eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Entra en vigor la nueva norma europea de prevención y gestión de epidemias

- PUBLICIDAD -

La nueva directiva destinada a mejorar la preparación de la Unión Europea (UE) ante epidemias y otras amenazas transfronterizas para la salud pública entró hoy en vigor, con medidas como la compra conjunta de vacunas o la capacidad de declarar "alertas sanitarias" a nivel europeo.

"La decisión refuerza la planificación y coordinación para fortalecer los medios de respuesta ante crisis sanitarias, lo que incluye enfermedades contagiosas o crisis relacionadas con accidentes químicos, biológicos o medioambientales", destacó el comisario europeo de Salud, Tonio Borg, en un comunicado.

La directiva, que recibió el visto bueno de la Eurocámara en julio, busca una actuación más centralizada a la hora de detectar y gestionar riesgos sanitarios que afecten a varios Estados miembros.

El objetivo es que la UE reaccione con más rapidez y eficacia que en crisis sanitarias como las que se produjeron en 2009 con la epidemia de gripe A o en 2011 con el brote de la bacteria E coli.

Entre las novedades destaca la posibilidad de que los Estados miembros compren vacunas de forma conjunta y coordinada.

Hasta ahora no había base jurídica en la UE para este tipo de adquisiciones comunes, lo que dificultaba el acceso a las vacunas para los pequeños y medianos Estados en situaciones de alta demanda como la reciente epidemia de la gripe A.

No obstante, para que esta medida pueda aplicarse en la práctica, los Veintiocho aún deben firmar el Acuerdo Marco para Adquisiciones Conjuntas.

"Espero que todos los estados miembros lo firmen en los próximos meses", señaló Borg a este respecto.

Otra incorporación significativa es la potestad de la Comisión Europea para declarar "emergencias sanitarias" a nivel europeo, sin necesidad de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declare la alerta a nivel global.

Esta medida acelerará la producción y distribución de medicamentos -y en especial de vacunas- en caso de que una amenaza sanitaria afecte a varios Estados miembros, algo que sólo permite la normativa actual si el riesgo se manifiesta en dos continentes distintos y la OMS declara la "emergencia internacional".

Además, se refuerza la transparencia de los organismos de expertos de la UE -como el Centro de Prevención y Control de Enfermedades Contagiosas (ECDC) o el Comité Científico de la UE para Nuevos Riesgos Sanitarios- y de otros especialistas consultados, obligando a que éstos declaren cualquier conflicto de intereses que pueda influir sobre su independencia.

La directiva cubre todo tipo de "amenazas serias para la salud pública", relacionadas con enfermedades contagiosas o resistencia bacteriana a los antibióticos, y también amplía la base jurídica de la CE para actuar ante riesgos sanitarios de origen biológico, químico o medioambiental.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha