eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Ayuntamiento niega "trato discriminatorio alguno" a mujeres policía

Dice que actúan siempre siguiendo informes de personal y prevención

- PUBLICIDAD -

El Ayuntamiento de Santander ha negado este miércoles la existencia de "trato discriminatorio alguno" hacia las mujeres en el cuerpo de Policía Local y ha subrayado que "todas" las decisiones respecto a flexibilidad horaria o movilidad de servicio de agentes embarazadas o con hijos pequeños se apoyan en informes técnicos y en la normativa de permisos y la Ley de Prevención de Riesgos Laborales.

El concejal de Personal y Protección Ciudadana, Pedro Nalda, ha rechazado así las críticas realizadas por algunos representantes sindicales a los que ha acusado de "utilizar" situaciones relacionadas con la conciliación de algunas compañeras para realizar "acusaciones falsas" con las que, a su juicio, se hace un "flaco favor" al conjunto del Cuerpo y a la labor que desempeña.

En un comunicado, el edil ha insistido en que "todas" las decisiones que afectan al destino o jornada de las agentes con hijos "se ajustan a las recomendaciones de los informes y a las previsiones legales", igual que ocurre -ha dicho- con las agentes embarazadas, en cuyo caso se busca también "reducir posibles riesgos y garantizar el buen desarrollo del embarazo".

En este sentido, Nalda ha indicado que en el caso concreto de una agente embarazada que solicitó un traslado al Centro de Coordinación de Servicios, había un informe que "lo desaconsejaba", dado el tipo de trabajo que se desarrolla en esta unidad, "con momentos punta de mucha carga de trabajo y estrés".

"El informe concluye que no se trata del puesto de trabajo más adecuado para una mujer embarazada e indica que, de acuerdo a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, lo ideal, siempre que sea posible, sería asignar a la trabajadora un puesto de turno fijo con jornada de lunes a viernes, que fue lo que se hizo con esta agente, ofreciéndole un puesto de esas características", ha señalado Nalda.

Por lo que respecta a otra agente, con un hijo pequeño, que pidió flexibilidad horaria en su puesto de trabajo, el concejal ha indicado que se ha actuado siguiendo informes del jefe de servicio y aplicando la normativa vigente sobre permisos y licencias.

Nalda ha indicado que esta agente "ha disfrutado ya de una modificación de horario y solicita ahora una flexibilidad" y, dentro de ese procedimiento, lo que se le ha pedido es "que concrete la forma de aplicación de la flexibilidad", ya que presta servicio junto a otro agente que se vería afectado también por los cambios. Y además, también en este caso, "se ha ofrecido a la trabajadora trasladarse a otro servicio", ha agregado.

El concejal de Protección Ciudadana ha censurado la utilización de estos hechos y, sobre todo, "los términos empleados por ciertos representantes sindicales que llegan a hablar de una supuesta excedencia de otra trabajadora por acoso", un hecho que, según ha recalcado, es "absolutamente falso".

Asimismo, Nalda ha lamentado que "algunos sindicatos utilicen una vez más a las mujeres y cuestiones como la maternidad o incluso la violencia de género como estrategia sindical".

En este sentido, ha rechazado también las críticas sobre el servicio de protección que se presta desde la Policía Local a las mujeres víctimas de violencia de género y ha destacado que "siempre se antepone la seguridad de la persona protegida".

El concejal ha explicado que lo sucedido el pasado fin de semana, cuando unos agentes se vieron obligados a realizar una protección vestidos de uniforme, fue algo excepcional y por necesidades del servicio, ya que no estaba previsto que la mujer saliera de casa esa noche y no había en ese momento agentes autorizados para trabajar de paisano, para lo cual se requiere un permiso de Delegación de Gobierno.

El concejal ha aclarado además que los agentes realizaron el servicio en un coche camuflado y sólo salieron de él al percibir que podía existir un posible riesgo para la víctima, lo que obligaba a anteponer la integridad de la persona protegida.

Nalda ha subrayado "el compromiso" del Ayuntamiento de Santander y de la Policía Local con las víctimas de violencia de género y ha destacado "el respeto y sensibilidad con que se tratan todos los casos, procurando garantizar siempre la máxima confidencialidad y dignidad para las víctimas".

Ha recordado que la Policía Local realiza tareas de protección derivadas de órdenes judiciales y el Ayuntamiento ofrece además un servicio de teleasistencia para víctimas de violencia de género.

En la actualidad, 71 mujeres del municipio cuentan con dispositivos de teleasistencia que, ante una situación de riesgo, les permiten alertar a la Policía y facilitan a los agentes su localización.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha