eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Jean Lassalle, el defensor del mundo rural que llegó de una aldea pirenaica

- PUBLICIDAD -
Jean Lassalle, el defensor del mundo rural que llegó de una aldea pirenaica

Jean Lassalle, el defensor del mundo rural que llegó de una aldea pirenaica

Hijo de pastor, el candidato a la Presidencia francesa Jean Lassalle se presenta como un defensor del mundo rural que busca "llegar al corazón" de los franceses, un pueblo que asegura, en una entrevista con Efe, conocer mejor que el resto de aspirantes.

Lassalle, un independiente ruralista de 61 años, comenzó su carrera política en 1977 cuando fue elegido alcalde de su localidad natal, Lourdios-Ichère, un pueblo de 160 habitantes al norte de los Pirineos, y desde 2002 es diputado por el departamento de Pirineos Atlánticos.

El aspirante al Elíseo afirma que aprendió antes el español que el francés, debido al trabajo de su padre y a la cercanía con la frontera española (tan solo a cinco kilómetros).

Crítico con el funcionamiento de la Unión Europea (UE), Lassalle deja claro en la entrevista que no es partidario de un "frexit" sino de una reforma desde las instituciones que desemboque en una "Europa de las naciones".

Su programa incluye medidas destinadas a "devolver la capacidad de maniobra a Francia", como un mayor control de los presupuestos europeos o la salida de los acuerdos internacionales de libre comercio negociados por la Comisión Europea.

El candidato se ha dado a conocer en Francia gracias a acciones muy mediáticas, como su huelga de hambre en 2006 contra la deslocalización de una fábrica o su "Tour de Francia" a pie en 2013 para entrar en contacto con el pueblo.

A la aventura francesa le siguió un recorrido por Europa, "esta vez en avión", aclara con su característico ritmo pausado.

Ese viaje le llevó a pensar que "los ciudadanos no son felices" porque "no saben de quién dependen" a causa de una Europa "sin proyecto político".

Término poco habitual durante las campañas electorales, el aspirante incluye en su programa una serie de propuestas para "devolver la felicidad" en el trabajo.

Lassalle, cuya candidatura a los comicios del día 23 fue considerada como una sorpresa por los medios franceses, se presenta por primera vez a las presidenciales y forma parte de los seis "pequeños" candidatos -aquellos que las encuestas dan una intención de voto inferior al 5 %.

El candidato, a quien los sondeos prevén un 0,5 %, reconoce que todavía no ha "tocado el corazón de los franceses" aunque no se da por vencido.

A diferencia de algunos candidatos minoritarios que buscan dar visibilidad a sus agendas políticas, como los trotskistas Philippe Poutou y Nathalie Arthaud, Lassalle se presenta con la intención de ganar las elecciones y se declara escéptico respecto a los sondeos.

"Los medios están comprados por una gente que tiene mucho dinero", que "han decidido" quiénes son los principales candidatos. "En Francia ya no hay libertad de expresión", se queja el político.

El mundo rural "no es un atraso, es un futuro para nuestro país", reivindica un político que ha hecho de la defensa del campo y de los pequeños municipios su gran lucha y que declara conocer Francia "mejor que cualquier otro candidato".

También proclama una "ecología humanista" que se "aleje del petróleo", y anuncia que "si es elegido" desarrollará la energía solar.

En política exterior, Lassalle se define como un "hombre de paz" que promete retirar las tropas francesas de zonas en guerra como Mali, además de salir de la OTAN.

Por David Asta Alares

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha