eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Concluye con la Declaración de Hangzhou la cumbre de la Unesco sobre cultura y desarrollo

- PUBLICIDAD -
Concluye con la Declaración de Hangzhou la cumbre de la Unesco sobre cultura y desarrollo

Concluye con la Declaración de Hangzhou la cumbre de la Unesco sobre cultura y desarrollo

La cumbre de la Unesco para la inclusión de la cultura como una clave fundamental para el desarrollo sostenible de la Humanidad, celebrada esta semana en la ciudad china de Hangzhou, concluyó hoy con la aprobación de una declaración formal que espera sentar las bases para hacerla posible.

La "Declaración de Hangzhou" firmada hoy y suscrita por todos los participantes del congreso, el primero desde la cumbre de Estocolmo de la Unesco (1998) que reúne a gobiernos nacionales y locales, expertos, artistas y representantes de la sociedad civil organizada (ONG), será llevada a la Asamblea General de la ONU en junio.

"Este año se van a tomar grandes decisiones de naturaleza política, en el marco internacional, sobre cómo abordar en las próximas décadas la cuestión del desarrollo, y nos gustaría que la cultura tenga un papel importante en este nuevo ciclo de desarrollo", explicó a Efe el director general adjunto de la Unesco para la Cultura, Francesco Bandarin.

"El objetivo es que la cultura sea un pilar, un factor para el desarrollo sostenible, que se incluya en ese próximo ciclo de los Objetivos del Milenio que se van a discutir en Nueva York", indicó, en referencia a la actualización de esos objetivos de desarrollo humano de las Naciones Unidas, conocida como la "agenda post-2015".

En el congreso de esta semana, coorganizado por iniciativa de la Unesco y de China, casi un millar de participantes compartió sus distintas experiencias y puntos de vista sobre cómo, desde distintos ángulos, la cultura ha contribuido al desarrollo económico, la inclusión social, la paz o la reconciliación tras una guerra.

"Yo creo que hemos definido claramente los objetivos, los temas, los elementos que deben ponerse en el centro de las plataformas de desarrollo", dijo Bandarin, que celebró que "los gobiernos locales y las ONG que se ocupan de esto han encontrado por fin una plataforma común, una agenda, en la Declaración de Hangzhou".

El documento "refleja la complejidad de los sujetos que hemos tratado durante la conferencia", ya que "recoge toda la variedad de maneras en que la cultura contribuye al desarrollo", afirmó.

Entre los principios recogidos y promovidos por esta carta, que fue firmada hoy por Bandarin, por el secretario general de la Comisión Nacional de China para la Unesco, Du Yue, y por el vicealcalde de Hangzhou, Zhang Jianting, destaca la idea de "integrar la cultura en todos los programas y políticas de desarrollo".

También busca "movilizar el reconocimiento cultural mutuo para fomentar la paz y la reconciliación", así como "garantizar unos derechos culturales para todos, para promover un desarrollo sostenible inclusivo" en todas las sociedades.

Además trata de "fortalecer la cultura como instrumento para la reducción de la pobreza y un desarrollo económico inclusivo", para "promover la sostenibilidad medioambiental" y "aumentar la capacidad de superación de los desastres (naturales) y combatir el cambio climático a través de la cultura".

Igualmente establece la necesidad de "valorar, salvaguardar y transmitir la cultura a las generaciones futuras", de "anclar la cultura como recurso para conseguir una gestión y un desarrollo sostenible de las ciudades", y de "aprovechar la cultura para crear modelos innovadores y sostenibles de cooperación".

"Por ello recomendamos que haya un Objetivo específico (dentro de los nuevos Objetivos del Milenio de la ONU) concentrado en la cultura", concluye el documento.

El fin es que ese Objetivo "se apoye en el patrimonio, la diversidad, la creatividad y la transmisión del conocimiento, e incluya objetivos claros e indicadores que relacionen la cultura con todas las dimensiones del desarrollo sostenible".

Con esta declaración empieza a tomar forma política la iniciativa de vincular cultura y desarrollo desde las Naciones Unidas, surgida en los años ochenta, retomada en la cumbre de Estocolmo de 1998 y resucitada desde la de esta semana en Hangzhou, con el impulso de China y de la Unesco, para su inclusión en la "agenda post-2015".

José Álvarez Díaz.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha