eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El PSC estudia que Teresa Cunillera se integre en la gestora del PSOE

Miquel Iceta tiene sobre la mesa otras propuestas, como la de su número dos, Nuria Marín, para formar parte de la dirección provisional

El primer secretario del PSC y Javier Fernández abordarán en una reunión la próxima semana la relación entre ambas organizaciones

- PUBLICIDAD -
La veterana diputada del PSC Teresa Cunillera deja el Congreso pidiendo a los que se quedan que "estén a la altura"

La exdiputada del PSC Teresa Cunillera en una imagen de archivo.

El PSC estudia a quién designará para formar parte de la gestora que dirige el PSOE desde la dimisión de Pedro Sánchez y su Ejecutiva el pasado 1 de octubre. El nombre la exdiputada Teresa Cunillera es el que suena con más probabilidades,  tal y como ha adelantado El Periódico. Fuentes de la dirección provisional han confirmado a eldiario.es que Cunillera es la dirigente propuesta de forma "unilateral" por parte de su socio catalán. 

Fuentes del PSC han explicado que la exdiputada es una de las opciones, pero que hay otras sobre la mesa. La otra posibilidad que suena con más fuerza es la de Nuria Marín, que desde la madrugada de este domingo es la número dos de Miquel Iceta. La gestora ve con buenos ojos a Marín, pese a que formó parte de la mesa del Comité Federal en el que se enfrentaron los barones y la dirección de Sánchez. Algunos socialistas catalanes son partidarios de que quien se integre en la gestora forme parte de la nueva Ejecutiva del PSC. 

Cunillera entró por primera vez en el Congreso de los Diputados en 1979 y lo abandonó con la disolución de las Cortes previa a las elecciones del 20D. La exdiputada formó parte del equipo de Sánchez en la competición por el liderazgo frente a Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. 

El PSC optó por no nombrar ningún miembro para la gestora a expensas de lo que sucediera en las primarias que disputaron Iceta y Nuria Parlón para liderar el partido. La resolución que el Comité Federal aprobó de madrugada tras la caída de Sánchez dejaba la puerta abierta a la incorporación de un dirigente catalán tras el proceso congresual.

Fuentes del PSC explican que previsiblemente la designación definitiva se retrase hasta la reunión que van a mantener Iceta y Javier Fernández a principios de la próxima semana. Ambos dirigentes abordarán la compleja situación que atraviesan los dos partidos desde el desacato de los diputados catalanes a la orden del Comité Federal de que el grupo parlamentario socialista debía abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy.

El PSC asegura que Iceta acudirá a ese encuentro a "escuchar" lo que tiene que plantearle el presidente de la gestora. "Son los que han de proponer", dicen fuentes próximas al primer secretario, que consideran que es la dirección provisional del PSOE la que debe hacer un planteamiento de "revisión" de las relaciones porque es quien la ha planteado. "Nosotros queremos seguir igual", expresan.

La gestora trata de quitar hierro al enfrentamiento, consciente de que hay sectores del PSOE que plantean la expulsión del PSC de los órganos de dirección de PSOE para evitar la "asimetría". Esos dirigentes consideran que los socialistas catalanes no pueden participar en órganos como el Comité Federal o la Ejecutiva del PSOE si después no acatan las órdenes y se rigen por las del Consell Nacional.

Fuentes de la gestora aseguran que están manteniendo contactos informales para tratar de llegar a un entendimiento que no suponga la ruptura. Iceta y el responsable de organización, Mariano Jiménez, hablan con frecuencia. "Hay que revisar las cosas porque se ha saltado un acuerdo del máximo órgano entre congresos -explican fuentes de la gestora-. No se ha cerrado nada, pero la relación no está mal, pero se tiene que revisar sin que eso signifique que haya que romper".

Consideran que el protocolo que articula las relaciones PSOE-PSC desde 1978 ha quedado en "standby" desde la investidura. La salida del PSC de los órganos internos del PSOE podría suponer que sus 18.000 militantes no voten en las primarias para elegir al próximo secretario general, que se retrasarán hasta mayo o junio. Pero hay dirigentes dentro de la gestora, afines a la nueva dirección y varios barones que son contrarios a esa decisión. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha