eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Víctor García (Podemos): "Planteo un debate a tres con Pablo Iglesias y Echenique"

Víctor García es miembro de Podemos y el equipo que integra ha logrado el mayor respaldo en Plaza Podemos con su borrador de principios organizativos

García pide un debate donde reflejar las diferencias entre los distintos modelos: "Sería enriquecedor, pero no creo que se lo hayan planteado"

Plantea elementos como el sorteo en la designación de cargos internos e introducir un carné político por puntos

48 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Victor García, miembro de Podemos

Victor García, miembro de Podemos

  Víctor García (Barcelona, 1981) es una de las caras visibles del preborrador de principios organizativos que más apoyos ha recabado en Plaza Podemos: Profundización Democrática.

Concurrió a las primarias de Podemos para las europeas,  aunque sin demasiado éxito (quedó el 53º). Ahora, con un grupo de personas de varios territorios que tienen en común haber llegado a la política a través del 15M, propone un sistema de organización para Podemos netamente horizontal en el que destacan elementos de participación como el sorteo, el carné político por puntos o el sistema de Voto Único Transferible (VUT). Y pide un debate a tres con el equipo de Pablo Iglesias y el que encabeza el también eurodiputado Pablo Echenique para permitir que el proyecto salga de las redes, donde se ha hecho fuerte.

¿Con qué avales cuenta el documento?

Solo podemos poner un aval porque el reglamento así lo especifica. Así que hemos puesto el del Círculo de Barcelona, que es de donde yo soy y además es el más grande de los que conformamos la iniciativa. Pero nos constan otros avales, como el de Murcia, Sevilla Centro, Manacor...

Este lunes ha arrancado el proceso de enmiendas, ¿están en conversaciones con algún otro equipo para fusionar documentos?

Varios grupos que siguen nuestra línea se han puesto en contacto con nosotros. Gente que busca el empoderamiento de las bases. Con quien nos gustaría converger, y nos lo está pidiendo mucha gente, es con el documento de Daniel Ripa y Diego Pacheco. Tiene cosas bastante complementarias con el nuestro y es el más popular junto con el de Echenique. De hecho, el oficial ha quedado enterrado en Plaza Podemos, es impopular.

Pero esa herramienta tampoco es representativa de todo Podemos, ¿no?

Tiene una fauna propia. Es la gente de las redes. Lo que no sabemos es cuánto pesan las redes dentro de los afiliados. Creemos que llega a un 10% aproximadamente.

Menciona el  borrador de Echenique y el de Iglesias. Si los comparamos con el suyo, podríamos decir que se han presentado, a grandes rasgos, tres modelos distintos.

Yo plantearía un debate a tres: los de Echenique seguro que lo quieren, pero los de Pablo [Iglesias] no lo tengo tan claro [ríe]. Sería muy interesante para que la gente pudiera votar con más información. Y que el sistema de votación fuera uno más justo.

¿Qué sistema de votación está pensado para la Asamblea constituyente?

No lo han definido. Da la impresión de que elegirán el mayoritario. La reivindicación es que no hagan eso y que hubiera algún tipo de debate sobre los tres enfoques. Igual que en las elecciones o en un referéndum se exigen debates.

Durante la parte presencial de la Asamblea (18-19 de octubre) está previsto que se expongan en público los documentos, ¿no es suficiente?

No sabemos cómo lo plantearán si será simplemente una exposición o cómo. Además puede que lleguen muchos documentos. Ahora mismo hay decenas de propuestas. La visibilidad del grupo promotor es evidente frente al resto. Habida cuenta de que hay tres grandes enfoques, creo que se puede plantear un debate entre las tres vías. Sería enriquecedor, pero no creo que se lo hayan planteado. Ahí lo dejo.

Su equipo solo ha presentado borrador de principios organizativos, no de principios éticos ni políticos, ¿por qué lo han hecho?

La carga de trabajo que ha supuesto el de principios organizativos no ha permitido llegar a todo. Veremos lo que ya han creado otros. Por lo menos, los borradores se van a votar individualmente, no en bloque.

Su propuesta ha sido la más apoyada en Plaza Podemos. ¿Pensaban que sería tan popular?

Yo pensé que era un buen trabajo y que tendría una buena valoración, pero ha superado las expectativas. No pensaba que fuera a tener tanto éxito.

¿Cuál cree que es el motivo de este éxito?

Quisimos ser muy atrevidos en cuanto a planteamientos democráticos y de participación distribuida. Optamos por ser todo lo atrevidos que pudiéramos dentro de los límites que la propia comunidad podría llegar a aceptar con aspectos como la posibilidad de plantear iniciativas desde abajo con porcentajes de avales bajos, y damos posibilidades de proponer cosas muy amplias, con mucha libertad para las bases.

El proyecto arranca con un paquete de enmiendas al preborrador que había propuesto el equipo de Iglesias en un primer momento.

Fue entonces cuando el equipo comienza a armarse realmente. El paquete de enmiendas lo subo yo prácticamente solo, pero a partir de ahí otros compañeros comienzan a implicarse conmigo. La mayor parte del equipo se ha conformado vía Plaza Podemos. A parte de los dos o tres que yo ya conocía, en los comentarios la gente, además de felicitarnos, se ofrecía a colaborar. Ha sido un poco de generación espontánea.

Cuando el paquete de enmiendas se situó tan firmemente en primera posición del Reddit [Plaza Podemos] y tuvo tan buena acogida nos pusimos a darle para sacar adelante un borrador.

El equipo es multiterritorial, ¿cómo ha sido el proceso de redacción del borrador?

Pues a través de Skype y de Google Docs. Esto hace que la conversación no pueda ser de mucha gente, por eso el núcleo de redactores es pequeño. Lanzamos ese documento, que incluía las enmiendas iniciales y los cambios que íbamos añadiendo. Cuando teníamos dudas, dejábamos ese punto abierto con las posibles soluciones que se nos habían ocurrido y preguntábamos en el hilo de Reddit cuál preferían. El resultado final se lo pasamos a un maquetador y a un diseñador y luego lo volvimos a subir a Plaza Podemos.

En cuanto al contenido, ustedes proponen elegir a parte del Consejo Ciudadano de Podemos o a la Comisión de Garantías mediante sorteo. ¿Cuál es el motivo?

Hay personas que no son conocidas y no tienen factores de carisma ni dotes para ganarse al público. Esa gente tiene una desventaja para acceder a los órganos de dirección. Además, evita el enquistamiento de cúpulas y genera dinámicas que eliminan la rigidez en los partidos una vez que se definen los roles de los principales líderes, como vemos que pasa en el PSOE o el PP.

Con este método sale elegido un tipo de gente distinto, personas que no se presentarían a unas primarias pero sí a esto. Y que pueden ser igual de válidas o más. Eso enriquece el colectivo, sobre todo si está pensado para órganos colegiados. Nosotros no lo habíamos pensado así, pero desde pueblos y círculos pequeños nos han dado las gracias por plantearlo porque les permite tener opciones de entrar.

Por último, dota de mucha independencia, sobre todo en el caso de la Comisión de Garantías. Incluso con unas primarias al final acabas dependiendo de alguien que, por ejemplo, te promociona. El líder, que te menciona en Twitter o te ha puesto en los mítines, por ejemplo. Y siempre tienes esa atadura. De esta manera no tienes que centrarte en la reelección: solo en hacer un buen trabajo.

Otro elemento diferenciador es utilizar el Voto Único Transferible (VUT). ¿Por qué lo plantean?

Las listas cerradas tienen muy mala prensa pero tienen algo bueno: permiten un sistema proporcional con presencia de las minorías. Este sistema combina la proporcionalidad con la posibilidad de votar personas y permite que las corrientes minoritarias tengan representación.

Existe un debate interno sobre cuál va a ser el sistema de votación de los borradores. Hay mucha gente que está pidiendo que no sea un sistema mayoritario, porque podría imponerse un borrador que no tenga la mayoría absoluta, sino un 20% o un 30%. Esto lo vemos con el PP: provoca mucho rechazo pero moviliza a un grupo muy cohesionado de gente. Ganar, gana, pero hay que ver con qué rechazo.

También llama mucho la atención el carné político por puntos, ¿en qué consiste?

La idea no es mía, es de otra persona y trata de recoger la experiencia del carné de conducir por puntos, que se hace para penalizar las reincidencias en las faltas leves. Si tienes puntos, cada una de esas pequeñas faltas van restándolo... Es como las tarjetas amarillas en el fútbol: graduar entre las faltas leves y las muy graves.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha