eldiario.es

Menú

El hijo de Manuela Carmena se borra de una adjudicación de 1,9 millones de Metro de Madrid

Manuel Leira Carmena se había presentado junto a sus socios habituales al concurso para la nueva sede del metro, pero se borró tras ser preseleccionado

El Ayuntamiento dice que no había ninguna incompabilidad pero que el hijo de la alcaldesa prefirió retirarse para no involucrar a su madre

El arquitecto formó parte de la Junta de Gobierno de la entidad que ha gestionado el concurso aunque en la actualidad ya no tiene un cargo

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Varias estaciones de L1 del Metro de Madrid sin servicio por obras de mejora

El Metro de Madrid quiere tener una sede pero se complica su adjudicación. EFE

Un nombre desaparecido misteriosamente. La adjudicación de la sede del Metro de Madrid, el Centro Integral del Transporte de la empresa pública en sus terrenos en la Avenida de Asturias (Antiguo Depósito de Plaza de Castilla), una de las mayores obras públicas previstas en la Comunidad, se encuentra, por segunda vez, en entredicho.

El pasado viernes, el organismo encargado de gestionar la adjudicación de este proyecto (el Colegio Oficial de Arquitectos de la Comunidad de Madrid, COAM), convocaba a las 14:00 horas a la apertura de plicas para conocer el ganador de entre los cinco seleccionados en la primera fase. Cuando se abre el sobre del ganador, Jardín 1 (los proyectos se presentan de forma anónima), se lee entre los participantes: "Manuel Leira Carmena". Al abrir el sobre del mismo proyecto, pero ya con la documentación para la segunda fase del concurso, el nombre ha desaparecido. En la publicación de las actas de los ganadores, definitivamente, el nombre no está.

Leira Carmena es el hijo de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena. Es arquitecto y trabaja habitualmente junto con el resto de los ganadores del concurso. El proyecto está valorado en 1,9 millones de euros (2,3 millones, IVA incluido) para la dirección de obra. Leira no ha atendido a este medio para explicar la desaparición de su nombre pero sí lo ha hecho el departamento de prensa de la alcaldesa. Según explican, Leira, reflexionó en el último momento sobre la inconveniencia de que se relacionara a su madre con la adjudicación del concurso y envió un escrito a Metro de Madrid renunciando a su participación, lo que explicaría la misteriosa desaparición de su nombre.

El Ayuntamiento asegura que ha pedido todo tipo de informes y que no había conflicto de interés en la adjudicación al hijo de la alcaldesa. Pero que aún así este decidió borrar su nombre y renunciar a los beneficios económicos que acarrea la concesión del proyecto. 

Pero es otra la sospecha que se cierne sobre la participación de Leira en este concurso. El colegio de arquitectos, a la postre entidad encargada de gestionar la adjudicación para el Metro, tiene unas normas bastante estrictas sobre compatibilidad para los que se pueden presentar a los concursos que se diseñan en la casa. 

No se pueden presentar "miembros de la Junta de Gobierno y empleados y colaboradores habituales del COAM y de la Fundación Arquitectura COAM, así como quienes guarden con estos relación de asociación permanente y actual, cónyuges o personas vinculadas con análoga relación de convivencia afectiva de los mismos, descendientes de estos y quienes tengan con cualquiera de ellos parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo".

Leira Carmena formó parte de la Junta del Colegio de arquitectos hasta las últimas elecciones de mayo del año pasado, aunque en su perfil de Linkedin no ha actualizado que ya no pertenece a ese órgano. Además, es director de un organismo dependiente de la Fundación del colegio,  Madrid Think Tank, y amigo muy cercano del vicedecano, Carlos Lahoz.

Aunque esta estrecha relación del hijo de la alcaldesa con la gestora del concurso haya levantado suspicacias, el decano del colegio, José María Ezquiaga, asegura a este diario que no hay incompatibildad. Aduce que Leira no cobra ningún salario del colegio de arquitectos y que el organismo Madrid Think Tank es una herencia de la anterior Junta y que ya no tiene actividad. El decano de la institución está dispuesto a encargar un informe interno que acredite que no existe incompatibilidad.

Los socios de Leira Carmena

Si Metro confirma a los ganadores (aún está pendiente de comprobar la viabilidad económica), serán cuatro colaboradores habituales de Leira los encargados de levantar la sede del Metro de Madrid.

Entre los cuatro autores principales del proyecto ganador están Lourdes Carretero e Iván Carbajosa, que según el Registro Mercantil son los tres administradores solidarios de 003 Nexo Arquitectura Ideación Diseño y Planificación SLP. El tercer administrador de Nexo es el propio Manuel Leira Carmena. Los tres constituyeron la firma en abril de 2009. La empresa, según el Registro Mercantil, está activa, aunque sus cuentas de 2015 muestran que no ha facturado un euro en los dos últimos ejercicios. El Ayuntamiento afirma que la sociedad ya no está activa, pero en el registro no consta su disolución.

Entre los autores del proyecto también está Andrés Perea, el único con el que ha podido contactar directamente eldiario.es, que confirma que ha trabajado con asiduidad con el hijo de Carmena: “Estudió conmigo y ha colaborado conmigo en concursos”, señala en un correo electrónico en el que explica que en la primera fase del proyecto de sede de Metro “intervino el señor Leira”, pero no él ni el cuarto arquitecto que lo firma, Julio de la Fuente. “Como yo, se incorporó a la segunda fase”.

Una vez seleccionada en la primera fase, esa propuesta fue “la base” para el desarrollo de la segunda propuesta. Perea y De la Fuente fueron “parte importante del proceso por el que la propuesta ha merecido la adjudicación del proyecto de modo unánime por un amplio jurado multidisciplinar”. Esta participación, según fuentes conocedoras del concurso, consiste en dar la solvencia técnica y económica al proyecto.

José Luis Barreiro, secretario del jurado que ha adjudicado el proyecto y director de la Oficina de Concursos del COAM, señala que el concurso no lo ha ganado Nexo, sino los arquitectos que figuran en el anuncio, ya que el procedimiento estaba abierto a personas físicas. Subraya que en la segunda fase “se podían modificar los equipos” de cada proyecto para “conseguir solvencia” y recuerda que el contrato que se firmará es el de la segunda fase conocida este lunes. La documentación del proceso “la tiene Metro de Madrid, que es la que convoca el concurso”. Desde diciembre de 2011, el Ayuntamiento de Madrid no está en el accionariado de la empresa pública, que depende al 100% de la Comunidad de Madrid.

Se da la circunstancia de que el colegio de arquitectos fue el organismo que primero  levantó críticas sobre la anterior adjudicación de la sede del Metro hace un año. El concurso se lo había llevado el equipo de A-Cero, un estudio de arquitectura famoso por ser los autores del diseño de la lujosa urbanización de La Finca en Pozuelo de Alarcón (Madrid) y por su mediático propietario, Joaquín Torres.

Las irregularidades en aquel concurso hicieron que fuera finalmente anulado y que Metro confiara precisamente en el COAM para dar una pátina de credibilidad al nuevo proceso que se convocó en mayo de 2016. En este lapso de tiempo el Metro ha decidido cambiar los terrenos en los que construirá su sede, que ya no será en la calle Cavanielles sino en la Avenida de Asturias, a escasa distancia de Plaza de Castilla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha