eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Perico Pastor aporta su visión "atea" del maná y los panes y peces bíblicos

- PUBLICIDAD -
Perico Pastor aporta su visión "atea" del maná y los panes y peces bíblicos

Perico Pastor aporta su visión "atea" del maná y los panes y peces bíblicos

El dibujante Perico Pastor aporta su visión "atea" de dos de los mitos bíblicos más populares, el de la lluvia del maná y de la multiplicación de los panes y los peces, que ha quedado concretada en dos cuadros de gran formato destinado a la Basílica de los Santos Justo y Pastor de Barcelona.

Las dos pinturas y los dibujos y tintas preparatorios se exhiben desde hoy y solo durante tres días en la Fundación Vila Casas, que ha actuado de mecenas en la operación.

El artista ha explicado hoy en la presentación de las obras que "las pinturas tienen su origen en un encargo del párroco de la iglesia, Armand Puig", traductor de la Biblia interconfesional que publicó Enciclopedia Catalana con ilustraciones del propio Pastor.

Aquel proyecto, ha añadido Pastor, fue creciendo hasta convertirse en tres volúmenes y unas mil ilustraciones y de la iniciativa surgió "una amistad y complicidad" con Armand Puig de la que nació un segundo proyecto de menor envergadura: un vidrio grabado al ácido en el que Pastor utilizó tres de los símbolos bíblicos: el trigo, la vid y el olivo.

Las dos pinturas, de 2,5 por 2,6 metros, se instalarán antes de final de año en la capilla de la eucaristía de la basílica barcelonesa, una de las más antiguas de la ciudad.

El artista quiso representar dos visiones de la eucaristía, correspondientes al Antiguo y el Nuevo Testamento.

En la primera obra se representa la caída del maná para alimentar al pueblo de Israel durante su travesía de cuarenta años por el desierto, en una composición donde los personajes, casi sin rostro, se confunden con el paisaje.

"De este mito bíblico, lo que más me interesó es las dos características del maná, que cuando se ingiere tiene el gusto que tú quieres y que, aunque se puede comer a voluntad, no se puede almacenar para el día siguiente porque se pudre", ha precisado.

El segundo cuadro recrea el milagro de la multiplicación de los panes y los peces, en el que Jesucristo celebra un banquete, signo del Banquete Celestial, en respuesta a la ejecución de Juan Bautista ordenada por el tetrarca Herodes Antipas, que celebraría el asesinato con un festín opulento.

"Como ateo y persona que no cree en los milagros, interpreto el mito de los panes y los peces como una acción de solidaridad y fraternidad en la que una cesta de peces y panes se puede convertir en alimento para muchos", ha comentado Pastor, quien recurrió a la versión de San Juan, que siempre es más precisa y por ello se decantó por que "esos panes y peces salieran de la cesta de un niño".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha