eldiario.es

El pueblo más viejo de Euskadi

Lagrán, en Álava, tiene una proporción de nueve mayores de 65 años por cada joven menor de 16 años.

El envejecimiento y la ausencia de industria o de sector servicios servicios amenaza con vaciar los pueblos de la comarca de la Montaña Alavesa.

Varios vecinos del pueblo de Lagrán junto a la fuente del pueblo.

Varios vecinos del pueblo de Lagrán junto a la fuente del pueblo.

A los pies de la sierra de Cantabria, en el corazón de la Montaña Alavesa, se descubre el pueblo de Lagrán (a 40 kilómetros de Vitoria). Un pequeño enclave con apenas 60 vecinos que se ha convertido en el pueblo más envejecido de Euskadi. Cuenta con una proporción de nueve mayores de 65 años por cada menor de 16 años. En Euskadi se da una relación de 1,4 personas de 65 y más años por cada menor de 16 años, superando el ratio del conjunto del Estado, que es de 1,1. Los municipios que superan la relación de 1,4 personas en el conjunto de la comunidad son 81, con casos extremos como el de Lagrán con esa relación de 9 a 1. Este municipio, que pertenece a la cuadrilla de Campezo-Montaña Alavesa (Álava), no cuenta con ningún tipo de industria, ni nada relacionado con el sector servicios. En un paseo por las calles del pueblo, donde se pueden admirar conjuntos característicos de la Edad Media, se respira calidad de vida, pero también inquietud.

Juan Calvete, teniente de alcalde, añún recuerda como la población de Lagrán se multiplicaba y hasta triplicaba en los meses de verano. "Todo ha bajado mucho. Lo que sí mantienen los hijos de los que nacieron aquí es la visita al pueblo, aunque solo sea una vez al año". En el campo apenas trabajan cuatro personas. Y los hijos de éstos han emigrado a Vitoria en busca de otras alternativas. "No hay labradores jóvenes, ganadería tampoco. Llevamos años cayendo en picado".

El futuro se presenta complicado para Lagrán. Ahora mismo, la única opción que vislumbra Calvete es la de que regresen al pueblo jubilados que en su momento se fueron a Vitoria o Logroño a trabajar. "Es una posibilidad, el pueblo tiene calidad de vida y ahora se va a construir un centro de día para atender a la población más mayor". La otra opción radica en los cinco matrimonios jóvenes, que van y vienen de Vitoria todos los días. En conjunto, tienen tres niños pequeños. "Es la sabia nueva del pueblo", subraya el teniente de alcalde.

En previsión no hay ningún tipo de proyecto o iniciativa industrial ni de servicios. "Cuando alguien ha tratado de montar un negocio todo han sido pegas y no por parte del Ayuntamiento. Les han asado a permisos y licencias y han desistido de poner nada. En pueblos como éste, las instituciones deberían dar todo tipo de facilidades para montar cualquier instalación".

A sus 83 años, Justo, sentado junto a la fuente, se queja de que "encima el Gobierno nos quita a los jubilados el poco dinero que nos da". "Hasta los 65 años", cuenta, "aguanté trabajando en la tierra, pero se terminó y no hay nadie a quién darle el relevo". 

El mal de Lagrán es una constante en Euskadi, la comunidad más envejecida de España y por extensión, de Europa. El Instituto Vasco de Estadística-Eustat recoge entre sus datos que el 20% de la población vasca tiene más de 64 años (en algunos municipios vascos hay porcentajes del 25%) y que la población con más de 85 años se ha multiplicado por cinco en los últimos 30 años.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha

- PUBLICIDAD -
- Publicidad -
- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -