eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El calendario diseñado por Pedro Sánchez le permitiría decidir sin límites con quién pacta para llegar a Moncloa

Si Sánchez gana las primarias previstas para el 23 de octubre, podrá negociar con quien quiera, liberado de cualquier límite impuesto por los barones

El actual Comité Federal quedaría desprovisto de su mandato desde el día de la votación para escoger secretario general

- PUBLICIDAD -
Sánchez comparecerá hoy tras cuatro horas y media de debate en la Ejecutiva

Pedro Sánchez, en imagen de archivo EFE

El calendario pensado por Pedro Sánchez para el congreso que pretende impulsar en el seno del PSOE le despeja el camino para negociar con las manos libres un acuerdo alternativo al Gobierno de Rajoy. El líder del PSOE pretende renovar su mandato el próximo 23 de octubre. Las Cortes no estarían disueltas hasta el 31 de ese mismo mes.

Si Sánchez consigue mantenerse como líder del PSOE, no nombraría un nuevo Comité Federal hasta diciembre. Según fuentes de Ferraz, los integrantes del comité saliente estarían desprovistos de funciones para plantear reuniones o redactar resoluciones marcando líneas rojas. 

La resolución del 28 de diciembre, que impedía al líder socialista intentar un pacto con formaciones independentistas, perdería su efecto. Dicho de otro modo, si Sánchez llega al final del camino que se ha trazado, podría intentar un pacto con quien quisiera.

No todos en el PSOE coinciden con esta interpretación de sus estatutos, aunque está extendida la idea de que sería muy complicado ponerle líneas rojas a un secretario general recién elegido. 

A pesar de las ventajas de negociar sin ataduras, la hoja de ruta diseñada por la dirección socialista plantea un problema de tiempos. Si hay competencia en las primarias y otro candidato consigue los avales para ir a la carrera, el ganador de la contienda apenas tendría tres días para cerrar un acuerdo. 

De haber investidura, el pleno tendría que convocarse antes del 27 de octubre, para cumplir con los plazos legales que señalan la disolución de las Cortes para el 31 de ese mismo mes.  

Si las primarias se presentan sin más candidatos, Sánchez tendría mucho más margen. La recogida de avales para las primarias finaliza el 11 de octubre. Si ese día no hay contrincantes, el líder del PSOE contaría con más de dos semanas para negociar. 

Todo esto siempre y cuando el Comité Federal convocado para el 1 de octubre no tumbe la pretensión del líder socialista de ir a un Congreso. Fuentes del sector crítico han asegurado a esta redacción que lo están intentando todo para romper los planes de su secretario general. Los barones quieren frenar el congreso con el que Sánchez pretende perpetuarse.  

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha