eldiario.es

Menú

Podemos ve probable la "disputa" en Ahora Madrid por su futuro

El documento para la III Asamblea Ciudadana Municipal de Podemos plantea su papel dentro de Ahora Madrid: "La disputa 'candidatura-movimiento ciudadano' versus AM como 'partido político local' es un escenario probable"

El texto del Consejo Ciudadano municipal señala que en Ganemos Madrid, germen de Ahora Madrid, "hay una corriente interna cada vez más enfrentada al gobierno municipal y a lo que hoy representa AM"

Podemos reconoce que la aplicación del método Dowdall en las primarias de Ahora Madrid "supuso una quiebra de confianza, que, superada en la campaña, se arrastra de forma latente"

41 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Ganemos y Podemos concurrirán a las municipales bajo la marca "Ahora Madrid"

La concejal de Cultura de Madrid, Celia Mayer, y el secretario general de Podemos Madrid Ciudad, Jesús Montero, en la firma del acuerdo entre Ganemos y Podemos. EFE

"¿Hay relato global de la candidatura? Qué es, qué quiere, cómo lo va a conseguir". La dirección de Podemos en Madrid ciudad, cuyo secretario general es Jesús Montero, se plantea esta pregunta en su Documento de Apertura para la III Asamblea Ciudadana Municipal, e intentará dar respuesta en su III Asamblea Ciudadana Municipal, prevista para el 21 y 22 de mayo –las asambleas de barrio preparatorias se celebrarán entre el 3 y 15 de mayo–.

La reflexión de Podemos, sobre qué ha de ser Ahora Madrid, es compartida entre todos los integrantes de la candidatura municipalista que llevó a Manuela Carmena a conquistar la alcaldía de la capital en mayo de 2015. Ahora Madrid es el fruto de la alianza entre Ganemos Madrid –independientes, activistas, IU, Equo, Por un Mundo Más Justo– y Podemos, y no todos comparten qué ha de ser.

En este sentido, Podemos describe a Ahora Madrid como "una candidatura municipalista que sin Podemos no se hubiera constituido y configurado como tal candidatura ciudadana, en los términos conocidos y que hoy ocupa la Alcaldía y gobierna la capital de España. Tanto Manuela Carmena como Ahora Madrid son dos baluartes de cambio con los que Podemos confluye y se siente motor y responsable".

"La Asamblea Ciudadana Municipal", explica el documento, "es una buena oportunidad para redefinir el rol de Podemos dentro de AM. Hay que huir de actitudes de rechazo. Hay que pensar en positivo. Sin Podemos existiría Ganemos, pero no AM. AM es el proyecto municipalista impulsado por Podemos junto a otros actores individuales y colectivos para gobernar, para cambiar, Madrid. AM es Manuela Carmena. AM es el cambio en Madrid. AM es la candidatura ciudadana en la que participa Podemos en el municipio de Madrid. AM cuenta con los mimbres, contiene una voluntad plural de cambio y dispone de diversas herramientas, entre ellas Podemos, para conformar un proyecto original de empoderamiento ciudadano municipal".

Las cinco alternativas

El  documento fija cinco variables: "Una línea es hacer de AM un partido municipal que integre todas las sensibilidades del espectro progresista para volver a presentarse a las próximas elecciones, ya no como candidatura ciudadana municipal sino como partido municipal; otra línea posible de desarrollo de AM es concebirla como un continente sobre el que reconfigurar sus espacios políticos propios; una tercera línea de trabajo es concebir AM como un espacio para trasladar las reivindicaciones de los movimientos sociales al pleno del Ayuntamiento; una cuarta línea de desarrollo de la candidatura ciudadana es consolidarla como espacio municipalista de independientes, movimientos y partidos y reeditar el formato en las próximas elecciones (candidatura ciudadanista + cabeza de lista fuerte); una quinta línea de trabajo posible es mantener la figura instrumental de partido y desarrollar el programa del gobierno municipal, para en su momento debatir y tomar, en su caso, la decisión de presentarse con la marca propia de Podemos o reeditar la fórmula".

La dirección de Podemos, más partidaria de la cuarta opción, asume: "Debemos ser lo más flexibles posible para que pueda ir adaptándose a la coyuntura existente en cada momento. Si algo hemos visto a lo largo de estos meses es que la realidad es cambiante y que los planteamientos demasiado rígidos suelen caducar con mucha rapidez. Una vez más exibilidad y geometría variable como criterios generales de actuación. Podemos no es la mayoría dentro de AM, ni nunca lo hemos pretendido. Sí somos centrales en su protoconcepción, en su configuración inicial, en su construcción actual y queremos seguir siéndolo en el futuro". Y reconoce: "La disputa en AM, 'candidatura-movimiento ciudadano' versus AM como 'partido político local' es un escenario probable".

Posibles conflictos

El  documento relata más elementos susceptibles de ser conflictivos: "¿Planteamiento de perímetros políticos asumidos e irrenunciables? No se puede poner en cuestión todo en todo momento. ¿La candidatura debe funcionar con disciplina de partido? Quizá no pero hay que acordar en qué términos y cómo se transmite al ciudadano. Los ritmos del cambio, sobre todo si se gobierna en minoría, son lentos. Hay que tener bien definidas las fases de actuación, los objetivos por etapas, y las líneas fuerza del ejercicio de gobierno. ¿Qué objetivos nos podemos proponer como centrales hacia la mitad del mandato de AM? ¿Hay relato global de la candidatura? Qué es, qué quiere, cómo lo va a conseguir..."

Podemos también recuerda un momento tenso vivido antes de las elecciones, a raíz de la elección del método Dowdall de ponderación para las primarias de Ahora Madrid: "Durante el mes de febrero [los grupos de trabajo con Ganemos] se paralizaron (en pleno proceso de formación programática) cuando Ganemos exigió que el método de ponderación para las primarias fuera el conocido como Dowdall, o de Eurovisión, suspendiendo su participación en los grupos mixtos y comunicando en los medios que la causa de esta paralización era el supuesto incumplimiento por Podemos del marco común de entendimiento en este aspecto. Cualquiera que leyera el marco común sabe que el acuerdo era que hubiera ponderación pero no se acordó la fórmula concreta. Nuestra responsabilidad con la candidatura de unidad popular y ciudadana nos hizo ceder la fórmula, aún cuando sabíamos las consecuencias en cuanto al orden de la lista resultante, y los riesgos asociados del orden posterior en las propias elecciones municipales según los resultados que se obtuvieran".

La dirección de Podemos se lamenta de aquella decisión: "Si no se hubiera aplicado este método de ponderación, el resultado de la candidatura habría sido parecido al actual en su composición, pero muy diferente en su orden. De los actuales 20 concejales, uno no estaría, y hubiera entrado una concejala más de la lista “Más Madrid” [lista encabezada por Manuela Carmena], concretamente una compañera de Podemos, y el orden de los cinco que entrarían de la listas “Cambiar Madrid” [encabezada por Mauricio Valiente] de IU y “Madrid en Movimiento” [cuyo número 1 era Pablo Carmona] serían del 16 al 20. Se hubiera alterado ligeramente la composición y muy claramente el orden, y el riesgo asociado".

Y añade a este respecto: "Aceptar este método de ponderación contribuyó a mantener el acuerdo y no desanimó a Manuela Carmena a la hora de decidir encabezar la candidatura, si así lo decían las primarias de Ahora Madrid, pero también supuso una quiebra de confiananza, que, superada en la campaña, se arrastra de forma latente, y forma parte de los desencuentros habidos en el proceso de construcción de la candidatura de unidad popular y ciudadana".

Relaciones con Ganemos

Podemos reconoce "dos Ganemos, uno en el origen como plataforma unitaria y otra en la actualidad donde sus diversos componentes tienen estrategias propias, diferenciadas, coyunturalmente compartidas y en ocasiones en abierta discrepancia".

"El ejercicio de la acción de gobierno", razona el documento, "ha ido generando dentro del propio espacio Ganemos una corriente crítica con el gobierno municipal y con la deriva del proyecto AM. Esta deriva, que suele justificarse en términos de denuncia de supuestos incumplimientos programáticos (remunicipalizaciones, auditoría de la deuda, descentralización, proyectos urbanísticos, etc.), alimenta, cultiva, una corriente interna cada vez más enfrentada al gobierno municipal y a lo que hoy representa AM. ¿Cómo revertimos este potencial conflicto si progresa en el futuro inmediato? ¿Cómo hablar, cuándo y con quienes para temporalizar la acción programática y no querer 'todo y ahora'?"

Podemos, en todo caso, reconoce que "no existe manual de instrucciones para estos procesos de unidad popular y ciudadana", y que "no ha sido el único ni será el último nudo que haya que deshacer para seguir tejiendo ciudadanía empoderada y confluencia de fuerzas sociales, políticas y personas independientes".

Vínculos con las candidaturas ciudadanas municipales

En cuanto al grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea, el Consejo Ciudadano Municipal sostiene que "el papel de nuestro grupo parlamentario en la Asamblea de Madrid en la vertebración de un espacio de confluencia de las 'confluencias municipales', son ejes de trabajo muy importantes para fortalecer el cambio en nuestra región y en nuestra ciudad".

"En relación con las candidaturas ciudadanas de unidad popular (cups) y el Grupo Parlamentario conviene situar el contexto de esta relación", prosigue: "Podemos no se presentó a las elecciones municipales. Las candidaturas que se han presentado están hechas de personas que pertenecen a partidos y colectivos entre los que está Podemos y en algunas de ellas sin nuestra presencia; las CUPs son un instrumento para el cambio; existe un aislamiento importante de las candidaturas ya que no tienen entidad matriz, ni tienen espacios para compartir con otras experiencias municipalistas. En Madrid, debido a su tamaño, este problema pasa desapercibido".

"Como líneas de trabajo", sostiene Podemos, "se plantea que el Grupo Parlamentario sea el espacio donde las CUP se reúnen para resolver sus problemas concretos –presupuestos, interlocución con la Comunidad,...- en base a necesidades y no a estrategia políticas. Es la forma de tener una “comunidad política” donde no hay una estructura de partido".

Podemos, además, asume que "la naturaleza abierta a la ciudadanía" del partido, "su carácter líquido, sin las fronteras tradicionales entre militantes y ciudadanía de las organizaciones políticas clásicas presenta la ventaja de una conexión participativa, pero también presenta la dificultad a la hora del funcionamiento competitivo frente a otros modelos organizativos presentes en AM, con independencia de su representación social".

"¿Nos conviene compartir espacios donde las fuerzas en tensión están más equilibradas, pero pesa más la experiencia política, o más bien debemos promover espacios donde la fuerza de los liderazgos existentes o por expresarse, de carácter más cualitativo, junto a la fuerza numérica, posibiliten de forma combinada abrir camino a nuestra estrategia de empoderamiento ciudadano y movimiento ciudadano municipalista?", se pregunta el partido.

A falta de cerrar definitivamente el calendario, la  III Asamblea Ciudadana Municipal contará con la asistencia de diputados y diputadas autonómicos como José Manuel López, Ramón Espinar, Lorena Ruiz Huerta, Marco Candela, Mónica García, y diputados estatales como Irene Montero. Además, la organización espera la asistencia de concejales como José Manuel Calvo, Rita Maestre, Paco Pérez, y los secretarios generales de Madrid ciudad y Comunidad de Madrid, Jesús Montero y Luis Alegre.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha