Focos

Los suizos se aprestan a refrendar la reforma que endurece la ley de asilo

- PUBLICIDAD -
Los suizos se aprestan a refrendar la reforma que endurece la ley de asilo

Los suizos se aprestan a refrendar la reforma que endurece la ley de asilo

Suiza refrendará mañana con toda probabilidad en referéndum el endurecimiento de la ley de asilo, que obstaculiza el procedimiento de solicitud y obtención del estatuto de refugiado.

El pasado septiembre el Consejo Federal (gobierno) endureció la ley de asilo, una reforma que fue posteriormente aprobada por el Parlamento el 28 de ese mes y entró en vigor al día siguiente.

Al considerar que esta ley es injusta e inhumana, el partido de los Verdes y varias ONG convocaron este referéndum para anular dicha modificación.

No obstante, todos los sondeos indican que la iniciativa será rechazada ampliamente -más de un 57 % de los ciudadanos votarán en contra- tal y como ha sucedido en los últimos 30 años cada vez que se ha presentado alguna moción para restringir el acceso de los extranjeros al país.

La reforma permite la posibilidad de que el Gobierno acelere los trámites y reduzca el tiempo de recurso de 30 a 10 días y niega la posibilidad de que el rechazo a ejercer el servicio militar sirva como excusa para solicitar asilo, pero sobre todo modifica lo que hasta ahora era una excepción suiza en Europa: el poder presentar una solicitud en las embajadas en el Exterior.

Además, la modificación establece la creación de centros de acogida especiales para aquellos solicitantes de asilo que presenten un comportamiento "no adecuado".

La reforma cuenta con el apoyo del Consejo Federal y de todos los partidos de derechas, que rechazan abiertamente el objetivo del referéndum de anularla, que sólo cuenta con el apoyo de los verdes y del Partido Socialista.

Éstos argumentan que el hecho de suprimir el trámite en las embajadas obligará a muchos solicitantes a acudir a la inmigración ilegal y al pago de "coyotes" para alcanzar las fronteras suizas, marginándolos aún más.

El apoyo a la reforma y consiguiente rechazo al referéndum no sorprende, dado que en los últimos años los suizos han votado a favor de todas las iniciativas que han endurecido el acceso de los extranjeros al país, y de todas aquellas que han facilitado los trámites para su expulsión.

Por otra parte, los helvéticos decidirán y probablemente también rechazarán mañana una iniciativa que busca que los siete miembros del Consejo Federal, ahora elegidos por el Parlamento y representando casi completamente todo el arco político, sean escogidos por la población cada cuatro años por sufragio directo.

La propuesta es de la UDC, el partido ultraderechista y mayoritario en el Parlamento, que ve cómo el apoyo que obtiene en las urnas no se traduce en el número de puestos que obtiene en el gobierno colegiado.

La UDC argumenta que la reforma permitirá subsanar el "déficit democrático" de un país que ejerce la democracia directa con sorprendente y efectiva asiduidad.

Los detractores de la iniciativa alegan que la reforma desestabilizaría las instituciones, y que además llevaría a la Confederación Helvética a un sistema como el estadounidense, donde aquellos que tienen más recursos financieros alcanzan el poder gracias a una mayor inversión en la campaña electoral.

No obstante, el esfuerzo de la UDC será en vano, porque según todos los sondeos la iniciativa será rechazada por más del 66 por ciento de los electores, que ya están contentos con un sistema que hace farragosa y poco ágil la toma de decisiones, pero que permite que todas las políticas aplicadas cuenten con un amplio consenso.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha