eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Afectados por talidomida buscan en Bruselas ayuda que dicen falta en España

- PUBLICIDAD -

Un grupo de 23 españoles víctimas de los efectos de la talidomida se reunieron hoy con eurodiputados para intentar conseguir el apoyo que, a su juicio, no reciben en España, pues se sienten "desamparados, pisoteados y machacados" cuando comparan su situación con la de víctimas de otros países europeos.

En Alemania, "los afectados cobran 7.000 euros al mes mientras en España cobramos cero", explicó a Efe el presidente de la Asociación de Víctimas de la Talidomida en España (AVITE), José Riquelme, tras reunirse con sus compañeros y con un reducido grupo de eurodiputados en el Parlamento Europeo.

"Hemos echado en falta a muchísimos eurodiputados hoy", lamentó Riquelme en referencia a la reunión organizada por Pablo Echenique (Podemos), a la que sólo han asistido representantes de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL).

Según datos distribuidos por la AVITE, en Alemania, Italia, el Reino Unido, Suecia e Irlanda se han establecido pensiones vitalicias para los afectados en diferentes grados que van de la mínima de 612 euros mensuales en el caso alemán a una máxima en ese mismo país de 6.912 euros para los que están en situación más grave.

En Italia, las pensiones van de 2.228 euros a 3.819, mientras que los afectados británicos reciben entre 1.603 y 3.501 euros, los suecos entre 975 y 1.850 euros y los irlandeses entre 989 a 2.224 euros, según su gravedad.

En una rueda de prensa posterior, Echenique criticó que "las leyes no están hechas para proteger a los débiles, sino a las multinacionales" y aseguró que la discapacidad "es el primer paso en el camino que conduce al desempleo, al ostracismo y a la miseria".

Este drama afecta sobre todo a países como España, donde "los servicios sociales están en pleno proceso de desmantelamiento", según el eurodiputado.

También la eurodiputada Lola Sánchez (Podemos) mostró su "indignación y rabia" ante "la impunidad de las grandes corporaciones" y el desamparo de las víctimas.

"España es el único país del mundo en el que no se ha reconocido a los afectados", protestó Riquelme en la reunión con los eurodiputados, poco antes de que el vicepresidente de la AVITE, Rafael Baterrechea, afirmase que "es un poco triste tener que venir fuera de casa a lavar los trapos sucios".

Preguntado por el día a día de una víctima de la toma de talidomida, Riquelme dijo a Efe que cualquier actividad normal como lavarse los dientes, ir al baño, ponerse unas lentillas o abrazar a un hijo es misión imposible para una persona que no tiene manos, brazos o piernas como consecuencia de este fármaco.

La talidomida, un medicamento recetado a embarazadas que provocó graves malformaciones en el feto, fue patentada por el laboratorio alemán Grünenthal, salió al mercado en 1957 y fue retirado en 1961.

En el mundo nacieron más de 20.000 víctimas mutiladas, de los que unos 5.000 murieron siendo bebés por la gravedad de las secuelas internas padecidas.

La AVITE estima que en España nacieron entre 1.500 y 3.000 niños afectados, muchos de los cuales fallecieron, aunque admite que nunca se sabrá la cifra exacta porque "ningún Gobierno se ha preocupado de hacer un censo real".

El pasado 22 de octubre, la Audiencia de Madrid canceló las indemnizaciones a los afectados, que habían reclamado 204 millones de euros por las malformaciones que les causó este fármaco, al considerar que la demanda contra la farmacéutica se presentó fuera de plazo.

"Otros países no dan crédito a lo que está pasando aquí", se quejó Riquelme, quien también manifestó su deseo de que las víctimas vean cumplidos sus derechos "cuanto antes mejor, porque la gente se está quedando en el camino".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha