eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Análisis

Los diez trucos de la comparecencia de Monago

La comparecencia del presidente extremeño está cargada de imprecisiones y trucos estratégicos para ofrecer imagen de víctima sin aclarar documentalmente muchas de sus afirmaciones

60 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Monago lamenta que Susana Díaz le pida la dimisión a él y no "a dos señores que están en la antesala del Supremo"

José Antonio Monago, presidente de Extremadura.

Truco número 1: no distribuye a la prensa la documentación de sus viajes

El presidente extremeño ha basado su aparición pública en los documentos que le ha facilitado el Senado (viajes pagados con fondos públicos) y los que le ha entregado su banco (viajes supuestamente sufragados con su dinero). Monago ha ofrecido esa documentación a la prensa pero sólo para echarle un vistazo. Su equipo se niega a distribuir esa documentación para su publicación.

Truco número 2: no da detalles sobre las fechas

Para saber si los viajes de Monago tenían por objeto su trabajo como senador, es necesario conocer las fechas exactas de dichos viajes. El presidente extremeño se niega a difundir esa información precisa con la excusa de que son datos que utilizará para defenderse de la denuncia que ha interpuesto contra él el Partido Regionalista.

Truco número 3: juega al despiste con los números

Monago, en su comparecencia, ha utilizado dos unidades de medida distintas para explicar sus desplazamientos. Cuando habló de los billetes que pagó el Senado, los ha presentado como "viajes". Obviamente, un viaje incluye al menos dos vuelos: uno de ida y otro de vuelta, y de esa forma los 16 viajes que confiesa Monago se transforman en al menos 32 vuelos (o más, si alguno de los vuelos no fue directo). 

Sin embargo, cuando Monago explica los billetes de avión que ha pagado de su bolsillo, los presenta como "vuelos". Dice que son 22 y que figuran en sus extractos bancarios, pero en esa documentación no aparece ni el destino ni tampoco quién fue la persona que voló con ese billete. Además, no todos esos 22 "vuelos" fueron a Canarias.

Truco número 4: mezcla destinos

Cuando el presidente extremeño se refiere a los viajes pagados de su bolsillo, incluye en la lista vuelos que no eran a Canarias. Con este truco, además del anterior, el político extremeño consigue poner la balanza a su favor. Esta trampa y el cambio de unidad de medida entre "viaje" y "vuelo" permiten a Monago dar la impresión de que pagó más billetes de avión de su bolsillo a Tenerife de los que cargó el Senado. Sin embargo, es justo al contrario.

Truco número 5: se inventa una acreditación laboral para justificar los vuelos

Según el presidente extremeño, el letrado mayor del Senado acredita que los viajes de Monago a Canarias pagados con fondos públicos estaban justificados. No es labor del letrado mayor confirmar tal cosa y además Monago tampoco ha distribuido entre la prensa esa supuesta acreditación. Ningún senador rinde cuentas ante ese alto funcionario sobre el objeto de sus viajes. Lo único que éste puede certificar es que el Senado ha pagado los viajes.

Truco número 6: da por hecho que el Senado debe pagar su trabajo para el PP

Durante su comparecencia, Monago ha insistido en que su trabajo con el PP canario ha sido constante durante las fechas en las que el Senado le estaba pagando billetes de avión. ¿Debe pagar el Senado los desplazamientos de los senadores para sus actos de partido? Nada en el reglamento de la Cámara Alta indica que deba ser así.

Truco número 7: tiene un interés parcial por Canarias

El presidente extremeño afirmó durante toda la rueda de prensa que como senador y como cargo del PP trabajó intensamente sobre los temas del archipiélago. Pero a Monago sólo le interesaba una parte de Canarias: Tenerife. El político extremeño ha reconocido que no pisó el resto de las islas en sus constantes desplazamientos.

Truco número 8: mezcla aviones con parabólicas

La comparecencia de Monago ha sido un homenaje a sí mismo en el que se ha dibujado como un ejemplo de transparencia, austeridad y honradez. Durante su intervención ha mezclado referencias a asuntos que nada tienen que ver con la polémica en torno a sus viajes a Canarias. Como muestra, la frase en la que asegura que no posee antena parabólica en su casa. ¿Tenía este escándalo alguna relación con las antenas parabólicas?

Truco número 9: promovió el rumor de una dimisión para garantizarse más público

Durante la noche del jueves se extendió el rumor de una dimisión de Monago. A la pregunta directa de esta redacción sobre si Monago iba a dimitir en la comparecencia de este viernes, sus portavoces oficiales respondieron con un "no te lo puedo confirmar". La estrategia pasaba por crear tensión y aumentar el público objetivo interesado en su comparecencia. Meta conseguida.

Truco número 10: ¿por qué no usar una crisis para lanzar una campaña electoral?

Contra todo pronóstico, el presidente extremeño ha decidido entrar en campaña electoral aprovechando el escándalo. Monago se ha vendido a sí mismo como la víctima de una conspiración inspirada por los que envidian los buenos datos económicos de Extremadura. Mientras todos esperaban explicaciones sobre sus viajes, Monago ha conseguido un inesperado prime time matinal para hacer balance de su gestión y vender sus éxitos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha