eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Pablo Iglesias: "Vamos a una legislatura histórica, todo el mundo tendrá que hablar con todos"

El candidato de Podemos rechaza valorar hipótesis sobre pactos tras el 20D, aunque cierra la puerta a favorecer la investidura de Mariano Rajoy: "Nosotros con el PP es muy difícil que nos podamos entender en algo"

"Sin duda haremos una auditoría de los contratos de armamento del Ministerio de Defensa para saber qué hay ahí"

Sobre Alberto Garzón tras las elecciones: "Hay una relación de confianza y estoy convencido de que se mantendrá y seguro que nos podemos entender"

145 Comentarios

- PUBLICIDAD -

La campaña de las elecciones generales del 20 de diciembre toca a su fin. El domingo se celebrarán los comicios más disputados de los últimos años y en los que, por primera vez en España, habrá cuatro partidos con gran relevancia. Uno de ellos será Podemos, que en apenas dos años ha logrado situarse como una de las referencias políticas del país.

Su candidato y secretario general, Pablo Iglesias (1978), recibe a eldiario.es el jueves a mediodía en su casa del barrio de Vallecas. Una vivienda heredada de su abuela, modesta y pequeña. Pablo Iglesias ha tenido una de las pocas mañanas libres de la campaña, tras llegar de madrugada de un acto en Valladolid y antes de partir para la gira definitiva: Sevilla, esa misma tarde, y Murcia y Valencia el viernes. Después, a esperar el designio de las urnas.

El candidato de Podemos aborda en esta entrevista algunos de los asuntos que han dominado estos frenéticos 15 días, la moderación (o "madurez") del partido desde su nacimiento, el revés griego, los procesos de confluencia, la fallida negociación con Alberto Garzón y alguna pista sobre qué puede pasar tras el 20D. Eso sí: ni palabra acerca de a quién apoyaría Podemos si no gana unas elecciones que, imbuido del espíritu de remontada que venden en cada mitin, creen que tienen al alcance.

¿Cómo llega al último día de campaña?

Llegamos muy fuertes. A nosotros se nos está haciendo corta. Estamos muy frescos y tenemos muchas posibilidades de ganar.

¿Cree que a otros se le está haciendo larga? ¿A Albert Rivera, por ejemplo?

Parece que sí, se ve cierto desfonde en otras formaciones políticas.

Tanto Rivera como usted coincidieron en criticar a Pedro Sánchez por su actitud en el debate a dos. Una pregunta muy directa: ¿cree que Mariano Rajoy es un político decente?

Las políticas del PP han sido indecentes y nosotros lo hemos dicho muchas veces, pero hay un tono que contrasta y es aquel encuentro que tuve yo con Celia Villalobos en el Congreso en el que le dije a la cara con mucha tranquilidad que tienen una mochila de corrupción. Creo que se vio el contraste entre un tono crispado que no dejaba hablar, y cierta firmeza pero sin perder las formas. Creo que en el debate a dos las formas de ambos y el propio diseño respondían a otra época y los españoles están cansados de eso.

Pedro Sánchez, en una entrevista en eldiario.es, respondía que por qué usted critica eso y no que Ada Colau llame criminales a los socialistas.

Llamar criminal a quien comete un crimen es justo y sin embargo Ada Colau siempre ha mantenido una forma educada sin perder la firmeza. Todos nos emocionamos cuando la vimos en el Congreso cuando era activista de la PAH y esa contundencia la sigue manteniendo como alcaldesa. Ada nunca apuesta por los ataques personales y ha demostrado que se puede llamar a las cosas por su nombre sin entrar en el "y tú más".

¿Cuál es su opinión sobre el puñetazo a Mariano Rajoy?

Lamentable y espantoso. Lo primero que hice fue contactar con él y preguntarle cómo se encontraba. Deseo que esto no enturbie una campaña que es histórica.

Pablo Iglesias, en un parque frente a su casa en el barrio de Vallecas.

Pablo Iglesias, en un parque frente a su casa en el barrio de Vallecas. Marta Jara / Madrid

Algunos cargos intermedios del PP, como su candidata por Segovia, vinculan este hecho con las críticas de Pedro Sánchez en el debate. Otros han vinculado al agresor con las mareas gallegas y con Podemos. ¿Cree que se va a utilizar políticamente la agresión?

Rechazo cualquier utilización política de un acto condenable y que se vincule con cualquier acto de la campaña, lo diga quien lo diga.

Si Podemos no es el partido más votado, tendrán que decidir si votan en contra, a favor o se abstienen en la investidura de otro candidato. ¿Votarán 'no' a Rajoy?

Entiendo el interés periodístico del tema, pero no voy a valorar hipótesis antes del resultado final. Hay una cosa que está clara, nosotros con el PP es muy difícil que nos podamos entender en algo. La clave para que nosotros lleguemos a acuerdos está en las cinco garantías constitucionales que estamos planteando. Pero no está en nuestra agenda pensar en pactos postelectorales. Solo tenemos en la cabeza ganar las elecciones el 20D.

Usted entiende el interés periodístico, que se debe a que la gente cuando vaya a votar quiere saber dónde acabará su voto. Por eso insistimos: ¿si Rajoy es el más votado, ven en la ingobernabilidad un riesgo y habría un debate en torno a la posibilidad de que una abstención permitiera la estabilidad?

Entiendo el interés. Pero creo que estamos en un momento en el que lo más interesante y lo más relevante son unas elecciones que pueden ser históricas y en las que aspiramos a ganar. Para eso pedimos el voto. Pienso que vamos a entrar en una legislatura histórica en la que todo el mundo va a tener que hablar con todo el mundo. Y ya he dicho que cuando estamos por encima del PSOE nos podemos entender con ellos en temas sociales. Con Ciudadanos quizá nos podríamos entender en temas que tienen que ver con la reforma del sistema electoral y medidas de regeneración. A pesar de lo decepcionante que es el recorrido de los últimos meses, como su acuerdo con el partido de los ERE en Andalucía, el de la Púnica en Madrid y lo que han dicho en la campaña sobre violencia machista y que les sitúa como un partido viejo.

El rey es la persona a la que le corresponde proponer el candidato a la investidura tras las elecciones. Hasta ahora esto era fácil porque bastaba con proponer al ganador de las elecciones. En el escenario actual y con una posibilidad de empate, ¿ve usted a Felipe VI buscar soluciones más audaces y convertirse en motor de acuerdos en caso de que el modelo tradicional no permita la gobernabilidad?

Claro que no. La figura del jefe del Estado es puramente simbólica, sin atribuciones para intervenir en política.

Pero es quien hace la propuesta. Si el ganador es Mariano Rajoy y no sale investido, ¿cree que el rey esperará a otras elecciones o, insistimos, propondrá una solución más audaz?

La ley no prevé la audacia como una de las atribuciones del jefe del Estado. Es un figura simbólica. Es verdad que los símbolos pueden tener muchas implicaciones en política, pero el jefe del Estado en España no tiene atribuciones para condicionar la vida política. Somos una democracia.

¿Si hay algún tipo de coalición el rey no tendrá nada que ver? ¿No puede pasar como en Portugal?

No puede pasar lo de Portugal. Lo que ha ocurrido en Portugal ya es grave pero al fin y al cabo el jefe del Estado es elegido por los ciudadanos y tiene funciones políticas. En España eso no es que sea inaceptable, es que no es legal. 

Usted critica el acuerdo de Ciudadanos con el PSOE andaluz pero han hecho un acuerdo similar con el PSOE en Castilla-La Mancha o en Extremadura. ¿Cuál es la diferencia?

Los resultados. En el caso andaluz hemos visto cómo Ciudadanos se ponía de acuerdo con el PSOE y el PP para detener una comisión de investigación sobre la corrupción. Lo mismo ha ocurrido en Madrid, donde Ciudadanos, PP y PSOE bloquearon la comparecencia de Esperanza Aguirre este mismo viernes. Nosotros sin embargo hemos conseguido unos presupuestos sociales históricos en el caso de Castilla-La Mancha y en el de Extremadura hemos demostrado que no estamos dispuestos a aceptar unos presupuestos que no sean sociales. En Valencia, donde no estamos en el Gobierno pero lo apoyamos desde fuera, los resultados son ejemplares. El trabajo que está haciendo Mónica Oltra es magnífico y estamos muy satisfechos de que se vaya a reabrir de nuevo la radio televisión pública y nos gusta que se estén llevando a cabo medidas de auditoría.

La primera semana de campaña centraron sus ataques en el PSOE y Pedro Sánchez. Desde el debate a cuatro han dejado de mencionarles tanto. ¿Es una estrategia? ¿Creen que ya han recolectado todo lo que podían entre los votantes y exvotantes socialistas?

Nosotros tenemos un proyecto para España alternativo al del PP. Desde el principio nos hemos referido al PP como principal adversario. Ya lo dijimos cuando intervenimos desde fuera en el debate sobre el estado de la nación. La mayor contundencia de nuestro discurso tiene que ver con un modelo alternativo al PP. Si hablamos del PSOE, es precisamente para destacar que nos ha decepcionado verles en muchas ocasiones cerca del PP. Yo como eurodiputado he visto que votan juntos en el Parlamento el 75% de las veces. Pero nuestro adversario principal es el PP.

Decía Íñigo Errejón en una entrevista con eldiario.es que 2015 empezó nublado para Podemos pero tras el verano comenzó a salir el sol. ¿Cuándo detectaron ese cambio de tendencia y a qué cree que se deben?

Como decía Íñigo también, nosotros tuvimos que correr y atarnos los cordones al mismo tiempo. Ha habido una serie de elementos en el calendario político de 2015, una serie de citas, que tuvimos que asumir al mismo tiempo que Podemos se construía, que hacíamos un programa y una alternativa de gobierno. En algunos momentos hemos acusado esas dificultades. Creo que 2015 empezó muy bien, con más de 200.000 personas el 31 de enero en la Puerta del Sol. Es verdad que hemos atravesado momentos difíciles y que seguramente hemos cometido errores, pero estamos llegando en condiciones inmejorables al final de la campaña.

En un año usted ha pasado de ser el candidato mejor valorado a estar, según el CIS, con peor nota que Albert Rivera, Pedro Sánchez y Alberto Garzón y solo por delante de Mariano Rajoy. ¿A qué lo achaca?

Creo que hay que ser muy prudentes con esto. Hoy mismo [por el jueves] leía que soy el candidato mejor valorado en Twitter, que tiene más menciones positivas. Esto hay que tenerlo en cuenta pero al final lo importante es quién gana las elecciones. Y lo que estamos percibiendo por parte de la gente es muchísimo cariño. Y en cualquier caso, no voy a dejar de ser natural ni de ser yo mismo. Cuando hemos visto a la gente valorar el resultado de los debates, la tendencia es clara y unánime incluso en los medios más conservadores. Me quedo con eso, aunque hay cosas que hagamos mal y que hay que mejorar.

Usted ha asegurado en varias entrevistas que su principal defecto es la soberbia. ¿Puede poner un ejemplo concreto en su vida política en que la soberbia le haya pasado factura?

No sabría concretar y no es una manera de desplazar la pregunta. Pero claro que me ha ocurrido muchas veces. La línea que separa la indignación justa con la soberbia es leve y tiene que ver con el carácter y supongo que muchas veces me ha ocurrido y que tengo que corregirlo.

Uno de los indicadores que da el CIS y otras encuestas es que hay mucha diferencia del voto en función de la edad. Ustedes son el partido más fuerte entre los menores de 40 y el PP el más fuerte entre los mayores de 60. El PP tiene un problema con los jóvenes, pero ¿cuál cree que es el problema de Podemos con las personas mayores?

Es una tendencia histórica, no solo en España sino en cualquier país. Se puede relacionar mucho el comportamiento político con la pirámide de población. Es lógico que las personas de mayor edad tarden más en incorporarse a los cambios políticos. Pero creo que eso está cambiando y cada vez más personas mayores apuestan por el cambio y por Podemos.

¿Se han moderado ustedes desde enero de 2014 cuando surge Podemos?

La palabra que mejor define lo que hemos hecho es la madurez. Podemos surgió como una fuerza política capaz de expresar un sentimiento de indignación general pero desde el principio teníamos vocación de gobierno y lo dijimos el 25 de mayo, cuando no salimos con botellas de champán a celebrar el millón trescientos mil votos. En año y medio hemos crecido mucho y nos hemos hecho un partido de gobierno.

Pero de su programa han retirado muchas cosas, como la nacionalización de las eléctricas, la rebaja de la edad de jubilación, y han ajustado otras como la renta universal. ¿No es eso una moderación?

En realidad, la posibilidad de tomar el control público de sectores estratégicos está en la Constitución española y pensamos que eso es una medida extrema. Nosotros abogamos por acabar con el oligopolio. Tender a reducir la jubilación es algo positivo, pero somos conscientes de que en los próximos años, cuando gobernemos, tendremos que ir poco a poco. En el caso de la renta mínima garantizada ha ocurrido casi lo contrario. Una propuesta que se calificó como populista poco a poco la han ido asumiendo otros partidos como el PSOE y lo que planteamos es una renta mínima junto a una renta complementaria que tendría una cobertura de 8,5 millones. Sería casi hablar de erradicar la pobreza en España. Explicar cómo se financia es una manera de ganar solvencia.

¿El Podemos de enero de 2014 hubiera fichado a un exgeneral y exjefe del Estado Mayor de la Defensa?

Si la decisión hubiera dependido de mí, por supuesto que sí.

¿Y si hubiera dependido de otros?

No lo sé. El entusiasmo con el que fue recibida esa decisión desde el principio fue unánime. Nosotros tuvimos reuniones con los militares desde la campaña de las europeas, con la AUME. Fue una cuestión estratégica desde el principio. Y como resultado de esa preocupación y de ese trabajo con esos sectores, al final tenemos una lista como la que tenemos.

¿Cuánta transversalidad aporta Julio Rodríguez a Podemos?

No sé si la palabra es tanto transversalidad como solvencia. Cuando me preguntan por qué un general en el Ministerio de Defensa en vez de un civil yo digo que no ha habido civiles, sino lobistas de la industria armamentística. Y para cambiar eso hace falta alguien con una trayectoria y una hoja de servicios intachables.

El próximo Gobierno tendrá que asumir una deuda pendiente en materia de Defensa de 21.400 millones. ¿Van a revisar esos contratos y la posibilidad de acometer esos pagos?

Sin duda. Haremos una auditoría para saber qué hay ahí. Tendremos que cumplir las obligaciones legales de nuestro Gobierno, pero habrá que hacer una auditoría y ver hasta el último euro qué se debe y a quién se debe y las condiciones en las que están hechos esos contratos.

Alberto Garzón ha criticado que las negociaciones para una alianza con IU en realidad eran un intento de ficharle simplemente a él, como si fuese Messi. ¿Qué le responde?

A mí me hubiera encantado contar con él y con buena parte de la gente que estaba con él. Por mi parte hubo un esfuerzo sincero. Mucha gente ha explicado las cosas que ocurrieron. Solo puedo decir que le deseo de corazón lo mejor a Alberto Garzón. Está haciendo un esfuerzo heroico por asegurar la existencia de una fuerza política con una tradición muy importante que ha aportado cosas buenas y solo le puedo desear lo mejor.

¿Ve posibilidades de que Garzón y usted recuperen la complicidad perdida después del 20 de diciembre?

Creo que nunca perdimos eso. Hay una relación de confianza y estoy convencido de que se mantendrá y seguro que nos podemos entender.

No han perdido la confianza pero Garzón ha acusado a Podemos de un giro a la derecha. ¿Esto solo forma parte del juego electoral?

Yo tengo claro quiénes son mis adversarios y quiénes no lo son. Nuestro objetivo es ganar las elecciones al PP.

¿Ha vuelto a hablar con Garzón desde que se rompió la negociación?

No.

Pablo Iglesias, en un parque frente a su casa en el barrio de Vallecas.

Pablo Iglesias, desde una de las colinas del parque conocido como 'de las siete tetas' Marta Jara / Madrid

Según las encuestas el peso de las confluencias en las que participan ustedes en Cataluña, Galicia y País Valencià es tan importante que da tantos escaños como todo el resto de Podemos. ¿Le pueden salir a usted tres barones tras el 20D?

A nosotros la plurinacionalidad es algo que nos gusta, no algo que nos incomode. Nuestra vocación es clara. Cuando apostamos por aliarnos con organizaciones nacionales en Cataluña o Galicia o con Compromís pensamos que es una alianza estratégica buena. Y cuanto mejor estén, mejor para todos y para el país. Para mí, hablar de Ada a la que conozco desde hace 15 años, de Mónica Oltra o de Yolanda Díaz es hablar de compañeros con la misma consideración que tendría con cualquier persona de Podemos. Hay una alianza muy fuerte que va a ser clave en los próximos años en este país.

¿Cómo le explicaría a un corresponsal extranjero que IU y Podemos tengan una lista conjunta en Galicia y Cataluña y no la tengan en Madrid o en Sevilla? ¿Por qué ha sido posible en unos sitios y en otros no?

Le explicaría que España es una realidad plurinacional. Se hablan diferentes idiomas, hay identidades nacionales y contextos políticos distintos. Cataluña es un escenario muy particular. El otro día estaba revisando los resultados de las elecciones de 1920, cuando estaba terminando la Restauración, y ya entonces, que no existía un sistema de partidos con presencia de las organizaciones obreras, se ve que Cataluña es otra cosa. En Cataluña existe una organización catalán como EUiA [partido hermano de IU en Cataluña] con la que hemos tenido una sintonía enorme. Lo mismo ha ocurrido con Esquerda Unida [en Galicia].

Citaba antes a Yolanda Díaz. Tras el 20D, ¿en qué grupo debería integrarse?

En el grupo galego que vamos a crear.

¿Van a prestar diputados en caso de que sea necesario para crear esos grupos parlamentarios?

Vamos a hacer todo lo posible para que esos grupos parlamentarios existan. Es una cuestión estratégica.

En su lista hay candidatos que podrían incumplir el código ético de Podemos. Es el caso del número uno por Jaén, Andrés Bódalo. ¿Cómo explica que una persona que tiene una sentencia por agresión, aunque esté recurrida, sea número uno de una candidatura de su partido?

En España la lucha por los derechos civiles y sociales ha tenido consecuencias negativas para quienes estaban defendiendo lo que es de todos. Andrés Bódalo es un jornalero, una persona muy humilde con una trayectoria intachable que sostiene, y yo le creo, que lo que trató de hacer es mediar en una pelea. Nosotros tenemos muy claro quién es nuestra gente y quiénes no. He visto a mucha gente que ha recibido condenas por sentarse a parar un desahucio o por hacer una huelga general. En Podemos no hay sitio para los sinvergüenzas y los corruptos. Para los luchadores por los derechos sociales, claro que sí. Y es un honor.

La presencia de Andrés Bódalo en las listas ha creado problemas internos en Andalucía. Incluso el tribunal interno de Podemos tuvo serias discusiones sobre si se aceptaba o no su candidatura. ¿Tuvo usted que imponer a Bódalo?

Los candidatos de Podemos son el resultado de las elecciones primarias en Podemos.

¿Cómo va a lograr que Europa le permita modificar la cifra del déficit si es usted presidente del Gobierno?

Es lo que están planteando ya varios países. El déficit tiene que reducirse pero a un ritmo más lento. Es lo que plantea también Pedro Sánchez. O el señor Hollande, cuando ha dicho que no le cuenten en el déficit los gastos en los eventuales bombardeos. Y es lo que dicen los economistas racionales. Y es lo que han hecho Alemania, Francia e Italia 15 veces durante los últimos 10 años. Todo el mundo va a entender que nuestro país tiene otras prioridades. Es incluso lo que ha hecho el PP en los últimos meses. Si se ha podido hablar de brotes verdes es porque ha reducido el ritmo de decrecimiento del déficit.

¿Podemos ha sufrido por el desenlace de Grecia, donde Tsipras no ha podido rebelarse contra los recortes?

Hemos aprendido muchas cosas de Grecia. Una de ellas es la diferencia con España. Nosotros tenemos una situación muy distinta para bien, somos la cuarta economía de la Eurozona. Y a pesar de todo, Alexis Tsipras dio una lección al plantear que no podía seguir aplicando el programa que le gustaría y que tendría que ir más despacio y que los griegos decidieran si querían que siguiera como presidente. Los griegos actuaron de manera inequívoca y poco a poco en Grecia se están haciendo avances importantes con el apoyo de una mayoría de ciudadanos griegos.

Le vamos a hacer varias preguntas muy concretas sobre qué haría si fuera presidente del Gobierno. Si es posible responda con un sí o un no. ¿Subirá el salario mínimo interprofesional y a cuánto?

Sí, a 800 euros en dos años y a 950 en cuatro.

¿Quitará el aforamiento a los diputados?

Hay que limitarlo. Tiene sentido que alguien pueda estar protegido en el ejercicio de una actividad política pero eso no puede seguir para asegurar ninguna impunidad o asegurar ningún privilegio.

¿Estaría aforado el presidente del Gobierno?

Creo que tiene que estar protegido en el ejercicio de sus funciones, pero no para nada que no tenga que ver con el ejercicio de sus funciones, como el enriquecimiento ilícito o la financiación ilegal.

¿Permitiría que en el Congreso se permita hablar gallego, euskera o catalán?

Claro que sí, sería un enorme avance.

¿Daría dinero público a la educación concertada?

Soy partidario de llevar a cabo una transición en este sentido. La educación concertada ocupó un papel fundamental en la historia de nuestro país asegurando completar los límites de la educación pública, pero hay que avanzar hacia una educación pública. Nosotros desde luego que no daremos dinero a los colegios que separen a niños y niñas. Y apostaremos por la conversión de todos los trabajadores de la concertada en trabajadores públicos.

¿Bases militares de EEUU en España?

Estamos obligados a cumplir una serie de compromisos legales pero apuesto por un sistema integral de defensa europeo que deje atrás un sistema de protección que tiene como eje principal los EEUU.

¿Auditoría de la deuda?

Es fundamental hacer una auditoría de la deuda.

¿Religión en los colegios públicos?

No, la religión se debe estudiar como fenómeno histórico fundamental. El catolicismo es fundamental para entender España y se debe estudiar en los colegios públicos, pero no como catequesis.

¿Un referéndum sobre monarquía o república?

No me parece urgente y creo que el planteamiento en esos términos favorecería mucho a los monárquicos. Felipe de Borbón tendría muchas posibilidades de ser elegido jefe del Estado salvo que compita con Jordi Évole. Preferiría avanzar en una dirección democrática en la que más tarde o más temprano se le elija democráticamente al jefe del Estado. Creo, siempre insisto en esto, que Felipe de Borbón tendría muchas posibilidades de ser elegido jefe del Estado si se presentara a unas elecciones salvo que compitiera con Jordi Évole.

¿Privatizar Bankia o mantenerla como un banco nacionalizado?

Crear una banca pública con Bankia y Marenostrum.

¿Vivirá en La Moncloa si gana?

Siempre he dicho que preferiría no hacerlo. Pero si es inevitable por problemas de seguridad o logísticos, me adaptaría. Pero preferiría trabajar en La Moncloa y residir en mi domicilio como cualquier ciudadano.

¿Prohibición de las corridas de toros?

No a la financiación pública pero no prohibición.

¿Cuánto debe ganar el presidente del Gobierno?

Algo parecido a lo que gane un funcionario del nivel 30 del grupo A.

Eso es más que la propuesta de 3 veces el SMI.

Es cierto, pero en el caso del presidente creo que tiene que ser equivalente a lo que cobra un funcionario del más alto nivel en España. En cualquier caso, está bastante lejos de las propuestas de 300.000 euros que hacen algunos. Parece razonable que un presidente cobre algo parecido a lo que cobra un inspector de Trabajo, de Hacienda o un técnico de la Administración del más alto nivel. Al fin y al cabo, es un trabajador público.

¿Qué le diría a un indeciso que duda entre ustedes e IU, entre ustedes y el PSOE y entre ustedes y Ciudadanos?

A los tres, que se leyeran los programas. Al indeciso que duda entre IU y nosotros o entre el PSOE y nosotros, le diría que vote en conciencia. Y al que duda entre Ciudadanos y nosotros, le diría que trate de distinguir entre el marketing y la autenticidad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha