilizado en una escena puntual se queda pegado a nuestra mano hasta que le apetezca desaparecer.

Artísticamente el juego es una gozada, con esos personajes y escenarios que parecen dibujados. Si bien no posee el realismo de otras grandes superproducciones, los personajes son capaces de expresar emociones con sus gestos de forma mucho más lograda que otros juegos que presumen de ser grandes títulos.

La banda sonora empleada para dar vida al universo de The Walking Dead es una auténtica gozada, con unas melodías que se quedarán grabadas a fuego en nuestra mente y seguiremos tarareando horas después de haber terminado el juego. En las escenas de acción o los momentos que las proceden, la música nos pone la piel de gallina y nos avisa de que se avecina lo peor.

The Walking Dead Season 2

 

Conclusiones

The Walking Dead: Season Two es un gran juego que, si bien ofrece lo mismo que su primera temporada, lo hace de forma más "ligera". Sigue ofreciendo calidad, un buen guión y unos personajes profundos y bien construidos, pero la influencia de la protagonista en la trama es menor. Esto no sería un inconveniente en otro tipo de juegos, ya que la historia se centra en la evolución de Clementine, pero un título que presume de la variedad de decisiones que podemos tomar no se puede permitir.

En cuanto al sistema de juego, The Walking Dead ha disminuido mucho la dificultad. Es prácticamente imposible que nos maten o no encontremos la solución a tiempo, lo que resta gran parte del desafío del título. Sin embargo no podemos pedir más. Ya ha quedado muy claro que los juegos de Telltale son más bien series interactivas, en las que el sistema de juego es muy limitado. Aún así, dentro de estas limitaciones, la segunda temporada de The Walking Dead es demasiado fácil.

En definitiva, The Walking Dead es el juego indicado para los amantes de las aventuras gráficas y aquellos que anteponen una buena historia a las grandes dosis de acción. También es un claro ejemplo de que el nivel visual no es siempre lo más importante, y que una historia atrapante y un universo original pueden hacer mucho más para atraer jugadores que unos gráficos desorbitados.

The Walking Dead un juego muy decente que ahora, con su reciente salida en un pack completo, pueden disfrutar todos aquellos que se lo perdieron, con la ventaja añadida de no tener que esperar semanas entre capítulo y capítulo.

 

puntuacion the walking dead

Lo mejor:

  • La trama y el guión, ingeniosos y atrapantes. La historia engancha y poco a poco acabamos preocupándonos de los personajes, tal y como ocurre en cualquier serie de televisión de calidad.
  • El apartado artístico, que ha mejorado respecto a su predecesor. Los personajes, a pesar del estilo "dibujado" del juego, son capaces de transmitir una expresividad de la que carecen títulos con un apartado gráfico superior.
  • A diferencia de la primera temporada, nuestras decisiones tienen un peso mayor en el desenlace. Hay distintos finales que podemos conseguir en función de cómo actuemos.

Lo peor:

  • El escaso nivel de dificultad. Los combates no son desafiantes, y la cantidad de puzles es muy inferior a la de la primera temporada. Parece que lo único que tenemos que hacer durante todo el juego es recoger objetos e interactuar con el entorno.
  • El sistema de toma de decisiones y las intervenciones en los diálogos importantes son menos creíbles a través de una niña pequeña.

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha