eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Crecen los divorcios en Navarra un 4,2 por ciento en el año 2016

Durante el año 2016 se dictaron en los órganos judiciales de Navarra un total de 1.222 separaciones y divorcios, lo que supuso una tasa de 1,9 disoluciones por cada mil habitantes, frente a la tasa del 2,2 a nivel nacional.

- PUBLICIDAD -

Navarra se sitúa en el quinto lugar entre las Comunidades Autónomas con menor tasa de rupturas. Los divorcios suponen el 94,7% del total de procedimientos. Se produjeron 1.157 divorcios (un 4,2 por ciento más que el año anterior) y 65 separaciones (6,6 por ciento más).

El 79,4% de los divorcios y separaciones, considerados conjuntamente, llevados a cabo en Navarra en el año 2016 fueron de mutuo acuerdo.

En concreto, el 78,9% del total de los divorcios fueron consensuados. Por su parte, el 87,2% de las separaciones fueron de mutuo acuerdo y el 12,8% contenciosas.

El mayor número de divorcios y separaciones en 2016 tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres. La edad media de las mujeres fue de 43,4 años (43,2 años en los divorcios y 47,9 años en las separaciones). En el caso de los hombres, la edad media fue de 46,0 años (45,8 años en los divorcios y de 50,8 años en las separaciones).

En el 82% de las rupturas ambos cónyuges tienen nacionalidad española, en el 8,5% ambos eran extranjeros y en el 9,5% restante eran parejas de nacionalidad españolaextranjera.

En el caso de los divorcios, el 81,2% tuvo lugar entre cónyuges de nacionalidad española, al igual que el 94,9% del total de separaciones.

QUINCE AÑOS DE MATRIMONIO

La duración media de los matrimonios que se rompen es de 15 años en el 2016. En el caso de las separaciones se eleva a los 19,7 años y en los divorcios es de 14,7 años.

Atendiendo al estado civil de los cónyuges cuando contrajeron matrimonio, la mayoría eran solteros.

En el caso de los divorcios, el 93,5% de las mujeres eran solteras, el 6% divorciadas y el 0,4% viudas. Entre los varones, el 92,5% eran solteros, el 7% divorciados y el 0,6% viudos.

En el caso de las separaciones, el 87,2% son solteras, un 10,3% divorciadas y un 2,6% viudas. Y entre los hombres, el 89,7% eran solteros y el 10,3% divorciados.

El 59% de los matrimonios disueltos en 2016 tienen hijos y un 53,9% tiene hijos menores. Además, el 53,3% de las parejas tienen uno o dos hijos, ya sea menor o mayor dependiente.

En el 59% de los casos hubo asignación de pensión alimenticia. De estos, en el 61,3% de los casos el pago de esta pensión le correspondió al padre, en el 11,3% a la madre y en el 27,4% a ambos cónyuges.

Por otro lado, en el 10,1% de las sentencias se fijó una pensión compensatoria y en el 91,9% de estos casos el pago de dicha pensión se le asignó al esposo.

En los casos en los que correspondía, la custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 52,3% de ellos. En el 13,4% la obtuvo el padre y en el 34,3% fue compartida.

En lo relativo a la presentación de la demanda, en el 72,2% de los casos fue presentada por ambos cónyuges; en el 14,5% por la esposa y en el 13,3% por el esposo. Este orden se da tanto en los divorcios como en las separaciones.

Con respecto al año anterior, en 2016 los divorcios se incrementaron un 4,2% (47 divorcios más) y las separaciones un 6,6% (4 separaciones más). A nivel nacional, el número de divorcios creció un 0,3% y el de separaciones disminuyó un 6,4%.

Desde el año 2007, los divorcios suponen más del 90% del total de las rupturas matrimoniales. Ocho de cada diez disoluciones son de mutuo acuerdo, cifra similar a la registrada el año anterior. No obstante, en los últimos años se produce un ligero aumento de las contenciosas con respecto a los años 2013 y 2014.

Aumentan los casos de disoluciones en los que ambos cónyuges son de nacionalidad extranjera. En 2016 se sitúan en el 8,5%, la cifra más alta registrada desde el año 2007. En todo caso, en ocho de cada diez rupturas ambos cónyuges son españoles.

Aumenta la edad media a la disolución matrimonial de ambos cónyuges. En el año 2016 la edad media de los varones era de 46 años y la de las mujeres de 43,4 años destacando por ser las edades más altas registradas en el periodo de estudio.

También aumenta el número de años de matrimonio de los casos de rupturas, siendo en 2016 la duración media de 15 años, la cifra más alta desde 2007.

Crece igualmente el porcentaje de rupturas en las que ambos cónyuges se encargan de la pensión alimenticia de los hijos menores o mayores dependientes. En el año 2016 fue un 27,4%, ocho puntos porcentuales más que en 2015 y el mayor porcentaje desde el año 2007.

Este aumento se produce en detrimento de los casos en los que es la madre la que se encarga del pago de esta pensión disminuyendo de un 20,7% en 2015 al 11,3% en 2016.

Aumenta el porcentaje de rupturas en la que ambos cónyuges se encargan de la custodia de los hijos menores, continuando la tendencia al alza iniciada en 2011. En el año 2016 aumenta ocho puntos porcentuales respecto a 2015. Este incremento se da en detrimento de los casos en los que es el padre únicamente el que la ejerce disminuyendo del 21,1% en 2015 al 13,4% del año 2016.

También se da un crecimiento en el porcentaje de rupturas en la que ambos cónyuges son los que presentan la demanda del proceso de disolución. En el año 2016 fue un 72,2%, nueve puntos porcentuales más que en el año anterior. Este aumento se produce principalmente en detrimento de los casos en los que es el esposo el que la presenta reduciéndose de un 20,1% en 2015 al 13,3% en 2016.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha