eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Zapatero: "Saben que soy optimista. Alfredo, no es útil ser otra cosa"

El expresidente presenta su libro arropado por los ministros de sus dos legislaturas, con la ausencia de Solbes

- PUBLICIDAD -

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha reivindicado este jueves su filosofía optimista y ha aconsejado a los compañeros que le han acompañado en la presentación de su libro, entre quienes se encontraba el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, que ésta es la actitud más "útil".

Zapatero ha terminado la presentación de su obra 'El Dilema. 600 días de vértigo' parafraseando al exprimer ministro británico Winston Churchill: "Saben que soy optimista, no parece muy útil ser otra cosa", ha apuntado, con una sonrisa, y provocando algunas risas entre el auditorio, entre el que se encontraban prácticamente todos los ministros que le acompañaron en sus dos legislaturas.

"Espero que todos los que estáis aquí, todos los compañeros y amigos, estéis también en esta actitud. No parece muy útil ser otra cosa. Alfredo, no es útil otra cosa", ha recalcado, para después insistir en que hay muchos motivos para confiar en España y sus posibilidades.

En su presentación, en la que ha participado el exprimer ministro británico Tony Blair, ha explicado además que su sucesor al frente del PSOE fue "de los primeros" en leer su libro, en el que repasa sus últimos meses en el Gobierno, después de que en mayo de 2010 diera un giro a sus políticas y aprobara duros recortes con los que dejaba atrás algunos de sus compromisos.

Zapatero ha señalado además que Rubalcaba aparece en dos momentos de esta obra, uno en un momento de tensión y el otro, de "emoción". El primero, ha recordado, se refiere a la aprobación de la reforma constitucional en agosto de 2011 para incluir en la Carta Magna la "regla de oro" de la estabilidad fiscal, una medida "difícil" para quien poco después se afrontaba a la "responsabilidad electoral" de las siguientes elecciones generales.

Sin embargo, ha recalcado, Rubalcaba "primó el sentido de la responsabilidad y el sentido de país" que él le había trasladado que exigía esa reforma, que se aprobó "por encima del interés inmediato" que eran las elecciones. Zapatero ha querido compartir con el auditorio este "testimonio que define lo que es un liderazgo", que muestra "la escuela en la que se forjan los liderazgos del PSOE".

Pero además, ha recordado el 20 de octubre de 2011, la fecha más marcada que tiene, cuando ETA anunció el fin de la violencia, un momento que supone "un vínculo inexplicable, muy difícil de transmitir" con Rubalcaba, que fue su ministro del Interior hasta que anunció su candidatura a La Moncloa.

Zapatero ha hecho hincapié en que "muchas personas han hecho mucho" también la sociedad española en su conjunto, para ver el fin de ETA, pero ha destacado la labor de Rubalcaba. "Puedo asegurar que todos le tenemos que reconocer y agradecer esa trascendental tarea política -ha abundado--. Soy el mejor testigo de esa responsabilidad tan decisiva. Gracias, Alfredo, por estar aquí y por estas cosas tan decisivas".

Además, ha extendido esta "gratitud" a los "muchos ministros y ministras" que han acudido este jueves al Círculo de Bellas Artes. En particular, lo ha personalizado en sus dos vicepresidentas, María Teresa Fernández de la Vega y Elena Salgado, a quienes ha agradecido su "lealtad y entrega al servicio público y al interés público".

También ha estado el que fuera su vicepresidente de Política Territorial, Manuel Chaves, pero no su vicepresidente económico en la primera legislatura, Pedro Solbes, que recientemente se ha desmarcado de Zapatero, en un libro en el que revela que le entregó un informe avisándole de la crisis pero que el expresidente no le hizo caso. Chaves ha apuntado, al ser preguntado por esta ausencia, que Solbes "estará ocupado en otras cosas" y por eso no ha asistido.

Tampoco han acudido sus exministras Carme Chacón, Leire Pajín y Bibiana Aído, actualmente con compromisos profesionales en Estados Unidos. Pero, al margen de estas ausencias, ha habido casi pleno de sus dos legislaturas. Han estado José Bono, José Blanco, Jordi Sevilla, Ángel Gabilondo, Beatriz Corredor, Trinidad Jiménez, Rosa Aguilar, Jesús Caldera, Ramón Jáuregui, Valeriano Gómez, Miguel Sebastián.

Entre los presentes también estaban el exsecretario de Estado para el Deporte y actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid, Jaime Lissavetzky, el exsecretario de Estado de Comunicación, Jesús Moraleda, el portavoz del PSOE en el Senado, Marcelino Iglesias, y el secretario general del Grupo Socialista en el Congreso de los Diputados, Eduardo Madina.

También ha estado presente el secretario general del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, que ayer mismo renunció a su escaño en el Senado al no compartir el acuerdo alcanzado para la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha