eldiario.es

Menú

El Balneario de Archena, un oasis de bienestar y salud

Sus aguas son recomendables para reumatismos, dolores de origen vertebral, recuperación de secuelas postraumáticas, afecciones del aparato respiratorio, procesos dermatológicos y eliminación del estrés

La ocupación en 2014 se situó en el 74 por ciento y este año van ya por el 84; con 146.000 pernoctaciones y un paso por sus piscinas de 135.000 usuarios

- PUBLICIDAD -
Íberos, romanos y árabes encontraron en las aguas termales de Archena un enclave estratégico en la península ibérica

Íberos, romanos y árabes encontraron en las aguas termales de Archena un enclave estratégico en la península ibérica

Es uno de los balnearios de España con más solera. Íberos, romanos y árabes encontraron en sus aguas termales un enclave estratégico en la península ibérica. Los pobladores íberos que se asentaron en Archena fueron los primeros en hacer uso de sus manantiales en el siglo V a.C., aprovechando sus propiedades medicinales.

Convertido desde finales del siglo XIX en un complejo que une la oferta de balneario con la hotelera -cuenta con el hotel León, el Termas y el Levante-, por sus circuitos termales han pasado personajes como Carmen Polo, Bufallo Bill, Jordi Hurtado o Ana Duato, entre otros. Y recientemente lo han hecho políticos españoles o deportistas de elite, aunque en el hotel no quieren dar nombres y apellidos. “Hay que respetar la confidencialidad”.

Sus aguas medicinales manan a una temperatura de 52,5º C “y son aptas para tratar problemas de reumatismo, dermatológicos o respiratorios”, explica a este periódico en el Balneario su director de Operaciones, David Rull.

Este catalán gestiona el balneario desde hace tres años. Antes dirigió el Termas de Montbrio, en Tarragona, y abrió el Blancafort, en La Garriga, cuando se transformó en cinco estrellas.

Desde 2014 han incrementado la facturación en tres millones de euros, “cerraremos con 15 millones este año si no pasa nada”, adelanta orgulloso en la terraza del bar del Casino.

Los meses con mayor afluencia son de abril a octubre

El tratamiento estrella es la terapia con lodos con efectos antiinflamatorios

Según Rull, en Archena no tienen temporada baja “aunque los meses con mayor afluencia son de abril a octubre” y los más flojos, de noviembre a febrero.

En cuanto a la clientela, hay mucha variedad, “depende de las épocas y del día de la semana”. Entre semana, “hay más gente mayor con posibilidad de disfrutar del balneario”, y los fines de semana y épocas vacacionales, “el cliente es más familiar o de parejas”.

Por orden, los madrileños, valencianos y murcianos son los que más demandan sus hoteles; mientras que los clientes de la Región, Comunidad Valenciana, Albacete y Almería son los que más uso hacen de las piscinas.

El director de Operaciones de Archena diferencia entre las dos ramas que ofrece el balneario. “Por una parte, tenemos las piscinas que forman parte de una oferta más lúdica, aunque obviamente tienen su efecto positivo porque son aguas termales; y luego tenemos todo lo que son los tratamientos médicos, que se ofrecen bajo el Hotel Termas, en unas galerías subterráneas”.

Allí se cuida la salud de los clientes con lodos, baños y masajes; y cuentan con un servicio médico que no descansa y que atiende personalmente a todos los pacientes derivados al balneario con un paquete médico.

Sus aguas medicinales manan a una temperatura de 52,5º

Sus aguas medicinales manan a una temperatura de 52,5º

Sus aguas son especialmente recomendables para distintas dolencias terapéuticas como reumatismos, dolores de origen vertebral, recuperación de secuelas postraumáticas y de la cirugía traumatológica, afecciones del aparato respiratorio, determinados procesos dermatológicos, eliminación de la ansiedad y estrés. 

Este tipo de cliente, que muchas veces viene recomendado por otros médicos, suele repetir en un 60 por ciento, es un cliente fiel; y la estancia media para empezar a notar resultados y que estos duren suele ser de unos 15 días”.

España empieza a destacar en el turismo termal, aunque Alemania, Francia e Italia siguen a la cabeza; países donde el concepto de balneario hace años que no está vinculado solo a las personas mayores o con problemas de salud.

También aquí está cambiando ahora ese punto de vista, después de que la mayoría de hoteles hayan acompañado su oferta con zonas spa para mitigar el estrés, la enfermedad del siglo XXI”, señala Rull, quien puntualiza que los balnearios tienen el valor añadido de que sus aguas son medicinales.

Por ello, en el Balneario de Archena se ofrecen también terapias antiestrés con psicólogos. Desde hace poco se ha puesto en marcha la equinoterapia, “que ya funciona en otros lugares”, y que se basa en la interacción con caballos para personas con depresión o un alto grado de estrés.

El tratamiento estrella de este balneario murciano, sin embargo, es la terapia con lodos, que tiene efectos relajantes y antiinflamatorios. “Son perfectos para el reuma y ayudan también a relajar las vías respiratorias y los pulmones”.

Con el ding dong de las campanas de la iglesia que alberga el balneario de fondo, Rull saca pecho. “Tenemos una antigüedad, con un bagaje importante, y de cara a los balnearios en España somos de los más grandes y mejor considerados”.

Los tratamientos médicos se ofrecen en una galería subterránea

Los tratamientos médicos se ofrecen en una galería subterránea

Además, “con tanta capacidad para dar tratamientos hay pocos, hay muy buenos balnearios en España pero suelen ser mas pequeños; por eso podemos trabajar por ejemplo con el tema social y formamos parte del programa termal del Imserso”.

“No es raro que colguemos el cartel de lleno e incluso que tengamos lista de espera”. Es cierto que el personal de recepción trabaja sin descanso y las colas de clientes que entran y salen del balneario parece que nunca terminen.

En cuanto a la ocupación, en 2014 se situó en el 74 por ciento y este año van ya por el 84; con 146.000 pernoctaciones y un paso por sus piscinas de 135.000 usuarios. “Pocos hoteles pueden presumir como nosotros de tener 74.000 amigos en Facebook”.

El Balneario de Archena cuenta con un equipo de ocho fisioterapeutas, 35 quiromasajistas que trabajan en la galería termal y tres médicos en plantilla; además tienen una media de unos 262 empleados. “Tratamos de trabajar con proveedores de la zona y directamente debemos de dar empleo a unas mil personas; somos un pilar no solo para Archena sino para todo el Valle de Ricote”.







- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha