eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Parlamento iraní reelige al conservador Alí Lariyaní como presidente

- PUBLICIDAD -
El Parlamento iraní reelige al conservador Alí Lariyaní como presidente

El Parlamento iraní reelige al conservador Alí Lariyaní como presidente

El Parlamento iraní reeligió hoy por octava ocasión al conservador Alí Lariyaní como presidente en la primera sesión de la décima legislatura, una decisión esperada pese a la mayoría de diputados reformistas y moderados que componen la cámara.

Lariyaní resultó elegido con 173 votos frente a los 103 que obtuvo la principal figura reformista, Mohamad Reza Aref, en una votación en la que los conservadores "principalistas", los diputados independientes e incluso algunos reformistas votaron en bloque por el vigente presidente de la asamblea.

Sin embargo, la elección de Lariyaní, próximo al líder Alí Jameneí, hijo de un reputado ayatolá de la época revolucionaria y hermano del conservador ministro de Justicia, no constituye una derrota del campo reformista ni un peligro para el Gobierno del moderado Hasán Rohaní, que tiene en el veterano político a uno de sus mayores aliados parlamentarios.

Durante la pasada legislatura, Lariyaní y un nutrido grupo de diputados "principalistas" formaron un bloque moderado de apoyo al presidente y de forma activa colaboraron en la aprobación del histórico acuerdo nuclear entre la República Islámica y los países del Grupo 5+1, al tiempo que evitaron cualquier acción contra Rohaní y sus ministros desde la cámara, para desesperación de sus compañeros de bancada más radicales.

Tal es así que ayer mismo, durante la inauguración de la nueva legislatura, Rohaní alabó expresamente al presidente de la asamblea por apoyar el pacto nuclear y por facilitar la interacción entre el Parlamento y el Gobierno.

Ayer el Parlamento iraní abrió su décima legislatura, la primera con más mujeres que clérigos desde el triunfo de la Revolución Islámica en 1979 y marcada por la presencia reforzada de diputados reformistas.

Los diputados salidos de las elecciones del pasado 26 de febrero y de la segunda vuelta disputada el 29 abril asumieron sus bancas y formaron el Parlamento iraní más "liberal" en más de una década, con 121 diputados reformistas y moderados, 83 "principalistas" y el resto de grupos independientes de variadas tendencias.

Esta tendencia a la moderación del Parlamento, que en la pasada legislatura tenía más de 180 diputados "principalistas" quedó reflejada también en el seno de ese grupo, en el que el sector liderado por Lariyani favorable al pacto nuclear se reforzó después de que tan solo 12 de los 80 diputados que votaron en contra del mismo mantuviera sus bancas tras las elecciones.

Hasta 18 mujeres, todas reformistas, entraron en la cámara como diputadas, el mayor número en la historia parlamentaria iraní, mientras que tan solo 16 clérigos chiíes, frente a los 27 del Parlamento saliente, fueron elegidos diputados en esta legislatura.

La apertura de esta legislatura implica además que los sectores reformistas, moderados y partidarios de una aproximación con Occidente dominan los dos únicos poderes del Estado iraní (Ejecutivo y Legislativo) que son elegidos democráticamente por el pueblo.

El Parlamento iraní tiene la potestad para crear leyes, si bien sus decisiones pueden ser vetadas por el denominado Consejo de Guardianes, organismo elegido directamente por Jameneí que también se encarga de dar la aprobación a cualquier candidato que se presente a unas elecciones.

Además, el Parlamento también tiene capacidad para destituir a los ministros del Gobierno e incluso al presidente, además de ratificar los acuerdos internacionales y aprobar los presupuestos generales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha