eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ciudadanos desvincula del 1-O las conversaciones con el PSOE sobre la reforma constitucional

Margarita Robles mantiene un primer encuentro con el secretario general del grupo de Albert Rivera para hablar sobre regeneración y la reforma de la Carta Magna

El PSOE quiere que las primeras iniciativas que va a presentar sobre Cataluña se discutan antes del pulso soberanista del 1 de octubre

Ciudadanos, que es más partidario de una mesa de partidos más informal que una subcomisión en el Congreso, pone como fecha orientativa otoño

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez y Albert Rivera se reúnen en el Congreso para explorar alianzas parlamentarias

Pedro Sánchez y Albert Rivera durante su reunión en el Congreso.

El PSOE presentará este viernes conjuntamente con el PSC un paquete de medidas para Cataluña con las que pretende distender el pulso soberanista antes del 1 de octubre. Es un planteamiento de Pedro Sánchez, que quiere que esas iniciativas se empiecen a tramitar antes de la fecha en la que Carles Puigdemont ha fijado el referéndum. Sin embargo, uno de sus socios potenciales, Ciudadanos, rebaja las prisas del líder socialista. 

La dirección socialista trabaja con el PSC en un paquete de medidas que presentará en una reunión conjunta en Barcelona. Fuentes de la dirección aseguran que no están cerradas las propuestas, pero la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, aseguró este lunes que están orientadas hacia el estudio de las 46 medidas que el presidente de la Generalitat planteó hace un año a Mariano Rajoy. 

Algunas de esas medidas son asumibles para los socialistas, aunque no todas: figuraba el referéndum que el PSOE rechaza en todas sus fórmulas. Fuentes socialistas apuntan a que la recuperación de algunos aspectos anulados por el Tribunal Constitucional en la sentencia del Estatut de 2010 también figurará en el documento. El PSOE también quiere revisar el sistema de financiación autonómica. 

Otra de las claves será la propuesta de reforma constitucional, que los socialistas quieren poner en marcha cuanto antes. Narbona explicó que el paquete de medidas puede presentarse en julio para que pueda tramitarse en el mes de septiembre, antes del 1-O. "El plazo es ya", aseguró la presidenta del PSOE. Sin embargo, fuentes próximas a Sánchez admiten que puede ser complicado y uno de los motivos es que no vieron a Rivera por la labor de hacerlo de forma inminente.

Ciudadanos, que es su principal socio en esa materia ya que la propuesta de reforma de la Carta Magna figura en los programas electorales de ambos partidos, quiere desvincular esas conversaciones para la reforma constitucional del desafío independentista del 1 de octubre. Por eso aplazan a otoño el inicio de las conversaciones para la reforma de la Constitución.

"Lo llevamos diciendo muchos meses. No podemos hacer una reforma constitucional para contentar a los separatistas, que no se van a contentar nunca –señalan desde el partido de Albert Rivera–. Ya dijimos que a partir de otoño se debe abrir un debate sereno. Hay que contar también con el PP". 

La portavoz socialista, Margarita Robles, ha mantenido un primer encuentro con el secretario general del grupo de Ciudadanos en el Congreso, Miguel Gutiérrez. La diputada del PSOE pidió esa reunión tras el encuentro entre Rivera y Sánchez. Ambas formaciones recalcan que ha sido "un primer acercamiento". 

Ciudadanos frena las prisas del PSOE, que quiere registrar ya iniciativas con vistas a que se tramiten en septiembre. Sin embargo, en Ciudadanos sostienen que sus tiempos no son los de Sánchez "si ahora quiere correr". "Llevamos ocho meses trabajando en el Congreso", señalan. Robles y Gutiérrez han quedado en intercambiar documentos a finales de julio, según informan desde Ciudadanos, que ponen énfasis en que sus reclamaciones son también la eliminación de los aforamientos o la limitación de mandatos.

Además, el PSOE es partidario de que el debate sobre la reforma constitucional se abra en un "espacio institucional", que pasa, por ejemplo, por una subcomisión en el Congreso. Sin embargo, Rivera propone que sea más informal: una mesa en la que se sienten los partidos para abordar qué se quiere modificar. 

En la bancada socialista también hay diputados que muestran sus dudas sobre la idoneidad de la estrategia fijada por Sánchez. Una de las preocupaciones que comparten varios dirigentes consultados por eldiario.es es que el PSOE llegue al Congreso con una batería de propuestas que no encuentren ningún apoyo, es decir, que no conciten el respaldo ni de el bloque constitucionalista (PP, Ciudadanos) ni de los independentistas (ERC y PdeCat). 

"Con 175 diputados pueden plantear iniciativas, pero con 84 no. ¿Quién te las va a apoyar?", cuestiona un veterano parlamentario del PSOE. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha