eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

Santander, sede del XVI 'Desencuentro Enemigo' para rendir tributo a la banda Los Enemigos

Se celebrará del 8 al 11 de diciembre y su programación incluye conciertos, exposiciones y otras actividades

- PUBLICIDAD -
Los enemigos

Los enemigos

Santander será del 8 al 11 de diciembre sede de la decimosexta edición de 'Desencuetro Enemigo', evento que en años anteriores ha pasado por otros puntos de la geografía española y que con conciertos y exposiciones buscará rendir tributo a Los Enemigos, banda madrileña de rock nacida en la década de los 80 del pasado siglo.

El evento reunirá a un centenar de participantes llegados desde diversos puntos de España, y algunos del extranjero, y a ocho bandas que serán las protagonistas de los cuatro conciertos programados en los días de 'Desencuentro Enemigo'.

La programación arrancará el jueves, día 8, a las 13.00 horas, con una recepción oficial a los participantes que se celebrará en las Caballerizas de la Magdalena y que estará amenizada por el dj Jesús Bombín.

Ese mismo día, a partir de las 22.00 horas, la sala Black Bird acogerá el primero de los conciertos, que tendrá como protagonista a la banda gallega de rock Soul Jacket junto con Óscar Avendaño y Los Profesionales.

El viernes, 9 de diciembre, los participantes tienen programada una visita turística por Santander, un paseo por la Bahía y una comida de hermandad y ya por la noche, también a partir de las 22.00, la música volverá a ser la protagonista de nuevo con la actuación en la Sala Niágara de la banda murciana Los Marañones y también del grupo santanderino The Puzzles.

Al día siguiente, el sábado 10 de diciembre, la música saldrá a las calle Tetuán y a la del Sol, con las actuaciones de Adrián Costa & The Criers (13.30 horas) y de Artemius Big Band y The Soul Jammers (18.00), respectivamente.

Además de las actuaciones musicales, la programación también incluye dos exposiciones: la muestra de pintura 'Travesía de cartón', de la artista Araceli Suárez en el Bar Urban Classics de la calle del Sol y otra de fotografía sobre el mundo del rock en la obra del gallego Brais G. Rouco, cuyos trabajos podrán verse en locales de la misma calle, como el Rvbicon, el Zapa o el Canalla Cocktail Club.

Esta iniciativa ha sido presentada este lunes en rueda de prensa por la concejal de Cultura de Santander, Miriam Díaz; la directora general de esta misma área del Gobierno de Cantabria, Marina Bolado; el vicepresidente de la Asociación Cultural RequeSound, Ignacio Abaitua, y representantes de los hosteleros del barrio de Tetuán en Sol Cultural.

Tras presentar la programación, el vicepresidente de RequeSound ha asegurado que, hasta el momento, la cita de Santander es la que más asistentes va a congregar de todas las anteriores ediciones celebradas y es que es la primera vez que el evento se celebra en una ciudad costera.

Entradas

Aún pueden adquirirse entradas para asistir a los dos conciertos en sala previstos --el de la Black Bird y el del Niágara-- al precio de 12 euros y también hay bonos de 70 euros que permiten asistir a todos los conciertos y a una 'jam sesion enemiga', e incluye un pack de bienvenida, el vermú en barco, la comida de hermandad y una camiseta comemorativa.

Las entradas se pueden adquirir en el portal Ticketea.com y en RequeSound.com.

La concejal de Cultura ha explicado que para el Ayuntamiento, que patrocina la iniciativa, se trata de una forma de "dinamizar" las calles de la ciudad y ampliar la oferta cultural en los días del Puente, en los que el Consistorio espera que la ciudad reciba un "gran número" de visitantes, y también de dar a conocer algunos grupos santanderinos.

La directora general de Cultura ha insistido en que este evento, también patrocinado por el Gobierno regional, además de rendir tributo a "un grupo mítico" es una forma de apoyar a las bandas locales e intentar crear una especie de "circuito" con otras comunidades.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha