eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

20D ¿Qué se juega Navarra?

La del domingo no parece solo una batalla numérica: cinco diputados y cuatro senadores están en juego, pero también la lucha por intentar demostrar que el cambio del mapa político surgido en mayo, liderado por Uxue Barkos, se puede llevar también a Madrid

UPN-PP concurren en coalición para la Cámara Alta y para la Baja, mientras que los partidos del cuatripartito -Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e I-E, van conjuntamente solo al Senado, donde intentarán alzarse como la lista más votada

- PUBLICIDAD -

Llega la hora. Cinco diputados y cuatro senadores en juego para Navarra. Tras 15 frenéticos días de campaña en apenas unas horas conoceremos cómo se desvela esta incógnita. Los últimos sondeos predicen, para el Congreso de los diputados, dos escaños para UPN-PP y uno para Podemos. Los otros dos, parece, se los repartirán EH Bildu, Geroa Bai y PSN-PSOE. En el caso de la Cámara Alta es tan bajo el interés que despierta entre la ciudadanía que apenas se publican encuestas, sin embargo, en esta ocasión para la comunidad foral se presenta una situación distinta. La batalla entre las dos grandes coaliciones (UPN-PP y Cambio-Aldaketa, candidatura ciudadana apoyada por el cuatripartito) ha dotado de cierto atractivo a los comicios al Senado.

En cualquier caso, la cantidad de indecisos que recogen los sondeos, hasta del 10% del electorado navarro en algunos casos, se presume clave para el resultado final, según los expertos en demoscopia.

Navarra no debe ser excesivamente importante en estas elecciones generales. Al menos a juicio de la gran mayoría de candidatos nacionales que no han incluido en su apretada agenda de campaña una visita, ni siquiera fugaz, a nuestra comunidad. Tan solo lo ha hecho el actual presidente y candidato a repetir en el cargo por el partido popular, Mariano Rajoy. Y él ha sido, quien ha marcado, en parte, el eje central de la campaña aquí en casa: El régimen foral navarro.

Y es que eso es, precisamente, lo que parece estar en juego este próximo domingo. Unión del Pueblo Navarro, que concurre en coalición con el Partido Popular de Navarra para ambas Cámaras, votará a favor de una eventual investidura de Rajoy, ya lo ha anunciado. Y eso pondría sobre la mesa el Convenio económico foral. ¿Por qué? Porque en ese mismo proceso de investidura, la formación de Albert Rivera, Ciudadanos, podría cobrar un papel importante y el partido naranja ya ha fijado postura sobre este asunto: está a favor de llevar el Convenio a debate, con vistas a suprimir la especificidad del régimen fiscal tanto en la Comunidad foral, como en Euskadi.

Así que, aunque todos los candidatos quieren defender a Navarra en Madrid -es el mantra más repetido en las últimas dos semanas- la manera de hacerlo distará mucho entre unos y otros. La de la Comunidad foral es una situación singular, marcada por los últimos comicios autonómicos en los que las urnas expresaron entonces la voluntad de cambio de su ciudadanía, después de sucesivos gobiernos encabezados siempre por UPN. Sin embargo, los partidos del cuatripartito, las cuatro formaciones que sustentan al Gobierno de Uxue Barcos, que sigue siendo la política mejor valorada según el CIS, y que no han dejado de repetir que llevarán a Madrid el modelo de cambio logrado en Nafarroa, lo harán únicamente en el Senado bajo el nombre Cambio-Aldaketa, porque para el Congreso no han sido capaces de ponerse de acuerdo.

Todas las miradas en Podemos

Pues bien, ante esta situación Podemos atrae todas las miradas, ya que la formación morada tiene en su mano la posibilidad de alterar los resultados de hace 4 años. UPN se hizo entonces con 2 escaños, PSN con 1, Geroa Bai con 1 y Amaiur (EH BILDU) con otro. Ahora, y después de que en Mayo el partido de Pablo Iglesias entrara con fuerza en el parlamento foral con 7 representantes, no hay duda de que será esta formación la que marque la diferencia.

El domingo se presenta, por tanto, como una jornada electoral clave en la que también está en juego la composición de la Cámara Alta. Cuestionado en infinidad de ocasiones, el Senado renueva igualmente sus asientos. Y aunque muchos le restan importancia, servirá, al menos, para dilucidar la opción ciudadana entre dos grandes bloques. Como en un ring de boxeo. A mi derecha la coalición UPN-PP con el firme propósito de revalidar sus tres senadores y a mi izquierda, por primera vez juntos en Madrid, el cuatripartito del Gobierno foral. Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda Ezkerra apuestan por “apuntalar el cambio” surgido de los comicios de mayo. Una batalla única en la que luchan por convertirse en la fuerza más votada y conseguir tres escaños (el cuarto senador navarro saldrá de la segunda lista más votada). Por primera vez medirán sus fuerzas y reflejarán el sentir del electorado navarro.

Ahora, ¿Seguirán pensando que no es tan importante en estas elecciones nuestra Comunidad foral?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha