eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

PSE defiende un Estado moderno que respete la plurinacionalidad, pero rechaza "el fantasmagórico derecho a decidir"

El portavoz del PSE-EE en el Parlamento vasco, José Antonio Pastor, ha defendido "un Estado moderno que respete la plurinacionalidad", pero ha rechazado "el fantasmagórico derecho a decidir" que promulgan los nacionalistas. En cuanto a cuestiones esenciales para Euskadi, considera que hay disposición del Gobierno del PP a acercarse al PNV "y también del PNV de intentar lograr determinados objetivos para Euskadi".

- PUBLICIDAD -
PSE defiende un Estado moderno que respete la plurinacionalidad, pero rechaza "el fantasmagórico derecho a decidir"

En una entrevista concedida a Onda Vasca, recogida por Europa Press, Pastor ha considerado que al final de la legislatura, tal como han suscrito el PNV y los socialistas en su acuerdo de Gobierno, puede haber un texto articulado que profundice en el autogobierno vasco.

En todo caso, ha recordado que jeltzales y el PSE-EE parten de "posiciones diferentes". "Nosotros hemos mantenido y seguimos manteniendo que nuestro modelo es el de un Estado de marcado carácter federal que consiga algunas de las cosas en las que coincidimos también con los nacionalistas, no por serlo, sino porque nos interesa para el país", ha añadido.

De esta forma, se ha referido al "blindaje de los derechos sociales, de las competencias autonómicas", y poner en marcha "un Estado moderno que respete la plurinacionalidad del país".

"Desde luego, nosotros no vamos a acompañar otro tipo de maniobras ni de viajes, de esa especie de fantasmagórico derecho a decidir que enarbolan los nacionalistas, que es un derecho a decidir una sola cosa, el derecho de autodeterminación", ha aseverado.

En esta línea, ha apuntado que ellos ni lo entienden ni lo comparten ni les parece "que sea bueno para el país y la prueba más evidente está bien cerquita, a 600 kilómetros, en Cataluña, donde el haberse embarcado en esa dinámica, lo que ha llevado es a la parálisis de la política catalana, al abandono de los principales problemas que tienen los catalanes y a la división de la sociedad catalana en dos".

"Ése no es el modelo que creemos que sea bueno para el país. Afortunadamente, parece que el lehendakari lo entiende de forma parecida. La vía catalana no parece que sea la vía que interesa a los vascos", ha manifestado.

En este sentido, entiende "la legitimidad de la defensa de posiciones que quieren hacer el PNV, Bildu o Podemos, pero la gran virtud que tuvo el Estatuto de Gernika o el nuevo Estatuto que se pueda pactar, es el de ser capaz de aglutinar, desde el punto de vista político, el acuerdo entre diferentes o la transversalidad de este país, que ha existido siempre, eso que en su día se llamó el 'senny' catalán y que era capaz de encontrar un punto de encuentro entre todas las sensibilidades".

Según ha explicado, esto es lo que se ha querido reflejar en el pacto alcanzado entre jeltzales y socialistas. "Se dice expresamente que el acuerdo tiene que ser entre diferentes y, por lo tanto, obliga a grandes pactos y a grandes acuerdos, que, como todos los pactos, indican renuncias parciales de cada una de las posiciones de las fuerzas políticas. Ésa es la gran virtud de la política vasca y esperemos que sea el puerto al que se llegue", ha apuntado.

RECURSOS

También espera que el Gobierno del PP retire los recursos interpuestos contra leyes vascas y ha señalado que el Partido Popular, "a lo largo de la historia democrática, ha sido especialista en cambiar radicalmente de criterio de dar un giro de 180 grados".

"Hablando, por ejemplo, de los recursos que ha ido interponiendo de forma intensa y masiva en la anterior legislatura el Gobierno del PP y que, según la doctrina oficial que emitían los representantes del Gobierno de España, era absolutamente inevitable hacerlo así porque la Ley nos obliga a hacerlo, y ahora parece que no es así", ha manifestado.

En este sentido, ha recordado que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha precisado que "hay algunos de los recursos que podrían plantearse seriamente su retirada porque hay espacio para el diálogo".

Por ello, considera que "eso va a cambiar", que el tema de las infraestructuras "se va a discutir" y se va a empezar a hablar de la liquidación del Cupo, "que se viene retrasando hace cuatro o cinco años, igual que la Ley de Aportaciones aquí internamente".

"Supongo que se irán desbrozando cuestiones. Todo depende del estado de necesidad que tenga el Gobierno de España. Todos nos acordamos de aquella famosa frase del señor Aznar cuando no tuvo mayoría absoluta de que hablaba catalán en la intimidad para poder acercarse al grupo entonces de Convergencia Democrática de Cataluña", ha señalado.

A su juicio, ahora el PP "está un poco en la misma fase, en minoría parlamentaria, necesitado de apoyos, y el PNV es verdad que ha mostrado su disposición a llegar a acuerdos" y, por lo tanto, cree "que intentarán poner las cosas fáciles".

"No quiero decir que sea un camino rápido y exento de dificultades porque las habrá, pero, al menos, existe, por una parte, la disposición del Gobierno del PP de intentar acercarse al PNV y también del PNV de intentar conseguir determinados objetivos para Euskadi", ha indicado.

PRESUPUESTOS VASCOS

José Antonio Pastor ha señalado que el PNV "está ya explorando, parece que con una cierta intensidad, con el Gobierno del PP en España pactos presupuestarios" para las cuentas estatales, "y, por lo tanto, parecería lógico pensar que eso tuviera un rebote en la política vasca y favoreciera la posibilidad de llegar a acuerdos" con los populares.

No obstante, ha apuntado que "Bildu, al menos a nivel teórico, en esa especie de fervor institucional que le ha dado en los últimos tiempos", ha mostrado voluntad de acuerdos. "Veremos a ver en qué se van concretando poco a poco", ha indicado.

Ante el hecho de que la coalición soberanista haya asegurado que no apoyará el Presupuesto de Vitoria, el representante socialista ha considerado que, "probablemente, en cada institución, aunque se jueguen partidas parecidas, hay distintos intereses y estrategias".

"Ahora mismo no sabemos exactamente por dónde va a girar definitivamente la posición que Bildu va a mantener. Sabemos que van a seguir insistiendo en grandes acuerdos con el PNV en materia de país, en el tema territorial, de autogobierno o de autodeterminación", ha manifestado.

A su juicio, probablemente, en otros temas de política del día a día, su apoyo pueda ser posible "en unos casos sí y en otros no". "Quiero entender que a Bildu le interesará mantener su papel como primer partido de la oposición, y el PP, al menos en estos primeros compases, da la impresión de que está también un poquito respirando por la herida de su ausencia de la Mesa del Parlamento y mantiene posiciones un poco más duras de lo que se podía esperar", ha subrayado.

José Antonio Pastor ha manifestado que "el tiempo actúa como bálsamo y se irán serenando y asentando las posiciones". "En principio, creo que, de salida, es un bloque el de 37 parlamentarios que conforman el PNV y el PSE-EE muy potente para aglutinar en torno a ellos grandes acuerdos que van a ser variables que van a redundar en la estabilidad del país y en la generación de tranquilidad".

En esta línea, ha recordado que, según los últimos estudios sociológicos, los vascos "han recibido muy bien el acuerdo de Gobierno de coalición entre socialistas y nacionalistas, las dos grandes sensibilidades políticas que han articulado históricamente este país, porque transmite una sensación de estabilidad en estos tiempos de zozobra".

Pastor ha indicado que, en el ámbito parlamentario, los socialistas "tienen su margen de maniobra", aunque mantiene "una relación intensa y constante, y hasta ahora muy fluida, con el grupo parlamentario del PNV". Además, ha señalado que, en cuanto al Gobierno vasco, "las relaciones están funcionando, de momento, bastante bien".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha