eldiario.es

Menú

Más de medio año sin control al Gobierno en el Parlamento Vasco

La Cámara celebró la última sesión de control a principios de junio y no hay previsión de retomarlas hasta febrero

La última pregunta escrita respondida es del 4 de julio y la comisión más reciente se celebró el 26 de julio

- PUBLICIDAD -
Urkullu propone un pacto estatutario frente a la independencia de EH Bildu

Iñigo Urkullu y Alfonso Alonso, en el Parlamento Vasco EFE

El pasado 3 de junio a mediodía, el veterano socialista Patxi Elola preguntó a la entonces consejera de Medio Ambiente, Ana Oregi, por “los estudios pendientes para la posible implantación del servicio Gautrena de Euskotren en el tramo entre Donostia-San Sebastián y Urola Kosta-Bajo Deba”. Fue la interpelación que cerró la última sesión de control al Gobierno del Parlamento de la pasada legislatura aunque aún quedasen casi cuatro meses para las elecciones. Desde entonces hasta hoy, medio año después, los miembros del Ejecutivo vasco no han vuelto a someterse a las preguntas de la oposición. Y previsiblemente no lo harán hasta febrero, ya que el calendario fijado por los partidos para el arranque del nuevo cuatrienio no contempla, al menos hasta febrero, los plenos de control.

Pero no sólo los plenos se han detenido. Desde el 26 de julio ningún consejero ha comparecido en comisión parlamentaria. En aquella ocasión lo hizo la titular de Educación y Cultura, Cristina Uriarte, tras una petición urgente de EH Bildu por el recorte de subvenciones para determinados festivales. Y fue el 4 de julio cuando el Gobierno atendió a la última pregunta escrita de la oposición, la información solicitada por Iñaki Oyarzábal (PP) sobre matriculaciones de Religión en institutos de Bachillerato.

Nada menos que 53 preguntas presentadas en tiempo y forma, según datos oficiales, quedaron sin respuesta con la disolución de la Cámara, decidida por el lehendakari, Iñigo Urkullu, a principios de agosto. Los grupos esperan ahora que el nuevo equipo, plenamente operativo desde la pasada semana, empiece ya a atender las peticiones de la oposición en los próximos días.

A grandes rasgos, los partidos políticos ya han trazado el calendario de esta primera parte de la nueva legislatura. Tras las sesiones de investidura, se han previsto dos plenos ordinarios para antes de las vacaciones de Navidad. Se celebrarán el 15 y el 22 de diciembre y en el primero de ellos se debatirá, como punto principal del orden del día, la elección de los tres senadores autonómicos. Serán sesiones ordinarias, no de control al Gobierno. Antes, el 12 de diciembre, se constituirán las nuevas comisiones y se elegirán sus presidencias, que habitualmente suelen repartirse entre los partidos. 

Con el cambio de año, según el Reglamento, el mes de enero es inhábil, es decir, no hay actividad ordinaria en la Cámara como ocurre en julio y agosto. Fuentes de los distintos partidos consultadas por este periódico han explicado que aún no hay una decisión adoptada en torno a la posibilidad de habilitar todo o parte del mes para adelantar trabajo. De hecho, todo dependerá de la fecha que el Gobierno establezca definitivamente para que los consejeros de Urkullu comparezcan con el fin de presentar sus respectivos programas de Gobierno. Algunas voces sitúan estas comisiones entre finales de enero y principios de febrero.

Renuncian Beltrán de Heredia y Tapia

Por otro lado, este lunes han renunciado a su acta de parlamentarias del PNV dos consejeras del Gobierno de Urkullu, Estefanía Beltrán de Heredia (Seguridad) y Arantxa Tapia (Desarrollo Económico y Transportes), según han confirmado desde el partido 'jeltzale'. Está previsto que lo haga también el titular de Gobernanza Pública y Autogobierno, Josu Erkoreka. Es costumbre que los miembros del Gobierno, excepto el lehendakari, se dediquen de manera exclusiva al Ejecutivo y se eviten el tener que estar presentes en todas las votaciones de la Cámara. Eso sí, mantienen su escaño (sin voto) en la bancada del Ejecutivo.

Para cubrir estas bajas, al grupo del PNV se incorporarán por Álava Estibalitz Larrauri, de 35 años y natural de Amurrio, que releva a Beltrán de Heredia, y Maialen Gurrutxaga por Gipuzkoa, de 24 años y procedente de Elgoibar. Gurrutxaga, que ocupa el lugar de Tapia, será la más joven de la Cámara.

Cuando se consume la baja de Erkoreka, habrá que incorporar a un nuevo parlamentario por Bizkaia. La siguiente de la lista del PNV, Aitziber Irigoras, ocupa el cargo de alcaldesa de Durango y podría acabar renunciando al escaño. En su defecto, Begoña Otalora podría acceder al Parlamento.    

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha