eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

HRW denuncia la prohibición de criticar al Ejército birmano en los medios estatales

- PUBLICIDAD -
HRW denuncia la prohibición de criticar al Ejército birmano en los medios estatales

HRW denuncia la prohibición de criticar al Ejército birmano en los medios estatales

Human Rights Watch (HRW) denunció hoy la norma dictada por la Comisión Electoral birmana para prohibir la crítica contra el Ejército y la Constitución, redactada por los militares, durante discursos electorales en los medios estatales.

HRW insta al organismo birmano a revocar dicha regulación que, a su parecer, viola el derecho a la libertad de expresión y priva a los ciudadanos del derecho a la información en cuestiones claves para el futuro de Birmania, que el 8 de noviembre celebrará sus primeras elecciones democráticas tras casi medio siglo de dictadura.

La Comisión Electoral anunció el pasado viernes que los partidos políticos que acudan a las urnas dispondrán de 15 minutos en la radio y televisión controladas por el Estado y sus locuciones serán publicadas después en los diarios de propiedad estatal.

La institución, junto al Ministerio de Información, revisará todas las declaraciones para asegurar que no se incluyen frases "que puedan dividir el Tatmadaw (nombre oficial del Ejército birmano) o que puedan dañar o deshonrar la dignidad" de las Fuerzas Armadas.

"El papel de los militares y, posiblemente, la modificación de la Constitución son temas centrales en las próximas elecciones", apuntó en un comunicado Brad Adams, director para Asia de HRW.

El pasado junio, el Parlamento birmano rechazó cinco enmiendas para modificar la Carta Magna de 2008, redactada por la última junta militar, que reserva amplios poderes al Ejército, incluida una cuarta parte de los escaños en las cámaras alta y baja.

Ninguna de las enmiendas alcanzó el apoyo del 75 por ciento de los diputados, el mínimo necesario para su aprobación, incluida una que proponía rebajar este límite al 70 por ciento, lo que habría eliminado el poder de veto a los militares.

"Mientras los líderes birmanos y simpatizantes extranjeros venden las elecciones como evidencia de un progreso real en Birmania, los militares se mueven para frenar el discurso necesario para lograr unas elecciones libres y justas", señala Adams.

Según HRW, los militares continúan con su "intimidación" a la oposición política, grupos de disidentes y periodistas.

"El ejército demuestra que todavía tiene fuertes instintos autoritarios que pueden socavar la legitimidad de las elecciones", sentencia el director para Asia de la organización garante de los derechos humanos.

Después de casi medio siglo de dictadura castrense, Birmania comenzó en 2011 un proceso de reformas políticas, económicas y sociales dirigido por Thein Sein -primer ministro del régimen anterior-, destinadas a establecer una "democracia disciplinada".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha