eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La Comunidad de Madrid pretende que todos los universitarios puedan opositar a maestro

Ignacio González ha anunciado que planteará esta propuesta al Ministerio de Educación para lograr una "educación de mejor calidad"

De aprobarse la medida, cualquier persona con formación universitaria podrá concurrir a las oposiciones de maestros

En un convenio firmado por todas las universidades madrileñas, excepto la Complutense, se recoge la implantación de una prueba que deberán superar todos los aspirantes a estudiar Magisterio

- PUBLICIDAD -
Ignacio González avisa a Rajoy: espera que los candidatos para 2015 no se dilaten tanto como en las europeas

Ignacio González quiere que todos los universitarios puedan ser maestros. \ Efe

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha avanzado este martes que van a plantear al Ministerio de Educación que considere la necesidad de ampliar el acceso a las pruebas de maestro a titulados universitarios que no hayan recibido formación de Magisterio, de manera que puedan ejercer como tales.

Se trata de una de las medidas que González quiere aplicar en el ámbito educativo para mejorar la calidad de los maestros, un objetivo que le ha llevado a reunirse hoy con los rectores de todas las universidades públicas y privadas de la región, salvo con el de la Universidad Complutense, que espera que se sume a este acuerdo en un futuro.

De esta manera, ha explicado que, por ejemplo, filólogos o historiadores podrán ejercer de profesores tras superar una prueba. Y es que, ha considerado que se está "perdiendo capital humano de formación extraordinaria", algo que es "fundamental" para tener los mejores maestros.

En su intervención, González ha explicado que este convenio busca lograr "una educación de mejor calidad" y que los maestros sean "cada día mejores". Para ello, quieren mejorar los planes de estudio e introducir unas pruebas de selección que "permitan garantizar que los maestros tienen los conocimientos suficientes".

De hecho, González ha avanzado que van a exigir al Ministerio "la necesidad de que colabore" con la Comunidad en mejorar los planes de estudios y los criterios de acceso a la función pública mediante pruebas selectivas de nivel nacional.

Otra de las medidas, pasa por el trabajo con las universidades en la posibilidad de ofrecer una doble titulación, de manera que los maestros puedan hacer otra carrera como filología o historia.

Nuevas exigencias: una nota mínima en selectividad

En el convenio también se recoge la exigencia de aprobar Lengua en Selectividad o superar la PAU -Prueba de acceso a la universidad-, con una nota de 9 sobre 14 para poder acceder a los estudios del Grado de Magisterio en Primaria desde el próximo curso. La Comunidad de Madrid también incluye en el citado convenio una dotación de 1,5 millones de euros para las universidades de la región que imparten Magisterio como incentivo para proyectos en la mejora de la formación de los maestros.

El convenio ha sido firmado por el presidente regional y los rectores de la Universidad Autónoma de Madrid, Universidad de Alcalá de Henares, Universidad Rey Juan Carlos, Universidad Pontificia de Comillas (ICAIICADE), Universidad San Pablo-CEU, Universidad Alfonso X el Sabio, Universidad Antonio de Nebrija, Universidad Europea de Madrid, Universidad Francisco de Vitoria, Universidad Camilo José Cela y la Universidad a Distancia de Madrid.

Sólo la Universidad Complutense, entre todas las universidades públicas madrileñas que imparten Magisterio, se ha descolgado de la firma de este convenio para la excelencia educativa por decisión propia. A este respecto, ha dicho que hay que preguntarle al rector de la UCM, José Carrillo, las razones de su ausencia, y ha esperado que no sean otras más que problemas de agenda, ya que está seguro de que comparte con los presentes en la Puerta del Sol la necesidad de la mejora educativa.

Por su parte, el rector de la Universidad Camilo José Cela, Eduardo Nolla, ha afirmado que es un día "importante" porque se han puesto de acuerdo las universidades públicas, privadas y la administración para mejorar la educación. De hecho, ha dicho que, al margen del origen de la financiación (pública o privada), comparten un mismo fin, que es "formar a los mejores de la mejor manera posible".

Por su parte, el presidente de la CRUMA y rector de la Universidad Autónoma, José María Sanz, ha destacado que el objetivo claro es mejorar la formación de maestros en la región, pero ha apuntado que "el objetivo debe ser nacional". "Y esperamos que este paso sirva de ejemplo a otras comunidades", ha remarcado.

Una prueba específica para los futuros maestros

El nuevo texto se marca como objetivo ahondar en la excelencia educativa de la Comunidad de Madrid a través de la formación de los futuros maestros. El convenio suscrito tras seis meses de trabajo conjunto aumentará el nivel de los estudiantes que accedan al Grado de Magisterio en las universidades madrileñas, coordinará la mejora de los contenidos de sus planes de estudio y consolidará la calidad de las pruebas de acceso a la función pública de maestro.

El convenio recoge la próxima implantación de una prueba específica conjunta que deberán superar todos los aspirantes a estudiar Magisterio en las universidades madrileñas. Esta prueba, que garantizará los principios de igualdad, mérito y capacidad, tendrá como objetivo valorar los conocimientos y las competencias que se consideren imprescindibles para tener éxito en la formación del plan de estudios.

Hasta su implantación se considerará aprobada logrando en Selectividad una nota mínima de 5 en Lengua o superar la PAU (Prueba de Acceso a la Universidad) con una nota final de 9 (sobre 14). Los estudiantes que quieran acceder por vías distintas a la PAU deberán acreditar una nota de admisión igual o superior a un 6.

En el convenio sellado hoy las universidades públicas y privadas de la región también apuestan por la implantación de titulaciones dobles en el Grado de Magisterio e impulsar la creación del Grado Bilingüe de Maestro en Educación Primaria.

Esta modificación se produce coincidiendo con el décimo aniversario del Programa Bilingüe de la Comunidad de Madrid. El próximo curso el bilingüismo en inglés estará extendido en 335 colegios públicos, 96 institutos y 161 colegios concertados. Además, las universidades se comprometen a potenciar en los planes de estudio el conocimiento de aquellas materias que permiten un mejor desempeño de la profesión de maestro, como Lengua o Matemáticas.

La Comunidad de Madrid establecerá además convenios sobre el practicum –prácticas– del Grado de Maestro en Educación Infantil y Primaria en centros públicos madrileños con las universidades firmantes del acuerdo. Estos convenios exigirán a los estudiantes de Magisterio superar la prueba específica de acceso una vez implantada para poder realizar el practicum en los colegios públicos de la región. Hasta su implantación se exigirá haber aprobado Lengua en Selectividad o logrado una nota de 9 en la PAU.

En el curso 2012/13 un total de 8.781 estudiantes cursaban el grado de Magisterio en Educación primaria en el conjunto de las universidades madrileñas. De ellos 4.652 estaban matriculados en universidades públicas y 4.129 en universidades privadas y centros adscritos.

El 72% de los opositores suspendió la primera prueba en 2013

El acuerdo suscrito por el Gobierno regional y las universidades llega tras los últimos resultados cosechados en las oposiciones de maestro en la Comunidad de Madrid. En la de 2013 el 72,4 por ciento de los opositores suspendió la primera prueba de conocimientos generales. En la anterior, en 2011, cerca del 90 por ciento no logró aprobar el mismo examen sobre las materias que tendrían que impartir a los alumnos en los colegios públicos madrileños.



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha