eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La acidificación de los océanos puede aumentar un 170 por ciento este siglo

- PUBLICIDAD -
La acidificación de los océanos puede aumentar un 170 por ciento este siglo

La acidificación de los océanos puede aumentar un 170 por ciento este siglo

La acidificación de las aguas puede incrementarse en un 170 % este siglo y provocar "significantes pérdidas económicas", con un cambio además en el ecosistema y la biodiversidad marina, según un estudio de más de 500 expertos que se expondrá en Varsovia, en la Conferencia contra el Cambio Climático.

El informe, al que ha tenido acceso EFE y que no especifica la cuantía de las pérdidas económicas, asegura que el coral y los moluscos pueden verse gravemente amenazados por la acidificación, que se produce a medida que el CO2 emitido por la actividad humana -originada fundamentalmente por la quema de combustibles fósiles- es absorbido por los océanos.

"Se puede decir con gran seguridad que la acidificación de los océanos manda un claro mensaje. Hay que estar preparados para unas importantes pérdidas económicas y del ecosistema", ha recalcado el biólogo Ulf Riebesell, uno de los autores del citado informe, resultado del "Tercer Simposio sobre el océano en un mundo con altos niveles de CO2", que se celebró en 2012 en California.

De esta reunión, que acogió a más de 540 expertos de 37 países el pasado año, nació este informe con 21 puntos que informan sobre las consecuencias de la acidificación de los océanos.

"La reducción de emisiones de CO2 puede proteger el ecosistema de los corales y otros organismos" pero también hay que tener en cuenta que los océanos son sensibles a otros fenómenos como la falta de oxigenación, la polución y la sobrepesca", ha agregado Wendy Broadgate, directora del programa Geosfera-Biosfera Internacional.

Reducir estos factores e introducir más áreas protegidas, frenaría la acidificación, según esta experta.

En este fenómeno están implicadas las emisiones de dióxido de carbono del ser humano que acaban en los océanos y su reducción ralentizaría el progreso de la acidificación, que está en constante avance, apunta el estudio.

Si siguen las emisiones, los corales constituidos a lo largo de siglos podrían verse reemplazados y los moluscos serían una de las especies más amenazadas y que más sufriría la acidificación, advierte el texto.

También los expertos subrayan que este fenómeno podría tener consecuencias en el comportamiento de los peces así como modificar su fisonomía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha